Una vez mas? por William Parker

De nueva cuenta la delincuencia ha hecho blanco en la clase política de nuestro país.

Primero fue Diego Fernández de Ceballos, de quien hasta ahora no se sabe públicamente si ya esta con su familia o aun continua rehén de sus secuestradores, hoy 28/06/10 el aspirante a la Gobernatura de Tamaulipas es asesinado junto con su comitiva.

Seguramente se alzaran voces diciendo que ahora si estamos como Colombia a mediados de los años 80, lo cual continúa siendo un tanto falso pues el problema de narcotráfico e inseguridad lo tenemos desde entonces, la única diferencia es que la clase política no había sido trastocada.

Desde mi percepción este ultimo hecho lleva dos mensajes, en el cual les dicen a los políticos que no son intocables, otro que quienes tienen el control del estado no es el gobierno estatal, si no delincuentes.

Ahora bien si una de las cosas que se busca con este artero y traicionero acto es el ahuyentar a los votantes de las urnas, es cuando debemos demostrar que no nos dejaremos amedrentar por un puñado de personas que intentan cambiar el rumbo de nuestras vidas.

Tal ves sea este el momento de, cómo dicen los mismos políticos, de que cierren filas y se pongan a trabajar como un frente común para hacer de nuestro país un mejor lugar.

Puesto que históricamente han sido ellos, con sus egocentrismos y su sed de poder los que han llevado a que nuestro país este extremo, a una violencia fuera de control y una falta de credibilidad en cualquier autoridad.

Es momento de dar el siguiente paso para ser mejores.

5 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *