Policías Rebeldes, por Waldo Madrigal

Hola, que tal,nuevamente los sucesos de nuestra vida cotidiana nos remiten al lugar, donde podemos expresar libremente, nuestros pensamientos, acuerdos y también desacuerdos, a cerca de lo que ocurre ya mismo en nuestro entorno.

Como ustedes ya lo saben, en días pasados ya les anunciaba el tema de hoy, a donde van los policías que, corrompidos son despedidos de sus puestos, dejandoles, según lo veo yo, una enorme posibilidad de delinquir, de unirse ” a los malos”, pero para poder observar mejor este problema, veamoslo de un ángulo mas profundo.

De nada sirve, desde mi perspectiva, “cesar” o “destituir” a un mal elemento,sí tan pronto sale de la corporación y ya está pensando con que cartel trabajará ahora,creo, que no es noticia para nadie, que cientos de policías sobretodo Munìcipes o Estatales, están infiltrados en el narco, u otras actividades delictivas como robo a transeuntes, secuestro, robo de autos y partes, entre otros tantos crímenes, ahora bien, supongamos que un oficial es cesado por supuestos nexos con el crimen, sale de sus funciones y busca un trabajo en otra parte, está comprobado que muchas empresas, se reservan el derecho de contratación, a personas que hayan sido servidores públicos de la ley, es decir, policías, mismo caso de algunas “corporaciones” de seguridad Privada, que no permiten entre sus filas a ex policías o ex militares, apelando a su– código de ética, que dicen les exige la secretaría de seguridad pública, para poder entregarles el permiso y la concesión para operar como grupos de seguridad privada, y de estos, hablaré en otra ocasión.

Es común, o se ha vuelto, común, que cuando se habla de la detención de algún grupo de sicarios, y personajes del crimen organizado, que dicho sea de paso, ya está muy ramificado,– escuchar que al menos, dos, o tres personas son, fueron, o pertenecieron a alguna secretaría de seguridad pública, las razones son obvias, un policía razo, de linea como le llaman entre jefaturas, no llega a ganar, arriba de cinco mil pesos, un comandante, a lo mucho, llega a los 8, o 10 mil pesos al mes, y hay policías sobretodo, en los pueblos alejados de los municipios, que en muchos de los casos, no traen- perdón por el chistorete– ni una resortera, es necesario entonces? elevar los sueldos de los policías? entrenarlos y capacitarlos mejor? darles clase de ética? para que no se corrompan, ? respuestas puede haber muchas, sin embargo, desde mi particular punto de vista, esto es lo que debería de hacerse:

Profesionalización obligatoria de elementos, corporaciones con efectivos que tengan una carrera basada en la policía y la criminología, el cual les daría ciertamente una herramienta muy poderosa para poder avanzar y ascender mas rápidamente a puestos superiores.

Incentivos para el Policía, ciertamente hay mucha policía corrupta, pero también los hay, que se rifan la vida, y arriesgan todo por su trabajo, a esos buenos elementos, se les debe incentivar de alguna forma, esto ayuda a que los elementos tengan una razón grande y contundente, para hacer bien su trabajo.

Castigos ejemplares, a esos “policías rebeldes”, no se les puede enviar a la calle así como así, para empezar las mismas autoridades están haciendo su trabajo deplorablemente mal, si saben de que un elemento está infiltrado, ese elemento debe ser arrestado de inmediato, y llevado a la procuraduría del estado, para que esta haga la averiguación previa, y que un juez determine si se debe turnar o no, a la PGR.debe determinarse el arresto dada la gravedad del asunto, a lo que voy a es a esto, si un elemento se infiltra, es la oportunidad de la autoridad, de realizar una investigación, para poder atrapar a un grupo criminal, desde mi punto de vista, “despedir” a un mal elemento, es darle al crimen, un elemento mas, hay que quitarselos, no regalarselos.

Importantísimo; investigar a fondo,(amigos,familiares,conocidos cercanos) cual es la actividad del efectivo en sus días de descanso, investigar a fondo, conocer a sus amistades, y saber con quien convive, todos, por ridículos que parezcan pueden ser datos de suma importancia para lograr la posible detención de alguna célula criminal

Pero, vamos a los hechos, en este país cuando un policía es descubierto en “malos pasos”, se le da de baja, si el ejército no catea la secretaría a la que pertenece, se da por bien servido, a lo mucho asuntos internos se encarga de él, pero, que hace en las calles? sin trabajo y sin un sueldo, ? la respuesta es mas que obvia, si la policía le ofrecía 8.000 pesos al mes, y el crimen 50.000, no hay mucho que pensar, desgraciadamente amigos, queridos lectores, esta es sólo una pequeña radiografía de todo lo que realmente sucede en nuestras calles con los malos policías, que para nuestra muy mala fortuna, son los más. como siempre la mejor opinión es la de ustedes, yo, en una muy humilde creo, que despedir a un mal elemento y mandarlo a las calles es un error enorme, es casi, como regalarle un arma mas, al crimen organizado.

*Waldo Madrigal editor, analista, opinador, cronista, escritor de ??el blog de madrigal?, miembro de los colaboradores de Solo-Opiniones.com

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *