Israel debe parar asentamientos coloniales

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, afirmó el viernes que la única condición que exigen los palestinos para retomar las negociaciones con Israel es “el compromiso de las dos partes con las bases de la operación de paz” y que se detengan las “actividades expansionistas de los israelíes”. “No podemos aceptar el concepto del gobierno de Israel actual para las negociaciones”, dijo Abbas en un discurso ante la Asamblea Nacional, que realizó una sesión especial con motivo de la primera visita al país del líder palestino.

“No tenemos ninguna condición para volver a iniciar las negociaciones sino el compromiso de las dos partes con las bases de la operación de paz de acuerdo a la hoja de ruta, y en especial parar las actividades expansionistas de los israelíes”, indicó el líder palestino a través de una traductora. Abbas cuestionó la propuesta que realizó a mediados de semana el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, sobre la congelación durante diez meses de la construcción de asentamientos judíos en Cisjordania, y señaló que el anuncio “no trajo nada nuevo porque la ocupación va a seguir en la franja occidental y en Jerusalén”.

“El primer ministro israelí tenía que decidir entre la paz y la ocupación, y lamentablemente eligió la ocupación”, agregó. Abbas insistió en que mientras los palestinos hacen propuestas sobre la mesa de negociaciones, “Israel hace lo que quiere sobre la tierra”. “¿Cuando nos va a escuchar el mundo?”, inquirió Abbas al señalar que lo que desea el pueblo palestino es “vivir libre, tranquilo, independiente, soberano”.

El líder palestino consideró de gran importancia la gira que lo llevó esta semana a Brasil, Argentina, Chile, Paraguay y finalmente Venezuela. El presidente Hugo Chávez consideró como un hecho de “profunda significación histórica” la visita de Abbas y dijo, tras recibirlo en el palacio presidencial con honores militares, que su gobierno está al lado de Palestina en “su memorable lucha contra el imperio yanqui, contra sus lacayos, contra el Estado genocida de Israel que atropella, que mata, que pretende exterminar al pueblo palestino”.

Chávez aprovechó la visita de Abbas para ratificarle el “más grande compromiso” por las luchas palestinas y por “la creación del estado palestino, con esa ciudad sagrada Jerusalén”. “Todos estamos en el mismo sendero”, expresó el líder palestino al agradecer el apoyo del gobierno de Chávez, a quien llamó el “comandante grande que sabe defender su tierra”.

El mandatario venezolano otorgó a Abbas la orden del Libertador en su primera clase y una réplica de la espada de Simón Bolívar durante un acto donde fueron firmados tres documentos de cooperación en las áreas comercial, económica, científica, cultural y educativa. Al obsequiar la réplica de la espada, Chávez también entregó a Abbas una hoja de palma para recordar una intervención que tuvo al fallecido líder Yasser Arafat en Naciones Unidas de 1974 cuando llevó un arma y una rama de olivo.

Chávez comentó que tenía en una mano una rama y en la otra una espada, pero “no queremos desenvainarla, pero siempre hay que tener la espada”. El gobernante aprovechó el evento para fustigar a Israel, país con el rompió relaciones a inicios de año en protesta por las acciones que realizaron militares israelitas en la Franja de Gaza. Las autoridades palestinas establecieron relaciones diplomáticas formales con Venezuela en abril y abrieron una representación diplomática en Caracas.

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *