Aerolineas mas atentas aun, por Influenza AH1N1

Almohadas y mantas guardadas, toallas desinfectantes en la cabina: las compa√Ī√≠as a√©reas de Estados Unidos se preparan para el regreso de la gripe H1N1 y aseguran que no hay m√°s riesgo de contraer el virus en un avi√≥n que en el metro.

“El papel del transporte a√©reo en la propagaci√≥n de una infecci√≥n de una parte del mundo a otra est√° establecido. El avi√≥n es un veh√≠culo de transmisi√≥n”, explica sin embargo William Schaffner, director del Departamento de medicina preventiva de la universidad Vanderbilt en Tennessee (sur).

“No creo que las compa√Ī√≠as a√©reas puedan hacer gran cosa. Es una situaci√≥n muy dif√≠cil”, dijo a la AFP. En la primavera boreal, el virus de la gripe H1N1, que apareci√≥ por primera vez en M√©xico, golpe√≥ duramente a la industria a√©rea.

Más del 10% de los vuelos entre Estados Unidos y México fueron anulados desde setiembre de 2008, indicó la organización OAG (Official Airline Guide).

Frente a la eventualidad de tener pasajeros febriles, con tos y contagiosos, las compa√Ī√≠as no quieren convertirse en m√©dicos y est√°n dispuestas a prohibir el embarque. “Las compa√Ī√≠as tienen la obligaci√≥n de informar sobre todos los casos sospechosos de enfermedad contagiosa y pueden negarse a embarcar un pasajero”, observ√≥ Victoria Day, portavoz de la Air Transportation Association (ATA), que agrupa a la mayor√≠a de las compa√Ī√≠as a√©reas estadounidenses.

En Estados Unidos, el Centro de Control de Enfermedades (CDC) dicta la pol√≠tica a seguir, a la que se remiten las compa√Ī√≠as, indic√≥ Day. Cuando estallaron los primeros brotes, el CDC desaconsej√≥ “los viajes no esenciales hacia M√©xico”, aunque sin prohibirlos.

“Si alguien presenta s√≠ntomas antes de un vuelo, pensaremos con el personal m√©dico qu√© hacer”, explic√≥ Paul Flaningan, portavoz de Southwest Airlines.

Algunas compa√Ī√≠as, como Southwest o Virgin America, renunciaron a ofrecer almohadas y mantas, al menos para los vuelos diarios. “Ponemos a disposici√≥n de nuestros pasajeros y de nuestra tripulaci√≥n toallitas desinfectantes y gel antibacteriano en los vuelos y los aeropuertos”, explic√≥ Patricia Condon, portavoz de Virgin America, que ofrece tambi√©n m√°scaras en caso de infecci√≥n en la cabina.

Pero, advierte el doctor Schaffner, “los asientos, las almohadas, las mantas, no son muy importantes en la transmisi√≥n del virus de la gripe”. En cuanto a la eficacia de las m√°scaras, es cuestionada por el CDC, que alienta a los enfermos a quedarse en su casa en vez de viajar cubiertos por un tapaboca.

“Es casi imposible prevenir la transmisi√≥n de un virus del sistema respiratorio porque no sabemos qui√©n est√° infectado”, a√Īadi√≥ Schaffner. En Asia, cuando tuvo lugar la epidemia de SRAS, y luego de H1N1, los aeropuertos usaron p√≥rticos que med√≠an la temperatura de los viajeros antes del embarque, “un sistema ingenioso pero imperfecto”, subray√≥ el experto, a√Īadiendo que un individuo puede contagiar sin tener fiebre.

Las compa√Ī√≠as insisten en la calidad del aire en las cabinas. “El aire de un avi√≥n es renovado 10 a 15 veces por hora mientras que en una oficina esta renovaci√≥n ocurre solo una o dos veces por hora”, indic√≥ la ATA.

“La gente debe comprender que viajar en avi√≥n no implica m√°s riesgos que ir a la escuela o al trabajo en transporte p√ļblico”, concluy√≥ la portavoz.

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *