Alemania y Rusia coinciden en sancionar a Iran

La canciller federal alemana Angela Merkel y el presidente ruso Dmitri Medvedev coincidieron hoy aquí en imponer mayores sanciones a Irán si esa república islámica continúa adelante con su controvertido programa nuclear.

Ambos mandatarios ofrecieron una rueda de prensa desde el palacio de Meseberg en Berlín, en la cual también resaltaron como prioridad la estabilidad del euro y la mejora de las relaciones bilaterales.

Merkel destacó el aumento de la preocupación por el programa nuclear iraní y reconoció la posibilidad de que el Consejo de Seguridad de la ONU apruebe sanciones en un futuro cercano ??si no hay cambios cualitativos? por parte del gobierno de Teherán.

Agregó que se hicieron ofertas a Irán, pero ahora llegó el tiempo de que se apliquen sanciones si nada cambia en forma significativa en la posición de ese país.

El presidente ruso dijo a su vez que es importante un consenso internacional al respecto. ??O todos actuamos en conjunto o cada uno por su lado, y eso sería erróneo?, dijo.

Rusia, hasta hace poco reticente a la sanciones, mostró finalmente su disposición a las mismas, pese al daño a sus intereses económicos (construye una central en Irán), después de que Irán anunció que continuará enriqueciendo uranio.

Sobre la crisis de la moneda única, Merkel dijo que ambos estuvieron de acuerdo en que la estabilidad del euro es una tarea central para un desarrollo mundial estable y un sendero de crecimiento autosostenible.

Medvedev expresó sus expectativas de que ??los colegas lo lograrán?, al referirse a los esfuerzos europeos para estabilizar a la divisa única, y afirmó que la situación es urgente desde hace ya algún tiempo. Rusia tiene una considerable parte de sus reservas en euros.

Los mandatarios expresaron también la disposición de sus países a establecer una cooperación más estrecha en el ámbito de la seguridad entre la Unión Europea (UE) y Rusia.

Con ello, se podría debatir a nivel ministerial o de embajadores de forma permanente sobre distintos focos de crisis que puedan surgir.

Uno de los temas candentes es la posible supresión de visado para los ciudadanos europeos para viajar a Rusia y viceversa, que aun no tuvo fruto.

Medvedev se mostró insatisfecho con la negativa de la UE a una pronta anulación de la medida durante la última cumbre.

El presidente ruso consideró que la cuestión es importante para ampliar la cooperación bilateral, mientras Merkel se pronunció a favor de una rápida solución.

El tema debe tratarse con mayor presión, porque es importante para Rusia, y hay que establecer las condiciones para tomar la medida, dijo la canciller federal alemana, prometiendo conversaciones a nivel de ministros del Interior y Exterior.

El encuentro de trabajo comenzó el viernes, cuando Merkel recibió a Medvedev en la casa de huéspedes del gobierno alemán en Meseberg.

Este sábado en un mensaje de video-blog, Medvedev propuso la creación de un fondo internacional para reaccionar más rápido a catástrofes medioambientales, iniciativa que presentará en la cumbre del G-20 en Canadá.

Pidió también leyes internacionales más modernas en la materia y reconoció problemas de Rusia en ese terreno, como los dos mil millones de toneladas de basura industrial heredadas de la época soviética

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *