En Guerrero dan clases contra balaceras

En 10 mil 200 escuelas de educación básica y medio superior se implementarán simulacros de seguridad como medidas preventivas ante hechos violentos, dijo el titular de la Secretaría de Educación en el estado, José Luis González de la Vega Otero.

En entrevista luego de asistir a la inauguración de la XX sesión ordinaria del Consejo Regional Centro-Sur (ANUIES), el funcionario estatal dio a conocer que el día de ayer junto con la Secretaría de Seguridad Pública estatal iniciaron los simulacros en la escuela primaria José Martí en Chilpancingo.

En esa institución educativa, se simuló que cerca de la escuela había un tiroteo y se le pidió a los más de 744 alumnos, 28 personas de las área de docencia y administrativa, así como a 12 padres de familia que participaran obedeciendo puntualmente las indicaciones como la de tirarse al suelo hasta que pasaran los disparos.

El secretario de educación comentó que estos simulacros forman parte del programa de escuelas seguras donde en mil 700 escuelas de municipios de Acapulco, Tierra Caliente, Costa Grande, Iguala y Chilpancingo están en este bosquejo de seguridad.

“Las escuelas que están dentro del programa de escuela segura son las que se ubican en zonas de riesgo, es decir, donde hay un gran número de asaltos, pandillerismo entre otros hechos de violencia”, explicó.

Comentó que todas las escuelas, al menos 10 mil 200 de nivel de educación básica y medio superior se atenderán para que participen en estos simulacros para saber cómo actuar en caso de un hecho violento.

“Personal de Protección Civil y de la Secretaría de Seguridad Pública capacitará a profesores, supervisores y directores de todas las regiones del estado, pero estos simulacros no es para alarmarse ni tampoco es una señal de nerviosismo es un simulacro de seguridad como lo que se realizan en caso de sismo o incendio”.

Dijo que es importante que un millón 200 mil alumnos, que significa el 40 % de la población guerrerense, estén en escuelas seguras que sepan cómo actuar en caso de alguna balacera.

“No hay tanta alarma por estos simulacros de seguridad, se debe de tomar como un centro seguro, un ejercicio de aprendizaje o de ruta para saber qué hacer en caso de una contingencia”.
De la Vega Otero, comentó que regresando del ciclo escolar 2010-2011 se va continuar con los simulacros de seguridad y también en ese receso se valorara si serán de manera permanente en las escuelas.

También a los padres de familia y a las asociaciones se les informará de estos simulacros de seguridad para saber cómo actuar en caso de un hecho de violencia

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *