Las “nuevas” reglas del PRD

El 12 Congreso Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) perfila una serie de modificaciones a los estatutos de este organismo político a fin de que su candidato presidencial en 2012 se defina en urnas con una votación universal, directa y secreta, abierta a la ciudadanía.

La propuesta fue presentada de último momento, pero también se contempló que si 60% de los consejeros nacionales del partido se ponen de acuerdo, pueden definir otro mecanismo para la elección de su candidato presidencial.

Entre estas opciones se encuentran la votación universal, directa y secreta de los afiliados al partido, por votación de los consejeros nacionales mediante una candidatura única presentada ante el Consejo Nacional del PRD y por votación de los representantes seccionales.

Respecto a la elección de la Presidencia y Secretaría General del PRD se planteó que también se defina por voto universal, libre, directo y secreto de los afiliados inscritos en el listado nominal de electores del partido.

Ocupará la Presidencia del PRD, según lo establecido, quien obtenga la mayoría de votos, y la secretaría general, quien logre la primera minoría de votos (como se encuentra actualmente).

Consolidan reestructuración

En el marco de este congreso se consolidó una restructuración total del entramado interno de este organismo político en busca de recomponerse política, ideológica y operativamente para enfrentar el futuro político-electoral del país.

Sin embargo, al concluir los trabajos de tres mesas de trabajo ??Línea Política, Declaración de Principios y Programa, y la de Estatutos en marcha?? el congreso ??refundacional? perredista no constituyó ningún equipo de trabajo que garantice que los cambios internos se lleven a cabo. Estableció que en los primeros meses de 2010 el Consejo Nacional aprobará una ??ruta crítica? para la aplicación de la nueva estructura orgánica y para la renovación de las dirigencias, con esta nueva estructura organizativa del partido.

Pendiente el debate en torno a la política de alianzas ??que plantea la posibilidad de competir unido al PRI o al PAN o de ir exclusivamente con sectores de izquierda??, los congresistas del PRD aprobaron reducir en 70% su alta burocracia, obligar a ejercer una militancia activa, tener comportamiento ético y expulsar de facto a cualquier traidor.

Además, en sus mesas temáticas los congresistas establecieron que el partido consultará a la base, mediante referéndum y plebiscito, para definir acciones trascendentales y se garantizará la aplicación de ??candados?a las corrientes para que dejen de ser grupos de presión, de interés o de protección.

El PRD avaló crear un nuevo padrón de militantes, fortalecer la defensa del Estado laico, proteger a ultranza y con respeto a la religión el derecho de la mujer a decidir sobre su maternidad y garantizar la equidad de género (50-50) en la designación de cargos de elección y puestos partidistas.

Acompañado por el líder de los diputados federales perredistas, Alejandro Encinas; por el presidente del Senado, Carlos Navarrete, y por la secretaria general del partido, Hortensia Aragón, el líder del perredismo nacional, Jesús Ortega advirtió:

??Vamos a enfrentar con toda nuestra fuerza cualquier intento de debilitar o desaparecer la condición del Estado mexicano como un Estado laico. Refrendamos que, en México, todas las religiones deben ser respetadas, pero no puede haber una religión oficial, y menos que a partir de criterios religiosos se tomen decisiones políticas, como el caso del aborto?.

Sobre la decisión de que el PRD sea un partido verde, el dirigente nacional dijo que todo instituto político progresista y de izquierda debe poner atención al principal problema del mundo: el deterioro del medio ambiente y de los recursos naturales y el calentamiento global

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *