Sobre lo de hoy, Carlos Fuentes escribe del narcotrafico

El escritor mexicano Carlos Fuentes suele reflejar la realidad de su país en sus libros, pero nunca hasta el punto en que lo hace en su nueva novela, “Adán en Edén”, una crónica periodística sobre el narcotráfico y la corrupción política en México, que se publicará en noviembre.

“Es una novela-reportaje, muy periodística”, que relata “cómo está siendo minado el país por los narcotraficantes y por formas diversas de corrupción”, reveló hoy el autor en una entrevista, horas antes de recibir esta noche el Premio González-Ruano de Periodismo, concedido por la Fundación Mapfre.

Figura esencial de las letras latinoamericanas, el escritor mereció este galardón por su artículo “El Yucatán de Lara Zavala”, publicado en un diario mexicano, el 7 de abril de 2008, y en el que reflexiona sobre la relación entre historia y novela, porque para el autor de “La muerte de Artemio Cruz” esa conexión es algo inevitable.

“Ha habido tiempo sin novelas, pero nunca una novela que no trate el tiempo de alguna manera. Y tratar el tiempo es tratar la historia”, aseguró Carlos Fuentes, cuya constante actividad y el semblante relajado que mostraba hoy hacen difícil creer que vaya a cumplir pronto 81 años.

Aunque el escritor había anunciado meses atrás que ya tenía casi concluida una novela dedicada al guerrillero colombiano Carlos Pizarro, hoy sorprendió con el inminente lanzamiento de “Adán en Edén”, un libro de 160 páginas que será presentado en noviembre en Santiago de Chile y, luego, en la Feria del Libro de Guadalajara (México). Meses más tarde se publicará en España.

En “Adán en Edén” el novelista se ajusta a la realidad actual mexicana como en ninguna otra novela.

El narrador es un empresario muy poderoso, que, ante el daño que el narcotráfico está causando en su país, decide ganar la partida a los narcotraficantes y a los criminales con su propio juego, siendo más criminal que ellos.

“Y, ¿cómo lo hace? Ya lo verán ustedes”, añadió socarrón Fuentes, que rara vez desvela el contenido de sus libros, pero que sí reconoció su gran preocupación ante el avance imparable de los cárteles de la droga y la criminalidad en su “México es la nueva frontera del narcotráfico. Lo fue Colombia durante mucho tiempo, pero luego se trasladó a mi país, que es una frontera muy cómoda para los narcos por su proximidad con Estados Unidos”, afirmó Fuentes.

Insistió en que si no hubiese la demanda norteamericana, no habría la oferta mexicana.

El autor de “La región más transparente” o “Terra nostra” suele respaldar la gestión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pero no cree que ni siquiera él, que es un político bienintencionado, se atreva a despenalizar la droga en su país.

“El espíritu ‘religioso’ de los norteamericanos no se lo permitiría, porque ¿cómo se va a legalizar un crimen?”, se preguntaba Fuentes, quien en varias ocasiones se ha mostrado partidario de la despenalización de la droga a nivel mundial.

Y mientras se avanza en una solución, el novelista, habitualmente muy crítico con Felipe Calderón, se mostró animado ante las propuestas formuladas por el presidente mexicano el pasado día 1 en su discurso de apertura de la nueva Legislatura, dado que no se centró sólo en el combate de la droga sino también en la necesidad de mejorar la educación, ampliar la oferta de trabajo y acabar con los monopolios públicos y privados de México.

Carlos Fuentes tiene lista prácticamente su novela sobre el guerrillero Carlos Pizarro, “Aquiles o el guerrillero y el asesino”, aunque reconoce que, como está muy sujeta a la realidad colombiana, la historia le rebasa.

“Constantemente pasan de nuevo cosas en Colombia que me impiden terminar la novela. Está casi acabada salvo en sus conclusiones, que siempre quedan aplazadas. Es lo malo de acercarse demasiado a la historia”, señaló el escritor, que publicará esta obra cuando pueda tomar la suficiente distancia.

El interés por la literatura que se hace en su continente ha llevado al autor de “La voluntad y la fortuna” a escribir un ensayo sobre “La novísima novela latinoamericana”, que, anunció, se publicará en inglés, en Estados Unidos.

Los jóvenes escritores hispanoamericanos están diciendo que hay una sociedad nueva, que ya no corresponde a clichés ni a lugares comunes, afirmó el Premio Cervantes, quien cree que, frente a la búsqueda de la identidad que caracterizó a generaciones anteriores de autores, los novelistas de hoy reflejan El escritor mexicano lanzará en noviembre “Adán en Edén”, una novela-reportaje sobre el crimen organizado

MADRID.- El escritor mexicano Carlos Fuentes suele reflejar la realidad de su país en sus libros, pero nunca hasta el punto en que lo hace en su nueva novela, “Adán en Edén”, una crónica periodística sobre el narcotráfico y la corrupción política en México, que se publicará en noviembre.

“Es una novela-reportaje, muy periodística”, que relata “cómo está siendo minado el país por los narcotraficantes y por formas diversas de corrupción”, reveló hoy el autor en una entrevista, horas antes de recibir esta noche el Premio González-Ruano de Periodismo, concedido por la Fundación Mapfre.

Figura esencial de las letras latinoamericanas, el escritor mereció este galardón por su artículo “El Yucatán de Lara Zavala”, publicado en un diario mexicano, el 7 de abril de 2008, y en el que reflexiona sobre la relación entre historia y novela, porque para el autor de “La muerte de Artemio Cruz” esa conexión es algo inevitable.

“Ha habido tiempo sin novelas, pero nunca una novela que no trate el tiempo de alguna manera. Y tratar el tiempo es tratar la historia”, aseguró Carlos Fuentes, cuya constante actividad y el semblante relajado que mostraba hoy hacen difícil creer que vaya a cumplir pronto 81 años.

Aunque el escritor había anunciado meses atrás que ya tenía casi concluida una novela dedicada al guerrillero colombiano Carlos Pizarro, hoy sorprendió con el inminente lanzamiento de “Adán en Edén”, un libro de 160 páginas que será presentado en noviembre en Santiago de Chile y, luego, en la Feria del Libro de Guadalajara (México). Meses más tarde se publicará en España.

En “Adán en Edén” el novelista se ajusta a la realidad actual mexicana como en ninguna otra novela.

El narrador es un empresario muy poderoso, que, ante el daño que el narcotráfico está causando en su país, decide ganar la partida a los narcotraficantes y a los criminales con su propio juego, siendo más criminal que ellos.

“Y, ¿cómo lo hace? Ya lo verán ustedes”, añadió socarrón Fuentes, que rara vez desvela el contenido de sus libros, pero que sí reconoció su gran preocupación ante el avance imparable de los cárteles de la droga y la criminalidad en su país.

“México es la nueva frontera del narcotráfico. Lo fue Colombia durante mucho tiempo, pero luego se trasladó a mi país, que es una frontera muy cómoda para los narcos por su proximidad con Estados Unidos”, afirmó Fuentes.

Insistió en que si no hubiese la demanda norteamericana, no habría la oferta mexicana.

El autor de “La región más transparente” o “Terra nostra” suele respaldar la gestión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pero no cree que ni siquiera él, que es un político bienintencionado, se atreva a despenalizar la droga en su país.

“El espíritu ‘religioso’ de los norteamericanos no se lo permitiría, porque ¿cómo se va a legalizar un crimen?”, se preguntaba Fuentes, quien en varias ocasiones se ha mostrado partidario de la despenalización de la droga a nivel mundial.

Y mientras se avanza en una solución, el novelista, habitualmente muy crítico con Felipe Calderón, se mostró animado ante las propuestas formuladas por el presidente mexicano el pasado día 1 en su discurso de apertura de la nueva Legislatura, dado que no se centró sólo en el combate de la droga sino también en la necesidad de mejorar la educación, ampliar la oferta de trabajo y acabar con los monopolios públicos y privados de México.

Carlos Fuentes tiene lista prácticamente su novela sobre el guerrillero Carlos Pizarro, “Aquiles o el guerrillero y el asesino”, aunque reconoce que, como está muy sujeta a la realidad colombiana, la historia le rebasa.

“Constantemente pasan de nuevo cosas en Colombia que me impiden terminar la novela. Está casi acabada salvo en sus conclusiones, que siempre quedan aplazadas. Es lo malo de acercarse demasiado a la historia”, señaló el escritor, que publicará esta obra cuando pueda tomar la suficiente distancia.

El interés por la literatura que se hace en su continente ha llevado al autor de “La voluntad y la fortuna” a escribir un ensayo sobre “La novísima novela latinoamericana”, que, anunció, se publicará en inglés, en Estados Unidos.

Los jóvenes escritores hispanoamericanos están diciendo que hay una sociedad nueva, que ya no corresponde a clichés ni a lugares comunes, afirmó el Premio Cervantes, quien cree que, frente a la búsqueda de la identidad que caracterizó a generaciones anteriores de autores, los novelistas de hoy reflejan la diversidad

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *