Panama tiene basea eronaval antidrogas

La primera de once estaciones aeronavales que el gobierno instalará tanto en el Pacífico como el Caribe panameño para enfrentar la amenaza del narcotráfico fue inaugurada el martes en esta pequeña isla de exuberante vegetación. “Esta será la primera estación aeronaval establecida por el gobierno para comenzar a hacer un trabajo más efectivo, más cerca de las rutas del narcotráfico”, dijo el ministro de Gobierno y Justicia, José Raúl Mulino, en la ceremonia de inauguración.

En total el gobierno instalará seis estaciones en el Pacífico y cinco en el Caribe. Chapera tiene poco más de 100 hectáreas y forma parte del Archipiélago de Las Perlas, en el Pacífico, reconocido por su atractivo turístico y ecológico. La isla fue traspasada en el 2007 al Servicio Aeronaval, luego que fuera confiscada al presunto narcotraficante colombiano Nelson Urrego, quien llegó a sacar cédula panameña y permanece preso en Panamá a espera de un juicio por lavado de dinero.

“El tráfico de drogas pasa por aquí de noche y de día. Se escuchan ruidos de motores grandísimos”, dijo el alcalde de Balboa, Jesús Manuel Olivarren. El municipio de Balboa comprende el Archipiélago de las Perlas y zonas insulares aledañas con una población de aproximadamente 4.000 personas. El área se ha convertido en los últimos años en “refugio de delincuentes y escondite de drogas”, aseguró Mulino.

Las autoridades de seguridad esperan estar operando para los próximos seis meses la mayoría de las estaciones aeronavales, integradas por componentes de la Policía Nacional, el Servicio Aeronaval y el Servicio Nacional de Fronteras. Las estaciones tendrán lanchas rápidas y de interdicción, apoyo de aeronaves y patrullarán día y noche las aguas panameñas.

“Este esfuerzo que iniciamos hoy es precisamente para empujar esa droga hacia aguas internacionales”, dijo Mulino al explicar que la idea es crear un escudo para interceptar embarcaciones y aeronaves de los narcotraficantes que intenten penetrar al territorio panameño. Panamá, con costas en el Pacífico y el Atlántico y fronterizo con Colombia, es utilizado desde hace décadas como puente en el trasiego de drogas. En el 2008 los decomisos de narcóticos totalizaron 53 toneladas.

Mulino explicó que de acuerdo con los informes, el Pacífico panameño registra mayor presencia de narcotraficantes en comparación con el área del Caribe. En el Pacífico, “los radares registran un mayor actividad de narcotraficantes producto de los flujos de drogas que se transporta por lancha rápida desde la frontera colombo panameña con destino principalmente a México”, apuntó.

Sectores locales han rechazado la instalación de los puntos contra el narcotráfico argumentando que las nuevas instalaciones incluiría la participación de Estados Unidos, lo que rechaza el gobierno. “Las instalaciones y el trabajo que ven es 100% (panameño) y operaremos con nuestros recursos obviamente”, dijo Mulino, aunque sostuvo que el combate al narcotráfico es un “tema muy abierto a la cooperación internacional sobre todo en materia de información y de inteligencia”.

“Todos los países intercambiamos a diario informaciones”, agregó. Desde las estaciones también se coordinarán acciones para prevenir que el territorio panameño sea utilizado como lugar tránsito de armas o la trata de personas.

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *