¿Queremos salir?, necesitamos cambios de fondo

Las cosas no pueden seguir igual, los retos del país obligan a redefinir prioridades y el ritmo de cambios, dijo ayer el presidente Felipe Calderón, y aseguró que él es el primero en ??reconocer que a la vista del México al que aspiramos, lo logrado es claramente insuficiente?.

Al dirigir en Palacio Nacional un mensaje con motivo de su tercer Informe de Gobierno, demandó una ??gran alianza? para transformar a fondo a México en torno 10 propuestas.

Entre los elementos de estos ??cambios de fondo?, Calderón anunció un plan de adelgazamiento del gasto público que pasará por la desaparición de programas y rubros no prioritarios.

El Presidente urgió a iniciar de inmediato los cambios, pues advirtió que el tiempo para hacerlos de manera oportuna se agota.

??Sí, sé que es muy difícil cambiar. Es tan difícil que por eso México, en alguno de sus rubros esenciales, no ha podido cambiar en décadas. Hoy tenemos que hacerlo, porque además ya no quedan otras alternativas, porque el tiempo y los recursos se nos agotan, porque las necesidades de la población son cada vez más apremiantes. Hoy, cambiar de fondo no sólo es la mejor, sino la única alternativa.

??Soy el primero en reconocer que a la vista del México al que aspiramos, lo logrado es claramente insuficiente. Que a este ritmo tomaría muchos años y, quizá décadas, el poder vislumbrar en hechos concretos el México que queremos. Que por muchos que han sido los esfuerzos por mitigar la pobreza, cada crisis alimentaria o económica como las que vivimos, representa un nuevo golpe a las posibilidades de vida digna de millones de mexicanos?, añadió

Calderón dijo que desde su perspectiva, los cambios de fondo deberían abarcar al menos 10 elementos: ??El primero y fundamental tiene como objetivo central frenar la pobreza en que vive la mitad de la población, y en especial la extrema en la que viven uno de cada cinco mexicanos.

??Propondré al Congreso de la Unión, aun en medio de la adversidad económica, un programa que no sólo no reduzca el gasto orientado a combatir la pobreza, sino que lo fortalezca, lo blinde para evitar cualquier abuso o desvío en cualquier orden de gobierno y lo dirija, precisa y especialmente, a aquellas familias que de acuerdo con la definición de pobreza alimentaria, no les alcanza, incluso, para el sustento diario?, detalló el mandatario.

El segundo, dijo, es lograr en esta administración la cobertura universal de salud y el tercero ??lograr una educación de calidad?.

El cuarto tiene como eje central una profunda reforma de las finanzas públicas, que pasa por medidas de austeridad y adelgazamiento del gasto corriente.

??Tenemos que hacer más con menos. El gobierno federal será el primero en poner el ejemplo. Lo haremos a través de un extraordinario esfuerzo de austeridad y racionalización de la administración pública?, dijo.

??Para ello ??explicó??, enviaré a la consideración del Congreso una reforma que permita jerarquizar con criterio de eficiencia, transparencia y austeridad, el gasto del gobierno federal; que reduzca su costo administrativo e invito a los poderes y órdenes de gobierno, a órganos autónomos y a partidos a realizar un esfuerzo en el mismo sentido?.

Añadió: ??mi gobierno no pedirá a nadie un esfuerzo que antes no haya hecho en su propio ámbito. Una vez que el gobierno federal haya puesto la muestra y mostrado en los hechos que está dispuesto a hacer mucho más con menos, podrá, en justicia, pedir a la sociedad su parte para esta tarea común?.

Dijo que el segundo componente de esta reforma financiera es fortalecer los ingresos públicos mediante acuerdos de fondo que permitan simplificar trámites fiscales, reducir la evasión e incrementar la recaudación aumentando la base gravable.

El quinto elemento es una ??reforma económica de fondo. Y para ello, debemos emprender una nueva generación de reformas en las empresas públicas del sector energético. Las empresas del sector registran resultados cada vez más preocupantes. Se requiere urgentemente una racionalización de su administración y de su operación?.

El sexto implica una reforma en telecomunicaciones. ??México requiere que este sector realmente responda a las necesidades del desarrollo, garantice una mayor cobertura de los servicios, la convergencia de las tecnologías disponibles y la competencia?.

El séptimo plantea transformar el sector laboral y en el octavo Calderón sugiere un una reforma regulatoria de fondo.

El noveno busca profundizar y ampliar la lucha contra el crimen y por la seguridad ciudadana.

El décimo implica una reforma política de fondo. ??Hay que reconocerlo. Los ciudadanos no están satisfechos con la representación política y perciben una enorme brecha entre sus necesidades y la actuación de sus gobernantes?, dijo Calderón.

Finalizó su mensaje con la propuesta que esta sea ??la generación que puso por encima de cualquier otro interés particular el interés de México?

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *