America Latina en una carrera armada

Los países de América Latina están embarcados ‘en una carrera armamentista disparatada’ y tan sólo en el último año se gastaron 60 mil millones de dólares en armas, advirtió el periodista Andrés Oppenheimer.

Se trata de un aumento de cien por ciento en el último lustro, y se da en una región cada vez más dividida y menos insertada en la economía global, a pesar de que sus presidentes ‘van de cumbre en cumbre y proclaman supuestos avances en la integración’.

Sobre la posible reelección del presidente colombiano Avaro Uribe, dijo que sería ‘pésimo’ para Colombia, para Uribe y para Latinoamérica.

‘Lamentablemente los presidentes se marean en el poder y por más buenos gobiernos que hagan, como ha sido el de Uribe, terminan creyéndose indispensables’, opinó.

‘No se dan cuenta de que al no permitir que otros tomen su lugar, están cavando su fosa. Sería un grave error porque nos quita muchos argumentos a aquellos que acusamos al presidente Hugo Chávez de perpetuarse en el poder’, añadió.

Por otra parte, sobre el deseo del gobierno español de levantar la posición común europea sobre Cuba, vigente desde 1996, Oppenheimer consideró que ‘no creo que la solución sea aumentar las sanciones económicas ni aislarlo’.

No obstante, puntualizó que es lamentable retroceder en la defensa de los derechos humanos y la democracia.

Subrayó que España está agachando la cabeza ante una dictadura, en lugar de hacer lo que tendría que hacer un país modelo.

Insistió en que España tiene que ser el modelo para América Latina, no sólo económico, sino de la defensa de la democracia y los derechos humanos.

‘Me parece más irónico todavía que un Gobierno socialista sea el que no habla con la oposición pacífica, cuando los socialistas tenían que ser los primeros en saber lo que es vivir bajo una dictadura’, abundó.

‘Ojalá me equivoque y cuando España asuma la presidencia de la UE, Moratinos y el Gobierno español aprovechen todos estos puentes para empezar a tender lazos también con la oposición’, dijo.

Por el contrario, el periodista argentino-estadunidense calificó de acertados los pasos que está dando la administración del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en Latinoamérica, especialmente en Cuba.

Lamentó que el gobierno de Obama en América Latina aún no tiene a su equipo, porque los republicanos se lo están obstruyendo en el Senado.

‘Obama no es un hombre que conozca mucho América Latina, pero ha cambiado la imagen de Estados Unidos en la región, y eso le va a dar mucho capital político. Sobre Cuba me parecen bien las medidas que ha tomado, todo lo que sea contacto personal es mejor’, concluyó.

Oppenheimer recibirá este miércoles el VII premio Algaba por su último libro ‘Los Estados Desunidos de las Américas’, en la sede de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB).

egc
El periodista opina que la región está cada vez más dividida y menos insertada en la economía global

MADRID.- Los países de América Latina están embarcados ‘en una carrera armamentista disparatada’ y tan sólo en el último año se gastaron 60 mil millones de dólares en armas, advirtió el periodista Andrés Oppenheimer.

Se trata de un aumento de cien por ciento en el último lustro, y se da en una región cada vez más dividida y menos insertada en la economía global, a pesar de que sus presidentes ‘van de cumbre en cumbre y proclaman supuestos avances en la integración’.

Sobre la posible reelección del presidente colombiano Avaro Uribe, dijo que sería ‘pésimo’ para Colombia, para Uribe y para Latinoamérica.

‘Lamentablemente los presidentes se marean en el poder y por más buenos gobiernos que hagan, como ha sido el de Uribe, terminan creyéndose indispensables’, opinó.

‘No se dan cuenta de que al no permitir que otros tomen su lugar, están cavando su fosa. Sería un grave error porque nos quita muchos argumentos a aquellos que acusamos al presidente Hugo Chávez de perpetuarse en el poder’, añadió.

Por otra parte, sobre el deseo del gobierno español de levantar la posición común europea sobre Cuba, vigente desde 1996, Oppenheimer consideró que ‘no creo que la solución sea aumentar las sanciones económicas ni aislarlo’.

No obstante, puntualizó que es lamentable retroceder en la defensa de los derechos humanos y la democracia.

Subrayó que España está agachando la cabeza ante una dictadura, en lugar de hacer lo que tendría que hacer un país modelo.

Insistió en que España tiene que ser el modelo para América Latina, no sólo económico, sino de la defensa de la democracia y los derechos humanos.

‘Me parece más irónico todavía que un Gobierno socialista sea el que no habla con la oposición pacífica, cuando los socialistas tenían que ser los primeros en saber lo que es vivir bajo una dictadura’, abundó.

y el Gobierno español aprovechen todos estos puentes para empezar a tender lazos también con la oposición’, dijo.

Por el contrario, el periodista argentino-estadunidense calificó de acertados los pasos que está dando la administración del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en Latinoamérica, especialmente en Cuba.

Lamentó que el gobierno de Obama en América Latina aún no tiene a su equipo, porque los republicanos se lo están obstruyendo en el Senado.

‘Obama no es un hombre que conozca mucho América Latina, pero ha cambiado la imagen de Estados Unidos en la región, y eso le va a dar mucho capital político. Sobre Cuba me parecen bien las medidas que ha tomado, todo lo que sea contacto personal es mejor’, concluyó.

Oppenheimer recibirá este miércoles el VII premio Algaba por su último libro ‘Los Estados Desunidos de las Américas’, en la sede de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB)

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *