Uruguay pide a Colombia y Venezuela enfriar la discusion

El presidente electo José Mujica, a pocas horas de asumir formalmente el cargo, afirmó el lunes que “hay que enfriar el partido” en relación a los continuados enfrentamientos entre Colombia y Venezuela.

Mujica, de 74 años, formuló rápidas declaraciones a la prensa a su salida de su hacienda en Rincón del Cerro, al oeste montevideano, donde proseguirá viviendo durante su mandato y dedicando algunas horas a sus tareas agrícolas.

“Hay que mediar para enfriar el partido”, señaló Mujica, y agregó que se tenían que terminar estos enfrentamientos en la región, al ser consultado sobre la situación de rispidez que viven los gobiernos de Alvaro Uribe de Colombia y Hugo Chávez de Venezuela, quienes se involucraron en otro enfrentamiento verbal en la reciente cumbre del Grupo de Río en México.

Ambos mandatarios están presentes en Montevideo para las ceremonias de asunción de Mujica.

Mujica formuló sólo esa referencia al conflicto colombo-venezolano y dijo que el de hoy para él es un día de asunción presidencial y “mañana comienza el purgatorio”, aludiendo a las actividades que le esperan al frente del segundo gobierno consecutivo del izquierdista Frente Amplio.

Añadió que estaba “muy tranquilo y que como todas las mañanas” tomó mate junto a su esposa, Lucía Topolansky.

“Ya di muchos exámenes, por eso estoy tranquilo”, aseguró Mujica, quien se aprestaba a trasladarse al centro para el comienzo de sus actividades previas, como una reunión con la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton.

Mujica se reunió el domingo con el príncipe Felipe de Borbón, con quien dijo, “hablamos de muchas cosas”. La reunión fue en el Palacio Legislativo.

El príncipe Felipe estuvo también con el presidente saliente Tabaré Vázquez y participó de la ceremonia protocolar donde recibió el pabellón nacional que lo acompañó durante sus cinco años de gestión.
Vázquez fue el primer presidente socialista de Uruguay.

Mujica le obsequió al príncipe una botella de vino tannat con dos copas talladas con motivos de Joaquín Torres García y un libro sobre el pintor uruguayo.

Felipe de Borbón, quien llegó sin su esposa Letizia, le obsequió una bandeja de plata con su firma y la de su esposa.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *