1 de cada 4 jovenes, muerto en la fontera

En esta urbe, ser joven es lidiar con prejuicios: ??Nos miran y miran a un delincuente. Dejaron de vernos como el futuro de México. La gente piensa: ??¿Joven?, va a hacer algo malo??, hasta uno ya se la creyó. La muerte es tan cotidiana que al caminar dices: ??¡Ah, mira! Aquí quebraron a éste, acá al otro y allá aquél??. Me apodan Chave, tengo 20 años, soy estudiante de preparatoria y realmente ser joven en Ciudad Juárez es todo un caso?.

??Si mínimo no traes una identificación electoral, tú no eres nadie. Y si a ellos (la policía) les da la gana, tú eres sospechoso: todos somos culpables hasta que se demuestre lo contrario?: Jorge, de 23 años, Ciudad Juárez.

Homicidio es lo que acabó con cinco mil 69 jóvenes mexicanos de entre 15 y 29 años en 2008, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Mil 27 asesinatos más que hace diez años. ?stas es la segunda causa de muerte en jóvenes. En Ciudad Juárez está el récord de ejecuciones juveniles, seguida de Tijuana. Entre estos dos municipios fronterizos sumaron mil 94 casos. La guerra contra el narcotráfico sólo explica parte de las estadísticas.

??No le puedo decir quién sea culpable de toda esta violencia, pero esto que sucede no es privativo de Juárez, más bien diría que pasa en todo México. Debemos revalorar ¿qué estamos haciendo para sacar adelante a nuestra juventud??, cuestiona María Teresa Rivero Meléndez, directora del Bachilleres 9, en donde estudiaban dos de los 15 jóvenes cazados en una fiesta en enero pasado.

Retrato de cuán frágil es el futuro de México son la masacre de estudiantes en Juárez, el intento de homicidio a Salvador Cabañas, el secuestro y asesinato de Alejandro Martí, Silvia Vargas y Antonio Equihua?

??¿Cuántas de las víctimas pudieron haber sido grandes deportistas que representaran al país en justas internacionales; cuántos, científicos que pudieron haber creado una vacuna para el cáncer o el sida, o que pudieron haber sido grandes literatos??, pregunta en entrevista con Excélsior, Sergio Fajardo, ex alcalde de Medellín y candidato a la presidencia de Colombia ??Se puede oír hasta fatalista, pero los jóvenes no pensamos en mañana y peor si nos tocó nacer en Juárez ??continúa Chave??, he visto que matan hasta por diez pesos.

??Intento dejar lo mejor de mí en un disco de rap. Quiero que si algo me pasa, mi familia piense: ??No, no está muerto, está en la rola??.

??Yo quiero vivir… pero tarde o temprano, aunque no ando metido en nada, sé que algo me va a pasar? me va a pasar. O al menos así pienso del futuro.?

??Finalmente estamos ante la generación del presentismo, donde no se construyen futuros?, afirma José Antonio Pérez Islas, investigador de la UNAM.

Teresa Almada, socióloga y directora de Casa Promoción Juvenil, en Chihuahua: ??Muchos sectores de la población están más preocupados por protegerse, que por pensar en el futuro.

??Y es que esa ciudad ha sido sacudida por las imágenes de sicarios adolescentes. Alrededor de 60 por ciento de los cinco mil muertos en Juárez son jóvenes que no han tenido espacios para ser tomados en cuenta.

??Una dinámica tan centrada en la producción, en maquilas, en el trabajo y tan poco atenta a las necesidades de su gente desatendió dimensiones de la vida, del ámbito de lo simbólico, de la cultura. Se creó un empobrecimiento.?

Tres museos y tres teatros son la oferta cultural para más de un millón 300 mil habitantes; Ciudad Juárez está entre las siete urbes de México con menor estructura cultural, de acuerdo con un estudio del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

??Muchos chavos no tienen forma de desahogarse: no hay espacios deportivos, no hay espacios culturales. Aquí, en Juárez, estamos en un pinche desierto. Se olvidan de los barrios jodidos, donde los chavos crecen viendo un muerto en cada esquina, y ésta es la generación que nos tocó vivir?, dice Mash, de 25 años, rapero.

??Tenemos un amplio sector juvenil que es humilde, a quienes se les ha negado el derecho a la educación. Por muchos años son excluidos de las políticas públicas. No hay escuelas. En toda la zona poniente con casi 700 mil habitantes hay dos preparatorias?, reprocha la socióloga Teresa Alamada

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *