Se acaba la historia de un deportivo, Viper

El automóvil deportivo Dodge Viper fabricado por la división Dodge del grupo estadounidense Chrysler y producido desde 1992 se despide de las líneas de producción. Aunque se ha corrido la voz de que la quinta generación viene en camino, cuya base sirvió de guía para el nuevo Mercedes SLS AMG.

La última unidad del Viper SRT 10 ya ha salido de la línea de producción en la fábrica de Conner Avenue, en Detroit. Esta fábrica sólo producía el Viper, de manera artesanal, y lo más posible es que sea cerrada tras este cese de producción. Dicha unidad pasará a formar parte de una coleccionista de Texas llamada D’Ann Rauh, que en su poder ya cuenta junto a su esposo Wayne con más de cuarenta Vipers en su cochera, siendo la colección más grande de estos vehículos en el mundo.

Por lo tanto no es un Viper común y corriente, está cubierto de una pintura especial de House of Kolor que combina los colores bronce y oro con franjas cobrizas personalizadas por SRT, con unos dibujos aerografiados de varios circuitos destacando la historia del modelo, en su interior se distinguen las vestiduras en piel, a cargo del italiano Tony Spampinito y es completado con unos rines oscuros.

En cuanto a su motor sabemos que trae un V10 de 8.4 litros capaz de entregar 600 caballos de fuerza y acelerar hasta los 100 kilómetros en 3.5 segundos

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *