Golpistas hondureños buscan ganar “legalidad” con elecciones

El régimen de facto hondureño busca “legalizar y darle continuidad” al golpe de Estado mediante las elecciones de noviembre, por lo que la comunidad internacional no debe reconocerlas, expresó el presidente Manuel Zelaya en un documento divulgado este jueves. “Los golpistas pretenden legalizar y darle continuidad al golpe mediante el proceso electoral, con la participación única de los candidatos golpistas”, dice el “Informe Preliminar sobre el Golpe de Estado” preparado por Zelaya y sus asesores, divulgado por la Embajada de Honduras en Managua.

Agrega que los sectores democráticos hondureños, agrupados en el Frente Nacional contra el Golpe, “esperan que la comunidad internacional sostenga al respecto una posición firme e inclaudicable de no reconocimiento a un proceso electoral viciado y a las autoridades ilegítimamente electas”. El documento, de 29 páginas, sostiene que el golpe del 28 de junio “es una afrenta a las aspiraciones democráticas de los pueblos de América Latina”, por lo que reconocer a los representantes elegidos en las elecciones realizadas por el régimen de facto “constituiría un nuevo crimen contra la democracia”.

“Con el golpe de Estado, quedó evidenciado una vez más, que la existencia de las Fuerzas Militares en Honduras, solo ha servido para perpetrar golpes de Estado y promover un sistema de represión en contra de los derechos humanos y el orden democrático”, añade. “El golpe de Estado es el retorno de las prácticas fascistas” y ha quedado en evidencia “que pese a la condena pública que ha hecho el Presidente Barack Obama, los grupos conservadores de los Estados Unidos que apoyan el golpe de Estado dominan aún el monopolio del poder en esa nación”.

El informe, que también fue redactado en inglés, reitera que Zelaya aceptó la propuesta del mediador en la crisis hondureña, el presidente costarricense y Premio Nobel de la Paz, Oscar Arias, para el retorno al orden constitucional. El gobierno de facto de Roberto Micheletti, que espera lograr reconocimiento internacional tras los comicios, no ha aceptado la propuesta de Arias, pero ha evitado rechazarla abiertamente.

La propuesta contemplaba la restitución de Zelaya, amnistía política y adelantar los comicios, entre otros puntos. El informe asegura que el golpe fue promovido por sectores oligárquicos que se creen “los dueños de Honduras” que “no vieron con buenos ojos” a Zelaya, porque no respondía a sus intereses y que “esta élite económica financia las campañas de los partidos políticos” para los comicios de noviembre

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *