Baltazar Garzon al estrado, como acusado

El juez Baltasar Garz√≥n ser√° juzgado por un presunto delito de prevaricaci√≥n por haberse declarado competente para investigar las desapariciones ocurridas durante la Guerra Civil espa√Īola (1936-1939) y la posterior dictadura del general Francisco Franco.

El magistrado del Tribunal Supremo de Espa√Īa Luciano Varela notificar√° hoy el auto judicial en el que acuerda juzgar a Baltasar Garz√≥n, informaron a Efe fuentes jur√≠dicas.

La decisi√≥n del juez del Tribunal Supremo llevar√° previsiblemente a la suspensi√≥n cautelar de Garz√≥n, magistrado de la Audiencia Nacional espa√Īola que cobr√≥ gran notoriedad internacional al procesar en 1998 al dictador chileno Augusto Pinochet.

Los hechos por los que está encausado se remontan a 2008 cuando Garzón se declaró competente para juzgar las desapariciones ocurridas durante la Guerra Civil y en la dictadura franquista, para lo que llegó a ordenar la apertura de algunas fosas donde se sospecha que pueden haber sido enterradas personas desaparecidas durante esa época.

Contra la resoluci√≥n del magistrado del Tribunal Supremo cabe interponer recurso de apelaci√≥n, seg√ļn han informado fuentes del Alto Tribunal.

En la misma, el juez Varela deniega las pruebas que hab√≠a reclamado Garz√≥n y emplaza a las partes -la defensa, la Fiscal√≠a y los querellantes: el sindicato ultraderechista Manos Limpias, la asociaci√≥n Libertad e Identidad y Falange Espa√Īola de las JONS (de ultraderecha)- a que presenten sus escritos de acusaci√≥n o de petici√≥n de archivo.

El juez Baltasar Garzón había reclamado que se citara antes a declarar como testigos a varias personalidades jurídicas y expertos internacionales que han intervenido en asuntos de crímenes contra la humanidad, pero el instructor no lo considera procedente.

Entre los testigos solicitados por el magistrado figuraban la ex fiscal del Tribunal Penal Internacional Carla del Ponte, el juez chileno Juan Guzm√°n -que en 1999 proces√≥ a Augusto Pinochet- y el magistrado argentino Eugenio Ra√ļl Zaffaroni, uno de los que anul√≥ las leyes de Punto Final y Obediencia Debida

Meses después de declararse competente para investigar, Garzón se inhibió en favor de los juzgados locales donde están ubicadas las fosas.

El juez explic√≥ en ese momento que dej√≥ de instruir la causa porque ya no hay responsables directos vivos contra los que dirigir la acci√≥n penal, aunque considera que los delitos “permanecen” y no prescribieron.

Baltasar Garzón había autorizado la apertura de una veintena de fosas a petición de familiares de desaparecidos y asociaciones que reclaman la recuperación de la memoria histórica.

El juez Varela sostiene que Garz√≥n sab√≠a que carec√≠a de competencia para investigar esos hechos y que “actu√≥ con la finalidad de eludir la decisi√≥n del legislador sobre el r√©gimen de localizaci√≥n y exhumaci√≥n de v√≠ctimas de los horrendos cr√≠menes del franquismo (…) sabiendo que √©stos hab√≠an sido objeto de amnist√≠a por las Cortes democr√°ticas de Espa√Īa”

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *