Japon quiere afianzar su posicion en Asia

El futuro primer ministro japon√©s, Yukio Hatoyama, presidente del centrista Partido Dem√≥crata de Jap√≥n (PDJ), que el domingo se impuso triunfalmente en las elecciones legislativas, quiere acercar a Jap√≥n a sus vecinos asi√°ticos y dar vuelta la p√°gina de su pasado que dej√≥ cicatrices a√ļn palpables. De entrada Yukio Hatoyama, de 54 a√Īos, presidente del Partido Dem√≥crata de Jap√≥n (PDJ), que ser√° elegido jefe de gobierno a mediados de septiembre, ya ha lanzado la idea de crear una comunidad asi√°tica con una moneda √ļnica, al estilo de la Uni√≥n Europea.

“No debemos olvidar nuestra identidad de pa√≠s asi√°tico”, escribi√≥ en una revista japonesa antes de la aplastante victoria del PDJ del domingo que puso fin a 54 a√Īos de poder conservador en la segunda econom√≠a mundial. Hatoyama tambi√©n propuso la construcci√≥n de un memorial nacional consagrado a los soldados muertos en combate en donde podr√≠an recogerse los dignatarios japoneses.

Este monumento sería una alternativa al actual santuario sintoísta de Yasukuni en Tokio, en honor a los 2,5 millones de soldados muertos por Japón, pero también a los 14 criminales de guerra condenados a la pena capital por los Aliados en 1945. Este lugar de culto es considerado como el símbolo del pasado militarista del Japón imperial.
Las polémicas visitas de los políticos a este santuario situado en Tokio levantan ampollas en China, Corea y otros vecinos.

“Las expectativas en Asia en relaci√≥n a Hatoyama son realemente grandes”, explica Takehiko Yamamoto, profesor de ciencias pol√≠ticas en la Universidad Waseda, de Tokio. “Hay muchas oportunidades para dar vuelta la p√°gina, aunque sea parcialmente, sobre una cuesti√≥n hist√≥rica tan delicada”, asegura. En China, en donde la ocupaci√≥n del ej√©rcito japon√©s en los a√Īos 1930 y 1940 dej√≥ recuerdos muy dolorosos, se siguen muy atentamente los cambios pol√≠ticos en Jap√≥n.

“Estamos listos para trabajar con Jap√≥n para reforzar la cooperaci√≥n bilateral y conservar el ritmo sano de intercambios de alto nivel para (…) contribuir conjuntamente a la paz y al desarrollo en Asia”, declar√≥ este martes Jiang Yu, portavoz de la canciller√≠a china, en lo que es la primera reacci√≥n oficial de China a la victoria de la oposici√≥n centrista japonesa. “A juzgar por la composici√≥n del PDJ, se puede creer que el nuevo poder japon√©s ser√° relativamente m√°s amistoso hacia China”, opina otro analista, Zhang Haochuan, profesor del Centro de Estudios Japoneses de la Universidad Fudan, en Shangai.

El peri√≥dico estatal chino Global Times se alegr√≥ del posible cambio de mentalidad del nuevo gobierno japon√©s e inst√≥ al nuevo Primer Ministro a que respete su promesa de no visitar el pol√©mico santuario, lo cual “puede liberar a los dos pa√≠ses de esta carga legada por la historia y marcar una nueva etapa en las relaciones”, a√Īadi√≥. El primer ministro Junichiro Koizumi (2001-2006) provoc√≥ la c√≥lera de Pek√≠n y Se√ļl visitando el santuario en varias ocasiones.

“Para China, la cuesti√≥n de Yasukuni est√° en el coraz√≥n de las relaciones con Jap√≥n”, se√Īal√≥ Yamamoto. Aunque consiga neutralizar la pol√©mica del pasado militarista, el nuevo primer ministro japon√©s deber√° arreglar otros temas sensibles con Pek√≠n, como los derechos humanos, el T√≠bet o las diferencias territoriales.

“China no deber√≠a hacerse demasiadas ilusiones, porque las fricciones ser√°n inevitables”, opin√≥ por su lado Xu Yiping, director del Centro de Estudios Japoneses en Pek√≠n. Por su parte, el presidente de Corea del Sur, Lee Myung-Bak, que fue el primer dirigente asi√°tico en felicitar a Hatoyama, dijo que espera “desarrollar las relaciones entre Corea y Jap√≥n hacia una asociaci√≥n s√≥lida y madura”

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *