¿Hay plan B en el caso de LyFC?

Esa gente no se veía contenta, a pesar de lo generoso de las liquidaciones. Todos esos que el domingo marcharon en el DF con el puño levantado estaban muy rabiosos con el apagón de Luz y Fuerza del Centro.

Y los que salieron durante el día de ayer, de verdad, bufaban. Ya visto sin pasiones, lo que ofrece el gobierno federal a los ex trabajadores no está nada mal para una empresa de calidad y productividad tan cuestionadas y para un sindicato tan señalado, durante décadas, por corrupción. Pero ese no es el detalle.

El decreto, el no planchar una salida antes y la toma de las instalaciones con la policía, no coincide con un discurso oficial que basa la decisión en razones económicas. Pareciera que no se midió la posibilidad de conflictos sociales y del consecuente uso de la fuerza pública si esto se sale de control.

O pareciera que esa posibilidad se calculó muy bien, lo cual asusta.

Pensemos que no fue así, y que entonces esto no está saliendo como se planeó. La pregunta obligada, por lógica, es si la administración federal a cargo de Felipe Calderón no tiene un ??plan B?.

Ya quedó claro que no hay ??plan B? para el presupuesto de 2010; lo dijeron hasta el hartazgo. ¿Tampoco para el apagón de Luz y Fuerza? ¿En serio? Porque la furia de esos 66 mil corridos y de sus amigos ??justificada o injustificada?? no se contiene fácil.

Mucho menos cuando hay reclamos de que se trata de una vendetta política contra un sindicato que no es afín a Los Pinos. La gente no está contenta con la generosidad federal. Otra vez: ¿ya tienen un ??plan B?? ¿O tampoco??

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *