El triangulo dorado del narcotrafico de Mexico

El panista Daniel Delgado Meraz es la autoridad constitucional de Pueblo Nuevo desde 2007. Sin embargo, la inseguridad que priva en ese municipio serrano rebasa las facultades y el control que pudiera ejercer el alcalde.
La embestida, la tarde del domingo, en contra de 10 personas, siete de ellas menores de edad, demostró la vulnerabilidad en que se encuentran los ciudadanos frente a los hechos delictivos en la región. Autoridades reconocen que esa zona ??limítrofe entre Sinaloa, Chihuahua, Durango y Nayarit?? es disputada por los cárteles de la droga.

Indignado, el munícipe urgió al presidente Felipe Calderón Hinojosa una mayor presencia policial, porque ??tenemos que hacer algo, hoy fue Pueblo Nuevo, la semana pasada fue Monterrey y mañana dónde va ha ser, van a seguir desapareciendo seres inocentes?.

Delgado Meraz extendió el llamado a la Secretaría de la Defensa Nacional, al gobernador Ismael Hernández Deras y a los legisladores. ??Ha faltado una orden superior para que se ataque fuertemente a estos grupos. Yo no tengo nada en contra de nadie, pero es indignante lo que está pasando y lo manifiesta toda la gente, toda la ciudadanía está molesta, hace reclamos con palabras altisonantes?.

Víctimas inocentes

Siete menores y tres jóvenes que viajaban a bordo de una camioneta fueron asesinados la tarde del domingo por un grupo de hombres armados instalados en un retén ilegal en la carretera, confirmó la Procuraduría de Justicia estatal.

Las víctimas viajaban en una camioneta pick up de regreso al poblado de El Aval, de donde eran originarios, tras haber acudido a Los Naranjos para recibir apoyo y continuar con sus estudios.

Cuando retornaban recibieron la indicación de que detuvieran la marcha del vehículo, el conductor no atendió el llamado y fue cuando les dispararon a las llantas con armas de grueso calibre.

Ante los hechos, la sociedad y diferentes sectores de Durango mostraron su repudio. ??Da mucha indignación y coraje, sobre todo, por las familias del municipio y no sólo de esta localidad, sino de Durango y de todo el país, porque esto está pasando en todos lados?.

??Pedimos a la gente que no salga de sus casas después de concluir sus labores. Pueblo Nuevo es muy extenso, se van a la sierra y se queda sola; se requiere de una mayor presencia del Ejército?.

El Estado no está atrapado: Segob

El secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, calificó como inconcebible que el Estado esté atrapado por el crimen organizado y subrayó que una retirada del gobierno federal en el combate al narcotráfico, es impensable.

??Debe quedar claro: el Estado mexicano no se va a arredrar. Las fuerzas armadas tendrán que participar para inhibir estos estados de fuego y de fuerza de las organizaciones criminales?, dijo en conferencia de prensa en el DF.

Gómez Mont rechazó que el gobierno esté perdiendo o haya perdido la guerra y enfatizó que nadie que tenga sentido del honor, la dignidad y la función pública, puede retractarse con seriedad, porque hay un replanteamiento para recuperar la paz y la tranquilidad.

??La información es de autoridades estatales y corroborada por federales, de que eran retenes falsos de organizaciones criminales tendientes a buscar proteger una parte del territorio en una zona que por sí es aislada. No, absolutamente no hubo participación alguna de los elementos militares en esa región?.

El funcionario federal comentó que por información preliminar, es una zona que está en disputa entre el cártel de Sinaloa y Los Zetas, pero ??no tenemos ninguna información de que se estén consolidando nuevos grupos criminales, sino una confrontación interna.

??Una hipótesis sería que los sicarios se están enfrentando a sus jefes tradicionales en una lucha por el control de rutas, los recursos y las fuentes de ingreso, especialmente de Los Zetas, frente a aquellos que habían sido asociados o habían buscado sus servicios como mercenarios?, concluyó el funcionario.

El procurador de Justicia, Daniel García Leal, informó que las investigaciones de autoridades locales y federales persiguen tres posibles vertientes: que los haya cometido un grupo de delincuente locales o gavillas; que se deba a rencillas entre familias, que son comunes en estos lugares, y que hayan sido acribillados por bandas del crimen organizado

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *