Una pasarela inolvidable, con Dita von Teese

La pasarela del francés Jean Paul Gaultier para el otoño e invierno próximo incluyó bordados, brocados, suntuosos terciopelos y cálidas pieles, así como un striptease de la artista del burlesque Dita von Teese, ataviada de negro de la cabeza a los pies.

Invitar a Dita fue “casi un pretexto”, porque en realidad, a ella “le gusta desvestirse para vestirse mejor”, declaró Gaultier a la prensa tras el aclamado desfile, en el que presentó cerca de 50 modelos.

La exultante bailarina nudista, ex mujer del cantante Marilyn Manson, hizo un breve número en el que descubrió paulatinamente un corsé color carne con forma de esqueleto negro, una alusión de Gaultier al “deshuesado” de los trajes, a su estructura, explicó el modista.

Además de la aplaudida interpretación de Von Teese, el desfile de Gautier, en el último día de la presentación de colecciones de Alta Costura, que debutaron el lunes, tuvo como acompañamiento musical canciones interpretadas por Juliette Gréco y Barbara, evocando el París de la postguerra.

Tejidos cálidos, un traje de cuero de color coñac, un conjunto de suéter y pantalón azul grisáceo, con senos en visón negro, un bolero bordado con plumas y una falda con plumas de avestruz negras y blancas, que parecía ligera pese a la pesadez del tejido: Gaultier demostró una vez más su capacidad para sorprender y renovarse

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *