Cientifico atomico frances se comunicaba con Al Qaeda

Un físico francés arrestado la semana pasada mientras trabajaba en el Gran Colisionador de Hadrones reconoció ante los investigadores que sostuvo correspondencia por internet con un contacto de al-Qaida en el norte de Africa, informó el domingo un funcionario judicial.

En su correspondencia por internet, el científico intercambió planes analizados vagamente de ataques terroristas, pero nada en concreto, informó el funcionario francés, que habló bajo condición de permanecer en anonimato, pues la investigación continúa.

El físico, de 32 años, es de origen argelino y era uno de los más de 7.000 científicos que trabajan en el Gran Colisionador de Hadrones en Suiza, un acelerador de partículas que hace que se estrellen entre sí para estudiar sus efectos.

El científico y su hermano fueron arrestados el jueves en la ciudad de Vienne, en el sureste de Francia. El hermano fue liberado el sábado, agregó el funcionario.

El físico permanecía bajo custodia el domingo en la zona de París, sin que se le hubieran interpuesto cargos. Según la ley francesa, los sospechosos por terrorismo pueden permanecer detenidos sin cargos hasta por cuatro días.

Vigilantes estadounidenses detectaron la correspondencia por internet entre el científico y su contacto del grupo miliciano conocido como al-Qaida en la zona norte de Africa, dijo el funcionario francés.

El grupo suele tener como objetivo de sus ataques al gobierno y fuerzas auxiliares en Argelia, aunque ocasionalmente realiza ofensivas contra extranjeros.

En su lugar de trabajo el físico no tenía contacto con piezas que pudieran ser usadas para actos terroristas, informó la Organización Europea para la Investigación Nuclear.

El experimento en el que trabajaba era uno de una serie de proyectos de investigación en el túnel de 27 kilómetros (17 millas) bajo la frontera entre Suiza y Francia.

El arresto del físico se suma a otros incidentes en el colisionador, de 10.000 millones de dólares de costo.

La instalación comenzó a funcionar en septiembre de 2008, pero nueve días después de su inauguración una gran falla eléctrica relacionada con su construcción hizo que toda su maquinaria se apagara.

Desde entonces ha sido sometida a reparaciones constantes que suman unos 40 millones de francos suizos (40 millones de dólares).

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *