SIGUE la investigacion en caso Paulette

Durante casi siete horas, Lisette Farah se dio a la tarea de ampliar su declaración ante el ministerio público adscrito a la Fiscalía de Asuntos Especiales de la Procuraduría mexiquense, quienes una vez que concluyeron la diligencia, ??cobijaron? su salida para evitar así los cuestionamientos de representantes de medios de comunicación que aguardaban a las afueras del inmueble.

El arribó de la señora Farah y su abogado Alejandro Varela, a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), fue a pie y por la puerta principal que cruzo alrededor de las 11:30 horas, luego de que Israel Lira, titular de la fiscalía, solicitará su presencia, aunque su salida fue ??abrigada? por funcionarios de la dependencia mexiquense, luego de que permitieron el ingreso de su camioneta al estacionamiento subterráneo.

De acuerdo con informes oficiales, la presencia de la madre de Paulette Gebara Farah y (según la misma Procuraduría) principal sospechosa de su deceso, tuvo como fin el que ésta sumara más testimonios a las declaraciones que ya había vertido con anterioridad.

Aunque las autoridades, no confirmaron si la señora Lisette Farah, durante las seis horas con cincuenta minutos que estuvo en las instalaciones de la PGJEM, nuevamente fue sometida a exámenes sicológicos, de polígrafo u otros.

Es de destacar que dos horas antes de la llegada de la señora Farah a las instalaciones de la dependencia que encabeza Alberto Bazbaz Sacal, se presentó de forma voluntaria para rendir su declaración sobre el caso Paulette, su amigo Roberto Ayala, el cual junto con su defensor Luis Alfonso Madrigal, permaneció en el inmueble por alrededor de cuatro horas.

A su salida, el abogado Madrigal ratificó que en la declaración de su cliente, explicó que el señor Roberto Ayala, no tiene ninguna relación sentimental con la señora Farah, a quien conoció a través de las redes sociales de internet y que sus encuentros amistosos físicos, fueron entre cuatro y cinco y éstos nunca fueron más allá de una hora, en lugares públicos como cafés.

??Ya quedó todo aclarado, si la Procuraduría tuviera alguna otra cosa que preguntar o aclarar, los citaran en su domicilio. No haya nada que ocultar?, comentó el abogado Madrigal.

El defensor legar enfatizó que el trato que le dieron los funcionarios de la dependencia fue muy ??amable? y ??cordial?.

Asimismo, descartó que el procurador Bazbaz Sacal, haya querido involucrar a su cliente, no obstante reconoció que en determinado momento se mencionó el nombre de Roberto Ayala, aunque ??no como amante? y si como una persona que era buscada por las autoridades para ayudar a esclarecer la muerte de la pequeña hija de la señora Lisette Farah.

Precisó que el señor Ayala se desempeña como vendedor y no como preparador físico o algo que se le parezca.

El pasado viernes la asistentes domésticas Marta y Erika Casimiro Cesareo estuvieron en las instalaciones de la Procuraduría mexiquense durante 12 horas asistidas por el abogado José Luis Montero García y Fernando Alfaro Aldaña (según su primo Salvador, dichos profesionistas ofrecieron sus servicios de forma gratuita).

Extraoficialmente se tiene conocimiento que las niñeras habrían ampliado su declaración y sometido a más pruebas periciales. Y es que la niña Paulette Gebara Farah de cuatro años desapareció de su recámara el 22 de marzo y nueve días después fue encontrada sin vida en ese mismo lugar, situación que propició el arraigo de Marta y Erika Casimiro, así como de sus padres Mauricio Gebara y Lisette Farah, esta última principal sospechosa de lo que un primer momento el titular de la Procuraduría Albero Bazbaz aseguraba que se trataba de un homicidio, señalamiento que la misma dependencia ha ido desdibujando en los últimos días

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *