La opinion de Angy Newman

¡Tú eres lo más importante!

El principal obstáculo para ser un seductor(a) es nuestro absurdo prejuicio de considerar el amor y al romance como una especie de mágico reino sagrado en el que las cosas simplemente suceden, si deben hacerlo. Esto puede parecer tal vez pintoresco y romántico, pero en realidad no es sino una excusa de nuestra ??pereza?. Lo que realmente seduce a una persona es el ??esfuerzo que invertimos en ella, porque esto muestra cuánto nos importa y lo valioso (a) que es para nosotros?. Si dejas las cosas al azar es buscarte problemas, y revelaras que no tomas al amor y al romance muy en serio.

Por ejemplo, Casanova, invertía esfuerzo, el artificio que aplicaba a cada aventura, era lo que lo hacía tan endiabladamente seductor. Enamorarse entiéndase otra vez muy bien, ??no es cuestión de magia?, sino de sicología. Una vez que conozcas la sicología de tu objetivo, y que traces la estrategia consecuente, estarás en mejores condiciones para ejercer sobre él o ella un hechizo mágico.

Un(a) seductor(a) no ve el amor como algo sagrado, sino como una guerra, en el cual todo se vale.

Los seductores nunca se abstraen en sí mismo. Su mirada apunta afuera, no adentro. Cuando conocen a alguien, su primer paso es identificarse con esa persona, para ver el mundo a través de sus ojos. Son varias las razones de esto:

Primero: el ensimismamiento es señal de inseguridad, es anti seductor. Todos tenemos inseguridades, pero los verdaderos seductores consiguen ignorarlas, pues su terapia al dudar de si mismo consiste en embelesarse con el mundo. Esto les concede un espíritu animado: todos queremos estar con ellos.

Segundo: el seductor se identifica rápidamente con el otro, se imagina qué se siente ser él, esto ayuda al seductor a recabar valiosa información, a saber qué hace vibrar a esa persona, ??qué hará para no poder pensar claramente y caer en la trampa?.

Bien armado con esta información, puede prestar una atención concentrada e individualizada, algo raro en un mundo en el que la mayoría de la gente sólo nos ve desde atrás de la pantalla de sus prejuicios. Identificarte con el objetivo es el primer paso táctico importante en la guerra de penetración.

Los seductores (as) se conciben como fuente de placer, como abejas que toman polen de unas flores para llevarlo a otras. De niños, recordarás, nos dedicamos principalmente al juego y al placer, ahora, de adultos, el paraíso está perdido o simplemente no está en nuestras expectativas, simplemente porque decidimos ??sobrecargarnos de responsabilidades?. El seductor sabe que la gente espera ??siempre placer pues nunca es suficiente de amigos, familia, esposo, amantes, y para colmo, no sabe ??C?MO OBTENERLO DE SI MISMO?.

Cuando alguien llega a tu vida y te ofrece aventura y romance y a la vez, te encuentras vulnerable, estás dispuesto a sentir y llegar más allá de ciertos límites. Existe una gran verdad aunque muchas personas se resistan y se resistan: todos aclamamos nos arrolle la seducción y el amor de una persona, que nos libere de una obstinación usual.

A veces, la resistencia contra ti mismo es una manera de decir: ¡??SED?CEME, POR FAVOR?!

Los seductores (as) saben perfectamente que la posibilidad de placer hará que una persona lo siga, y experimentarlo, lo hará abrirse, convertirse vulnerable ante el contacto.

Un seductor ve la vida como teatro, en el que cada quien es actor. La mayoría de nosotros creemos tener papeles ceñidos en la vida, lo que nos vuelve infelices. Esos papeles son impuestos por varias personas: nuestros padres, nuestros familiares, nuestras parejas, etc.?comúnmente, y tú lo sabes, no cumples el papel perfecto de tu vida porque no tienes el carácter de tener el control de tus emociones, sentimientos y cuerpo, dejando que la vida pase y pase y pase llegando a una edad en donde creas que tu tiempo y las oportunidades ya no son posible recuperarlas.

Siempre hay tiempo para recuperar tu confianza, solo depende de una decisión: la tuya.

La diferencia de un seductor con diferencia a muchas personas, es que puede ser cualquier persona y asumir muchos papeles. Esa libertad, esa soltura de cuerpo y espíritu es lo que los vuelve atractivos.

Lo que puede hacerte falta es que te sientas abrumado siempre por mantener una identidad, querer parecer un seductor también podría caerse en el ridículo. Aprender a ser natural te convierte en una persona libre, con soltura de cuerpo y espíritu. Tener una vida ??tan real? te hace que pierdas ilusiones, fantasías, juegos, etc.

Un seductor no le importa lo que digan los demás, juzga a los que se hacen pasar por moralistas, amargados, reprimidos o insensibles. Para él o ella todo es adaptable, fluido con la vida misma. Con todo esto hay persona que siguen creyendo que un seductor (a) no son personas de confianza, aquellas que se provocan ese pensamiento sé perfectamente que ??anhelan ser víctimas de alguna de estas personas que te hagan vibrar, soñar y desear buscar una vida con total plenitud?.

Deja de engañarte, deshazte de toda tendencia moralizante, adopta la festiva filosofía del seductor (a) y el resto de cualquier proceso de tu vida, y te aseguro, COMPLETAMENTE que todo te resultará fácil y natural.

¡Controla tus emociones!

Soy Angy Newman

Vive, vive con seducción.

¡Bendiciones y amor en sus vidas, gracias!

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *