Cronica del grito de la independencia

Bajo extremas medidas de seguridad en la capital, y en prácticamente todo el país, ayer se celebraron las tradicionales ceremonias por el aniversario del inicio de la lucha de Independencia de México.

En el Distrito Federal miles de policías locales y federales, en conjunto con elementos del Estado Mayor Presidencial, establecieron un blindaje al Zócalo capitalino, en donde el presidente Felipe Calderón Hinojosa encabezó la ceremonia para celebrar el 199 aniversario del inicio de la gesta de Independencia.

En esta ocasi√≥n el presidente Calder√≥n incluy√≥ dos arengas nuevas en recuerdo del Bicentenario ‚??que se cumple el pr√≥ximo a√Īo‚?? de la Independencia y del Centenario de la Revoluci√≥n Mexicana.

Minutos antes de las 23:00 horas, el presidente Calder√≥n sali√≥ al balc√≥n central del Palacio Nacional ‚??en donde un p√ļblico expectante y con silbidos ya apresuraba el grito‚?? para ta√Īer la campana en cuatro ocasiones y despu√©s lanzar las arengas:

‚??¬°Vivan los h√©roes que nos dieron patria, viva Hidalgo, viva Morelos, viva Josefa Ort√≠z de Dom√≠nguez, viva Allende, vivan Aldama y Matamoros, viva la Independencia Nacional, viva el Bicentenario de la Independencia, viva el Centenario de la Revoluci√≥n, viva M√©xico, viva M√©xico, viva M√©xico!‚?Ě.

Luego, el titular del Ejecutivo mexicano, quien portó la banda presidencial de nueva cuenta, hizo sonar la campana.

Esta vez se presentó un espectáculo de luz y sonido nunca antes visto, en donde la fachada del Palacio Nacional sirvió como espejo en el que se reflejaron pinturas, pirámides, y palabras alusivas a la fiesta nacional.

En la fachada del edificio se entrecruzaron las palabras ‚??Independencia, Libertad, Viva M√©xico‚?Ě, entre otras.

También se reflejaron estampas alusivas a la cultura mexicana y se pudo apreciar desde una trajinera hasta la pirámide del sol e incluso una pecera de color azul intenso.

M√°s tarde y despu√©s de dar el grito, por tercera ocasi√≥n en lo que va de su mandato, Calder√≥n acompa√Īado por su esposa Margarita Zavala y sus tres hijos sali√≥ al balc√≥n para observar los fuegos pirot√©cnicos que durante unos 15 minutos iluminaron el Z√≥calo capitalino con luces de colores.

En los otros balcones a la izquierda de Calderón se ubicaron los miembros del gabinete quienes compartieron el espectáculo.

Estuvieron juntos el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, y el de Comunicaciones, Juan Molinar. También se asomó Patricia Flores, jefa de la oficina de la Presidencia y la secretaria de Energía, Georgina Kessel.

‚??Blindan‚?Ě Palacio del p√ļblico

El margen de seguridad que se emple√≥ en esta ocasi√≥n abarc√≥ la mitad de los carriles que circundan la plaza de la Constituci√≥n frente al Palacio Nacional y de esta manera se gener√≥ un espacio de colch√≥n que mantuvo a distancia a los invitados y al p√ļblico en general del balc√≥n presidencial.

Metros y metros de vallas metálicas, retenes, uniformados, marinos, militares e integrantes del Estado Mayor Presidencial, contribuyeron a llenar la plancha del Zócalo tapizada de cientos de sombrillas.

Aunque desde temprana hora comenzó una llovizna, la gente permaneció en el Zócalo capitalino para escuchar la celebración del tradicional grito de Independencia.

Puertas adentro de Palacio Nacional se ubicó a una parte de los invitados especiales quienes permanecieron en un elegante lounge en donde se sirvieron algunas botanas además de tequila, whisky y vodka.

Entre los invitados se encontraban algunos legisladores del PRI, como Humberto Lepe; el que fuera secretario de elecciones del PAN, Arturo Garc√≠a Portillo; y los invitados de siempre del mandatario, quienes lo acompa√Īaron durante su campa√Īa presidencial hace ya m√°s de tres a√Īos.

As√≠ se puedo ver compartiendo la celebraci√≥n a Blue Demon Jr., el actor Gerardo Quiroz, el futbolista Manuel Negrete, pero tambi√©n a ex funcionarios como Cuauht√©moc Cardona Benavides, quien se desempe√Īara como subsecretario de enlace Legislativo de la Secretar√≠a de Gobernaci√≥n.

El acceso a Palacio Nacional fue estrictamente controlado pues se colocaron vallas desde la avenida Izazaga hasta el sitio en donde sólo se pudo ingresar con un boleto numerado y con un código de barras.

La fiesta continuó en el patio central de Palacio Nacional en donde se sirvieron antojitos mexicanos para los invitados especiales

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *