FDA aproba la vacuna contra el virus AH1N1

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó ayer la vacuna para el AH1N1 de Sanofi Aventis. La secretaria de Salud de ese país, Kathleen Sebelius, dijo que en octubre comenzaría la campaña de vacunación.

Ante un grupo de parlamentarios, en la Cámara de Representantes, Sebelius precisó que la Administración había analizado 195 millones de dosis de la vacuna y que ahora la entrega será gratuita para quienes lo necesiten.

Además, Sebelius manifestó que no habría necesidad de tratamientos adyuvantes. La vacunación será opcional, pero se dará prioridad a cinco grupos considerados de riesgo: mujeres embarazadas, personas en contacto con niños, personal médico, niños y jóvenes de 6 meses a 24 años y personas menores de 65 años que sufran enfermedades.

Las guías para administrar las vacunas fueron elaboradas por el Centro Federal de Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Eso representa 160 millones de personas, en una población total de 300 millones.

Sebelius precisó que existirán dos tipos de biológicos: uno basada en la inyección de un virus muerto y otra presentada como una pulverización nasal del virus vivo, pero debilitado.

La ministra dijo que en el momento se realizan estudios para determinar las posibilidades de introducir en el organismo y al mismo tiempo la vacuna contra el AH1N1 y la gripe estacional.

En Ecuador, fuentes del Ministerio de Salud reiteraron ayer que, a través del denominado Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana (OPS), se separaron 900 000 vacunas contra la gripe. Inicialmente eran 500 000 y luego se dijo que serían 670 000.

Se explicó que el cambio se debe a que se vacunará a más personas. Esto, de acuerdo con los datos que llegan de todo el mundo sobre la población afectada. Según la última planificación, también se atenderá al personal de Fuerzas Armadas, de la Policía y a mujeres embarazadas.

En un comienzo estaba previsto que se vacune, con prioridad, solo a aquellas personas que tengan enfermedades crónico-degenerativas como diabetes, hipertensión, disfunción renal, Enfermedad Pulmonar Crónica…

En el Ministerio no se conoce exactamente cuándo llegarán las dosis, pero se aclaró que la reservación es definitiva y que incluso tienen el certificado de recepción del Fondo Rotatorio. Mientras se esperan las vacunas, en los hospitales y subcentros hay más pacientes que llegan con cuadros gripales.

En el Centro de Salud de Cotocollao, en el norte de Quito, se atienden hasta 40 personas. La directora de este servicio, Baciliza Tello, indicó que en un inicio apenas llegaban de ocho a 10. ??Esto se debe a que la gente ya no puede comprar libremente antigripales en la botica y acuden al médico?

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *