Tarde pero llega la justicia en Argentina, dictador condenado

El ex dictador Reynaldo Atilio Bignone, el que entregara el gobierno a Raúl Alfonsín el 10 de diciembre de 1983, fue condenado ayer a 25 años de prisión en una cárcel común, al ser hallado culpable de crímenes de lesa humanidad cometidos en la unidad militar de campo de Mayo, durante la última dictadura militar (1976-1983).

Bignone, quien reemplazó en la Presidencia de facto a Leopoldo Galtieri tras la derrota en la guerra de Malvinas, fue hallado culpable en 56 casos de allanamiento ilegal, robo agravado, privación ilegal de la libertad e imposición de tormentos cometidos en el campo de concentración y de exterminio que funcionó en el complejo militar.

El fallo, aplaudido por familiares de las víctimas que asistieron a la lectura, contempla el traslado de Bignone, de 82 años, a una cárcel común, en vez de prisión domiliciliaria, como se encontraba hasta ahora.

A la hora de hacer uso de la palabra, Bignone argumentó que en Argentina hubo una ??guerra irregular? en la que las Fuerzas Armadas ??tuvieron que intervenir para derrocar al terrorismo?.

??Existían organizaciones terroristas clandestinas que no eran demasiado jóvenes ni idealistas; su ideal era la toma del poder por la fuerza subversiva. Tenían combatientes… fabricaban bombas, cargamento. Mataban indiscriminadamente y a traición. Asaltaban y cambiaban su identidad?, insistió.

Además, puso en duda la cantidad de desaparecidos durante el régimen militar. ??Se machaca con que hay 30 mil desaparecidos. Jamás se mostró la veracidad de la cifra?.

Los delitos por los que fue condenado ocurrieron en la guarnición de Ejército en Campo de Mayo, el destacamento militar más grande e importante del país, durante 1976 y 1978, cuando Bignone fungía como director de ese centro. Fue reconocido como torturador por los 130 testigos que declararon en el proceso

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *