Carlos Francisco de Croix, Marques de Croix

Nació en Lille, Francia, en 1730. Virrey de la Nueva España del 24 de agosto de 1766 al 22 de septiembre de 1771. Murió en Valencia, España, en 1778

El marqués de Croix fue el eficaz y severo ejecutor de las radicales reformas borbónicas, puestas en vigor por el rey Carlos III con la finalidad de explotar intensivamente los reinos americanos.

Esa era la esencia de la comisión que el monarca confió al visitador José de Gálvez, quien encontró apoyo irrestricto en el nuevo virrey.

En 1767 fueron expulsados los miembros de la Compañía de Jesús de los territorios novohispanos, para lo cual el marqués de Croix escribió personalmente el bando de proscripción, donde plasmó los conceptos del despotismo ilustrado: los súbditos nacieron para callar y obedecer.

El gobernante no tuvo empacho en emplear el recién creado ejército para reprimir el descontento causado primero por la expulsión, y luego ante un incremento en los impuestos.

A pesar de su terrible fama de déspota, el virrey fue un buen y honrado administrador.

Cuando dejó el poder fue necesario que el monarca costeara su viaje a España, pues carecía de recursos propios.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *