El PRI no se averguenza

El diputado federal del PRI David Penchyna aseguró que en la negociación de los nuevos e incrementos de impuestos para 2010, “el PRI no tiene de qué avergonzarse”.

A nombre de la bancada del PRI, y cómo posicionamiento final en torno a la propuesta que impulsaron junto con el PAN de incrementar el Impuesto al Valor Agregado de 15 a 16%, y el Impuesto Sobre la Renta de 28 a 30%, entre otros, Penchyna insistió en que el paquete fiscal 2010 no traiciona ni violenta sus estatutos internos.

“La llamada Contribución contra la pobreza (que imponía un 2% al consumo) era generalizada y castigaba artículos de primera necesidad y repercutía en la población de menores ingresos.

“El PRI dijo que no, acorde a un mandato en sus compromisos básicos, el PRI planteó alternativas, cuidando siempre que las cargas impositivas afectaran menos a quienes menos tienen, en la definición del partido sobre los impuestos, lejos de debates falsos o populistas, se pensó en la nación”, dijo.

En lo que es la aprobación del último de ocho dictámenes de la Ley de Ingresos de la Federación 2010, el priísta que también es secretario de la comisión de Hacienda recordó que la obligación estatutaria era por no gravar alimentos y medicinas, “cumplimos con los compromisos que nos hizo ganar en las pasadas elecciones”.

“Que el gobierno no se acabe por aquellos que no hacen nada, pero sí mucho ruido”, dijo en referencia a los diputados del PT y algunos del PRD que no dejaron de gritar consignas mientras daba el posicionamiento del PRI.

Los petistas improvisaron y al grito de “(Francisco) Rojas, (David) Penchyna, aliados de (Carlos ) Salinas” esperaron la última votación de la Ley de Ingresos de la Federación sin modificaciones o reservas

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *