ONU pide fin a farmacos que pueden provocar abusos sexuales

Los gobiernos del mundo deber√≠an intensificar sus esfuerzos para limitar el acceso a los sedantes que se suelen a√Īadir subrepticiamente a la bebida de las mujeres para limitar su capacidad de resistirse a los abusos sexuales y de recordarlos despu√©s, advirti√≥ el mi√©rcoles la Junta Internacional de Fiscalizaci√≥n de Estupefacientes (JIFE).

Los depredadores sexuales pueden conseguir fácilmente dichos fármacos pese a los esfuerzos por controlarlos, agregó en su informe anual el organismo de fiscalización independiente y cuasi judicial encargado de vigilar la aplicación de los tratados de fiscalización de la ONU sobre drogas.

Los gobiernos deber√≠an adoptar medidas urgentes para limitar el acceso a dichos sedantes y llamar la atenci√≥n del p√ļblico sobre los riesgos de dejar alimentos y bebidas sin atender durante encuentros p√ļblicos como las fiestas, dijo.

“El fen√≥meno de las drogas cita-violaci√≥n, aunque bastante nuevo, se est√° extendiendo r√°pidamente a medida que los abusadores sexuales intentan eludir los controles m√°s estrictos utilizando sustancias no restringidas por las convenciones internacionales sobre f√°rmacos”, dijo el organismo con sede en Viena en una declaraci√≥n adjunta al informe.

El abuso del flunitrazepam -que se vende bajo la marca Rohypnol- se ha reducido, gracias a los esfuerzos internacionales, pero el reporte dijo que los delincuentes usan ahora ácido gama-hidroxibutírico -conocido como GHB- o ketamina y gama-butirolactone, o GBL.

“Como en muchos pa√≠ses la mayor√≠a de estos f√°rmacos est√°n disponibles con facilidad, suelen caer en manos criminales”, dijo la junta.

Aunque GHB fue puesto bajo control internacional en el 2001, no todos los países han estipulado regulaciones a nivel nacional, agrega. Mientras tanto, ketamina y GBL siguen al margen de las convenciones sobre fármacos y por lo tanto pueden conseguirse fácilmente.

“Los narcotraficantes obtienen las sustancias en cuesti√≥n por medio de farmacias en Internet y el sistema postal, o por manufactura il√≠cita”, dijo el informe.

Para hacer frente al problema, la junta instó a los gobiernos a trabajar en colaboración con las industrias farmacéutica y química y asegurarse de que la policía y los fiscales tengan la autoridad legal para tomar acciones adecuadas contra los perpetradores o sospechosos.

“En muchos pa√≠ses, el uso de sustancias para facilitar la comisi√≥n de un delito no constituye delito”, dijo el informe.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *