Rodrigo Pacheco y Osorio, Marques de Cerralvo

Virrey de la Nueva España del 3 de noviembre de 1624 al 16 de septiembre de 1635. Murió en Madrid, España, en 1652

La primera misión que el monarca confió al marqués de Cerralvo, flamante virrey de la Nueva España, fue restablecer la paz después del motín que provocó la caída del marqués de Gelves, tarea que llevó a cabo con éxito, no obstante que precisó enviar a la horca a algunos participantes en el saqueo del palacio virreinal.

Por otra parte, para evitar las recurrentes inundaciones en la Ciudad de México, el virrey impulsó el desarrollo de grandes y costosas obras de ingeniería. Pese a que tenía fama de corrupto, se mantuvo en el cargo más de diez años, gracias a las excelentes relaciones que mantenía con el favorito del monarca, el conde duque de Olivares.

El marqués de Cerralvo renunció voluntariamente al virreinato, argumentando que su salud estaba deteriorada y que ciertos asuntos de familia lo reclamaban.

Se sabe que regresó a España con una cuantiosa fortuna

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *