Las voces contra el secuestro

Luego de varios meses de silencio, el empresario Nelson Vargas recriminó a los legisladores que tienen una tarea pendiente:

“Urgen medidas concretas para proteger a las víctimas del secuestro y sus familiares”.

Al inicio de su discurso, se disculpó por derramar algunas lágrimas, al recordar el drama del secuestro de su hija Silvia.

“Nos asesoraron mal. Mi conciencia no está tranquila”, admitió.

Vargas pidió que por ningún motivo se congelen las cuentas de los familiares para evitar el pago del secuestro, y pidió que se instrumente un programa de acción para certificar negociadores y evitar así “a los vividores que se aprovechen de las víctimas”.

Criticó el “tortuguismo” del Congreso:

“queremos acciones no buenas intenciones”.

En México, dijo Vargas, la delincuencia opera “libremente”.

Dijo que a los servidores públicos corruptos hay que borrarlos de las nóminas.

Vargas pidió dejar de ver los intereses políticos y legislar para enfrentar los problemas que agobian

“Que lejos estamos de que los corruptos en el sector privado y público tengan temor porque la autoridad los este vigilando”.

El ex funcionario del gobierno foxista lamentó la actuación de los jueces, quienes, consideró, actúan con opacidad.

Es difícil confiar en la autoridad, dijo Vargas, pues en su caso no le han dado respuesta

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *