El Nuevo humanismo twitero por Rocio Cordoba

¬ŅNo sienten que cada vez el tiempo pasa m√°s r√°pido? De repente, lo que parec√≠a tardar siglos en transcurrir, ahora parece que pasa en un instante. Los a√Īos comienzan a volar. Tal experiencia me mueve a escribir esta columna, lo mismo que a realizar otras acciones que considero creativas. Es un efecto de twitter. La vivencia que esta red social me ha generado es lo que me ha servido mucho para reconsiderar el valor del tiempo y el sentido de la vida humana, lo que uno es y debe de ser en el flujo del tiempo. Yo quiero confeccionar estas reflexiones. Los pensamientos que twitter me invita a rememorar justo de esta manera, y que espero les parezcan en verdad interesantes.

Todav√≠a no s√© bien a bien c√≥mo ni cu√°ndo fue con exactitud; pero un d√≠a, durante la segunda mitad del a√Īo pasado, yo ya estaba tratando en twitter con un interesante y divertido grupo de amigos followers. No s√≥lo los segu√≠a y me segu√≠an, sino que tambi√©n comenzamos a establecer mayor amistad y con ello brot√≥ la curiosidad por conocernos en persona.

Una vivencia muy especial de twitter es la forma en que se establece el inter√©s y la curiosidad por conocernos en la realidad, m√°s all√° de la relaci√≥n persona ‚?? computadora ‚?? persona‚?¶ La buena intenci√≥n humana de querer desviar la frialdad de la m√°quina inteligente y querer encarar la presencia real de los otros, encontrarles m√°s all√° del nick y el avatar. Buscar a la persona que consideramos real y aut√©ntica, la que cuenta con un cuerpo de carne y hueso, un acta de nacimiento y una vida personal diferente de la que nos comunican sus twits.

De tal forma comí en algunos restaurantes con varias personalidades twiteras. Fueron momentos divertidos, interesantes, iluminadores; así entendí que la amistad twitera permitía de inmediato un mayor grado de confianza en el trato, lo mismo fue encontrar nuevas afinidades entre nosotros, algo más difícil de percibir sólo a través de los twits.

Un ejemplo de esta gran afinidad la encontré con el Maestro Mendiola, a quien conocí por medio de un amigo twitero mutuo:Hiram Martinez.

Seg√ļn me cuenta el Maestro, en un viernes de #cuate #ff, Hiram le coment√≥ que deber√≠a seguirme en su l√≠nea-de-tiempo; no s√© con exactitud porqu√© raz√≥n, pero el caso es que el Maestro Mendiola, creo yo que, m√°s por amabilidad que por otra cosa, empez√≥ a seguirme como @eseMendiola.

Confieso que, cuando vi su avatar, me recordó al Sabio Merlín, y de inmediato despertó mi curiosidad.

√?l se present√≥ conmigo muy amablemente, como lo suele hacer todos los d√≠as con todo el mundo. Si debo ser sincera, yo no sab√≠a que estaba tratando con el Gran Personaje que ahora s√© que es, s√≥lo me parec√≠a un twitero ¬®curioso¬®, ya que su avatar lo muestra con pelo largo y barba muy crecida, junto a una extra√Īa figura que ahora s√© que es de procedencia prehisp√°nica; luego, el contenido de sus tweets, siempre cargado de palabras poco usuales y armado con figuras ret√≥ricas rebuscadas, por no decir que ultrabarrocas. Todo en ese ser exc√©ntrico me parec√≠a algo, ya dije, ‚??curioso‚?Ě, pues me llevaba a rememorar la figura paterna, ya que mi padre tambi√©n usaba barba larga y canosa.

En una de nuestras primeras pl√°ticas en twitter, lo que √©l llama intertwitear, me enter√© de que √©l daba clases de cocina en una escuela de gastronom√≠a; a m√≠ siempre me ha gustado la alta cocina, y de inmediato le pregunt√© si me podr√≠a dar clases‚?¶ No me contest√≥ de inmediato, ahora s√© por qu√©‚?¶ Dice que le di√≥ miedo mi avatar, me lo confes√≥ despu√©s, ya cuando entablamos una amistad m√°s profunda‚?¶ Crey√≥ que no podr√≠amos congeniar con facilidad, nada m√°s por la imagen que le transmiti√≥ mi avatar, justo la √ļnica foto donde me siento m√°s como yo creo ser, todo lo contrario de lo que √©l imaginaba.

Aunque, bueno, luego esa reacción suya me ha hecho pensar más en lo que transmite esa foto mía. Despues de todo, me dijo que él fue el primero en pensar y comentar que yo, en esa foto con collar de perlas, tenía cara de ¨Marquesa¨. ¡Todo por mi avatar! Después de pensarlo varias veces, me pidió que le llamara el jueves siguiente por teléfono para ponernos de acuerdo sobre las clases de cocina.

Como todos ustedes amigos twitteros saben, un d√≠a, por fin, lo visit√© en su casa‚?¶ Ahora somos entra√Īables amigos y enemigos y me ha ense√Īado de todo menos cocina jajaja!

Ya m√°s en serio, @eseMendiola ha sido‚?¶ ¬Ņc√≥mo lo explico‚?¶? La confianza que necesitaba, el valor que me faltaba, la explicaci√≥n que no ten√≠a, por mencionar algunas cosas. Don Salvador desde un principio me dijo que, a su entender, mi personalidad generaba un Nuevo Humanismo. Si he de ser franca, no le entend√≠a nada, no sab√≠a bien a bien qu√© significaba eso; pens√© que nada m√°s era esa forma tan suya de hablar como poeta o un nuevo piropo m√°s ‚??elevado‚?Ě de escritor, qu√© se yo‚?¶ Me llev√≥ tiempo entender lo que significaba ese Nuevo Humanismo y el por qu√© me lo dec√≠a y por qu√© era TAN importante y que deb√≠a exponerlo por escrito. Tal como ahora aqu√≠ hago, cargada del poder que me ha otorgado twitter y la confianza que me tiene el Maestro Mendiola.

Cuando mi Maestro me propuso escribir, no me re√≠ por respeto a √©l. Jajaja, pens√©‚?¶ ¬°Yo escribiendo! ¬°S√≠ c√≥mo no! Ma√Īana empiezo un libro. Claro, f√°cil, ¬°uy, s√≠! Pens√©‚?¶ Como a √©l se le da f√°cil, as√≠ se le hace de f√°cil que cualquiera lo haga; eso fue lo primero que me vino a la mente.
Confieso que mi hijo Ricky ya me hab√≠a propuesto hace tiempo que escribiera. Y la verdad que no me disgustaba la idea. Pero‚?¶ ¬Ņc√≥mo hacerlo? ¬ŅEn d√≥nde? ¬ŅQu√© decir? ¬ŅPara qui√©n? ¬ŅPor d√≥nde empezar‚?¶?

Me invadi√≥ el miedo, la desconfianza, la falta de valor‚?¶ Esa vez, las herramientas de la escritura mi hijo no me las pudo transmitir, debido a su juventud. Pero √©l s√≠ me expres√≥ el deseo de que yo escribiera cosas como √©stas, el deseo de que yo encontrase un modo de comunicaci√≥n de mi esp√≠ritu a trav√©s de la escritura‚?¶
¬°Y adivinen qui√©n me las proporcion√≥‚?¶!

¬°Y todo porque mi Maestro Don Salvador Mendiola quer√≠a que yo transmitiera mi Gran Humanismo Twitero fuera de twitter‚?¶!

Pero MA (‚??Maestro Amigo‚?Ě), como le digo de cari√Īo, es ambicioso, me pide cada vez m√°s, no se conforma, dice que tengo mucho que transmitir que no me quede en letras‚?¶ que lo grite, que lo suba de nivel, que lo lleve al plano personal, viajando, dice, por toda la Rep√ļblica, si es necesario; dice que hagamos Cumbres Twiteras por todo el pa√≠s, para expresar, como en nuevas misiones culturales, el humanismo que mi Maestro afirma que habita en mi alma y en mi conciencia, este modo de ser con que me expreso.

Porque me interesa comunicar lo que soy más allá de lo que un avatar y un nick dejan entrever; mi ser personal iluminado por twitter y puesto en acción creativa por MA. Mi nuevo ser, al poder expresarme tal como necesito para conseguir trascender en esta vida siempre breve y frágil.

As√≠ es como llegamos al punto en que mi Maestro Amigo Mendiola me propone que le aporte ese estilo de nuevo humanismo a una gran comida de gente twitera. Me pidi√≥ que, con organizar un evento as√≠ de sencillo como una comida casera, pusiera en juego toda mi imaginaci√≥n creativa, a fin de volver tal evento un hecho √ļnico e irrepetible, tanto por los personajes que all√≠ se reunir√≠an como por el ambiente de gran camarader√≠a que se producir√≠a, dijo, gracias al trato twitero previo. Y de tal modo es como comenc√© a planear, junto con mi Maestro Mendiola y la Chorcha Chillys Willys, la comida mexicana que tuvo lugar en mi casa el s√°bado 13 de febrero, un evento al que Mendiola propuso llamar la Gran Cumbre Twitera @Rociotero, tema de la siguiente entrega de esta columna que escribo para ustedes desde mi nueva personalidad creativa de JO AHAW.

2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *