Elecciones en 2010, un análisis objetivo por Guillermo Lozano

El debate sobre las alianzas que el Partido Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática han realizado en ya varios estados de la república ha quedado atrás, el matrimonio PAN-PRD es ya una realidad en varios estados de la república por lo que me parece bizantino seguir discutiendo acerca de la legitimidad de estas alianzas. Creo yo que es mucho más interesante hacer un análisis acerca de las oportunidades que tienen las alianzas antes mencionadas y los candidatos que estas han presentado para anteponerse a una maquinaria electoral priista que no ha mostrado más que buenos resultados en los últimos comicios.

Es ya bien conocida la importancia que tienen las elecciones que se jugarán este año, pues no solo son un indicador de la fortaleza del PRI en toda la república sino que muchos de los estados que irán a votar en Julio tienen una importancia estratégica debido al número de habitantes que poseen, y por consiguiente al tamaño del presupuesto que se les asignará en 2011, pero sobre todo en 2012. Los dirigentes partidistas y actores políticos de peso en el país están concientes de esta situación y es por eso que han decidido jugarse el pellejo con las alianzas en primer lugar, y con una serie de candidatos peculiares por decir lo menos en segundo lugar. A continuación trataré puntos que considero cardinales acerca de los candidatos aliancistas y priistas, y las oportunidades, debilidades y retos con los que se tendrán que enfrentar para salir victoriosos en estas elecciones.

Oaxaca es un estado de cepa priista, el tricolor ha gobernado esta entidad durante más de 80 años y es considerado por analistas políticos e intelectuales como unn entidad que el PRI simplemente no puede perder. Las prácticas clientelistas son un asunto de todos los días en Oaxaca, el poder de un puñado de caciques es incuestionable, se podría pensar que las condiciones están dadas para que este estado siga siendo gobernado por el PRI, sin embargo existe un factor que no hará de ésta una elección común y corriente. Este factor se llama Ulises Ruiz, el actual gobernador de Oaxaca es todo menos una imagen de un buen gobierno tanto a nivel local como a nivel nacional, Ulises carga ya con una recomendación por parte de la Suprema Corte de Justicia en la que se reconoce que se violaron garantías individuales en los altercados con la APPO, violencia, asesinatos, represión, corrupción son todos adjetivos que surgen al describir el gobierno de Ruiz en Oaxaca, y sin embargo este no son elementos suficientes como para vaticinar la derrota del PRI en Oaxaca, son los conflictos al interior del PRI, generados en gran medida por Ulises Ruiz, lo que puede llevar a Gabino Cué a la Gubernatura. Son las peleas intestinas entre Ruiz y exgobernadores (que fungen como caciques al final de cuentas) como José Murat y Diodoro Carrasco los que pueden hundir a Ruiz y a su delfín Eviel Pérez. Para muestra un botón, en el evento en el que se ungió como candidato a Eviel estuvo presente la plana mayor del PRI nacional con Beatriz Paredes al frente, pero los grandes ausentes fueron José Murat, el ahora panista Diodoro Carrasco y un grupo de caciques y líderes locales afines a ellos que al final del día son los que cuentan, no olvidemos que son elecciones locales.

Sinaloa es otro estado que no conoce otro gobierno mas que el ejercido por el tricolor aunque es importante señalar que la alternancia estuvo cerca de llegar en las elecciones del 2004 cuando el actual secretario de desarrollo social, Heriberto Félix, perdió por un margen estrechísimo la gubernatura contra Jesus Aguilar en una elección en la que el fantasma del fraude electoral estuvo presente. Un factor a señalar es el poder del narco pues hace que esta elección se complique y que las descalificaciones y los supuestos vínculos con el crimen organizado sean comidilla de todos los días en la grilla local. En Sinaloa los aliancistas han decidido apostar por la segura y han arropado a Mario López Váldez, un senador priista con una popularidad envidiable que no fue favorecido por la bendición (o el dedo, el término realmente no importa) del actual gobernador Aguilar Padilla supuestamente porque Malova tiene vínculos con el exgobernador Juan S. Millán que a Aguilar Padilla no le terminaron por agradar. A quien si favoreció el gobernador fue a Jesús Vizcarra, presidente municipal de Culiacán que ha sido vinculado e investigado en más de una ocasión por supuestos vínculos con Ismael ??El Mayo? Zambada, aunque goza de una saludable popularidad estos continuos golpeteos deben ser tomados en cuenta sobre todo ante un candidato que goza de un favor popular tan grande como Malova. Si el PRI pierde las elecciones en Sinaloa será nuevamente responsabilidad del gobernador actual, aunque en este caso la razón será un error en la designación del candidato.

Aunque no se concreto ninguna alianza en Veracruz creo que es importante hacer un análisis acerca de este estado por todo lo que implica, Veracruz es uno de los estados con mayor número de habitantes en el país y los recursos que recibe no son despreciables para ningún partido político. En Veracruz la lucha se dará entre dos hombres, el actual gobernador de Veracruz Fidel Herrera y Miguel Ángel Yunes, panista de nueva cepa que además de ser un tiburón políticamente hablando tiene todo el apoyo de Elba Esther Gordillo. Los otros dos personajes que participarán en esta campaña son el senador con licencia y actual dueño del partido político Convergencia Dante Delgado y el hombre que Fidel Herrera decidió nombrar como sucesor, el diputado con licencia Javier Duarte. Dante Delgado ciertamente tiene arraigo en Veracruz, lamentablemente esto no le da más de 8 puntos en las encuestas más optimistas. Por otro lado Javier Duarte es un joven político que ha construido su carrera a base de dinero y del padrinazgo de Fidel Herrera, un ejemplo de esto es su campaña para diputado federal donde se ganó el mote del ??Rey de la Influenza Porcina? pues era una costumbre que al final de cada uno de sus mitines Duarte regalaba un puerco bebé, un cochinito, a todos los asistentes, un ejemplo más que muestra el problema al que se enfrenta Duarte es que cuando se le pregunta al electorado veracruzano a qué político conoce más en primer lugar se encuentra Dante Delgado, en segundo Miguel Ángel Yunes y en tercer lugar a Duarte. Nuevamente el candidato del PRI es resultado de un capricho del gobernador, afortunadamente para los tricolores cuentan con la incuestionable habilidad política de Fidel Herrera para contrarrestar la ineptitud de Duarte, sin embargo Yunes, Elba Esther y Calderón le tienen echado el ojo a Veracruz. Habrá que ver.

Finalmente me gustaría mencionar que el orden en el que se trataron los Estados arriba mencionados no es aleatorio, sino que según la humilde opinión del que escribe este es el orden de posibilidades, de mayor a menor, que tienen los candidatos opositores para triunfar, se trataron estos tres estados únicamente por cuestión de tiempo y porque en los otros estados el dominio del PRI es absoluto y no se han presentado candidatos que puedan dar pelea, el único caso que no se adapta a estos supuestos es el de Hidalgo con Xóchitl Gálvez, lamentablemente para Xóchitl el poder que ejerce Osorio Chong sobre Hidalgo es abrumador, basta recordar que en las pasadas elecciones federales el PRI ganó todos los distritos, dejando muy por detrás al PAN y al PRD, si se suman a este factor la contracampaña que el senador Guadarrama está haciendo contra Xóchitl podemos ver que aunque es una excelente candidata, sus posibilidades disminuyen cada ves más.

Como colofón no me queda más que decir que el Revolucionario Institucional efectivamente puede ser derrotado en más de un estado, y si es así estas derrotas tendrán un común denominador, la ingerencia del actual gobernador para la selección del candidato; la falta de democracia al interior del PRI (que por cierto no es exclusivo de este partido, el PAN perdió Querétaro y San Luis el año pasado por estas mismas razones) y las designaciones, el dedazo, son factores que afectan directamente las entrañas del partido, es por eso que por su propio bien, por su propio desarrollo electoral, los partidos políticos, todos, tienen que abrazar la democracia

*Guillermo Lozano es estudiante de Derecho pero analitico y entusiasta observador de la esfera politica nacional.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *