Hugo Chavez cerca a empresarios

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ordenó ayer a los militares verificar que no se remarquen los precios, tras la devaluación de la moneda decretada la semana pasada, y advirtió que podría confiscar cualquier tienda que especule con sus productos.

Chávez anunció que el país tendrá un tipo de cambio de 2.6 bolívares por dólar para bienes prioritarios como alimentos y medicinas, y uno ??petrolero? de 4.3 bolívares por dólar para comercio, automotriz y textiles, entre otros. Desde 2005 hasta el viernes pasado, el tipo de cambio único fijo fue de 2.15 bolívares por dólar.

??Quiero que la Guardia Nacional se vaya a la calle con el pueblo a luchar contra la especulación?, dijo el mandatario en su programa Aló Presidente, despertando aplausos de sus seguidores.

Chávez instruyó a su vicepresidente y ministro de la Defensa, Ramón Carrizales, a verificar que no se disparen los precios y le pidió entregarle hoy las primeras líneas de un ??plan ofensivo? contra la especulación en acuerdo con la milicia, autoridad tributaria y organizaciones comunales.

??Nadie se deje robar aquí, denuncien al especulador públicamente y nosotros intervengamos cualquier negocio de cualquier tamaño que se preste al juego de la burguesía especuladora?, dijo.

Indicó que es capaz de quitar los comercios a los dueños y darlos a sus trabajadores si remarcan precios, en tanto acusó a medios de comunicación de generar terror entre la población al anticipar que toda clase de productos aumentará de precios.

Ayer, canales de televisión y diarios mostraron fotos de largas filas de personas comprando electrodomésticos, además de diversos análisis de cómo afectará la devaluación los sectores de la economía. Pero el gobierno socialista asegura que el impacto sobre los precios no sería fuerte, en el país que tuvo la inflación más alta del continente en 2009: 25.1%.

El gobierno asegura que la devaluación ayudará a sectores exportadores, en un país que importa la mayoría de su consumo, e invitó a empresarios a contribuir con ese objetivo y creó un fondo para estimular la producción nacional. ??El Fondo Bicentenario: mil millones de dólares para la sustitución de importaciones, empezando por los alimentos, primero que nada?, anunció Chávez y aclaró que del fondo saldrán créditos, subsidios y subvenciones según estudios.

El mandatario argumenta que el tipo de cambio ayudará a desanimar la importación de productos no esenciales y bienes de lujo, y ayudaría a incrementar la producción de productos locales como alimentos y prendas de vestir, que Venezuela importa en gran parte. ?scar Meza, el director del instituto de investigación local Cendas, indicó que la devaluación impulsará el índice anual de la inflación por encima de 33% este año con incrementos de precios a los alimentos hasta del 36%. ??El bolsillo de los venezolanos, principalmente el de los más pobres, será el que pague la devaluación?, dijo Meza.

Advierte a los bancos

El presidente venezolano indicó que está dispuesto a tomar cualquier banco que falle y advirtió que una institución a la que evitó nombrar se acerca peligrosamente al límite, a pocas semanas de una minicrisis que derrumbó a ocho bancos pequeños, intervenidos por problemas de solvencia y capitalización.

En este marco, Chávez, retó a sus opositores a intentar realizar un referéndum revocatorio para finalizar de forma anticipada su periodo de gobierno. ??Esta mañana estaban diciendo por radio, estos escuálidos, que hoy cumple Chávez tres años, que ya estamos listos para un referendo revocatorio. ¡Dale clavo compadre! (…) Reto a la oposición a que vaya al referendo revocatorio, ¡los reto! Yo no tengo ningún miedo?, aseguró

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *