Ok, hablemos del tamaño del pene

Según los especialistas, el 25 por ciento de los hombres que consulta un problema sexual lo hacen por algún tema en referencia al tamaño de su miembro

Muy pequeño, muy grande, muy grueso, muy delgado. Lo cierto es que el tamaño del pene sí nos importa, a hombres y mujeres, desde el momento en que ahora mismo estamos hablando de él. Pero ¿hasta dónde llega la obsesión de los hombres por el tema del tamaño? ¿Desde cuándo viene esta preocupación? ¿Siempre ha sido así? ¿En realidad les preocupa a todas y todos?
Según los especialistas, el 25 por ciento de los hombres que consulta un problema sexual lo hacen por algún tema en referencia a la talla de pene. Les importa tener un pene perfectamente normal porque la cultura que limita el sexo a los genitales ha enseñado, por tanto, que si no se tiene un buen y gran instrumento para dar un magnifico desempeño, entonces el sexo (léase el acto sexual) no funcionará.

Sin embargo, esto es muy reciente. El hombre no siempre ha soñado con tener un pene grande. Los griegos, por ejemplo, consideraban a un hombre verdaderamente varonil a aquel que poseía un pene pequeño. Aristóteles consideraba que un cuerpo demasiado largo era símbolo de esterilidad y en la India sólo los hombres que tenían un pene “como el tamaño de un colibrí” pueden tener una recompensa social.

La preocupación por el tamaño es muy occidental. Es aquí donde se ha instalado el pensamiento de que conforme más grande sea el sexo más será la potencia sexual y virilidad. Desde niños, los chicos se comparan, ven a sus compañeros de ducha en la alberca o se comparan con papá o sus amigos. Sin embargo, el pene termina de crecer hasta el final del niño en crecimiento, es decir, hasta los 17 o 18 años.

El pene de un niño al nacer mide entre 3.1 y 3.5 cm.; luego aumenta a 4.7 cm a los dos años y a 5.13 cm en promedio a los 10 años de edad; de 6 a 13 cm entre 11 y 16 años, hasta llegar a los13.3 cm en la edad adulta.

¿Cómo se mide un pene? Se mide partiendo del comienzo del miembro y llegando hasta el mismo final, donde termina el glande. Para medir el grosor, hay que situarse en el cuerpo del pene, no arriba ni abajo. Debe estar erecto para medirlo. Los hombres obesos deberán empujar el vientre hacia adentro para lograr que la regla apoye contra el hueso pubiano. Las medidas que se consideran “normales” son de 9 a 10 cm. de longitud y de 7 a 9 cm de circunferencia.

Con nuestros términos occidentales, un pene se considera pequeño cuando mide menos de 10 cm de longitud y mide 6 cm en estado flácido. Sin embargo, si un pene es pequeño en reposo no quiere decir que será signo de que en erección suceda lo mismo. Por eso ver un pene pequeño en reposo no dice de cómo será cuando entre en erección. ¡Las apariencias siempre engañan!

Tanto ha preocupado a los hombres el tamaño de su “amigo” que existen hoy codiciadas y carísimas cirugías de alargamiento de pene que permiten que el hombre en cuestión tenga un pene “soñado”. Pasar por el bisturí puede ser lo más complicado, pero existen también otros tratamientos como los estiramientos de pene (haciendo fuerza con pesas), terapias hormonales, aparatos que lo hacen crecer con impulsos eléctricos, ejercicios manuales, etc.

Según el sitio SizeSurvey.com, éste es el promedio de medidas según la región:

* Oriente: 14 cm de longitud promedio.

* Latinos: 15 cm de longitud promedio.

* Caucásicos: 16.5 cm de longitud promedio.

* Africanos (y afroamericanos): 15.5 cm de longitud promedio

Un estudio reciente reveló que el promedio del tamaño del pene en el mundo es de 14 centímetros. Los promedios más altos se registraron en Francia (16 cm), Italia (15 cm), México (14.9 cm) y España (14 cm)

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *