Por “voto blanco” se haran otros spots

La influenza, el abstencionismo y el llamado a anular el voto han obligado al Instituto Federal Electoral (IFE) a replantear su estrategia de comunicación previa a la jornada electoral del 5 de julio.

La Junta General Ejecutiva se reunió con seis de los ocho consejeros electorales para conocer los detalles de la jornada electoral y las adiciones a la estrategia del llamado para acudir a votar.

El consejero Arturo Sánchez explicó que durante la reunión con la Junta se diseñaría ??el conjunto de estrategias que debemos seguir en esta última etapa para promover el voto. Primero, debido a la influenza, se nos cayó la mitad de la campaña del llamado al voto, pues durante mayo no estuvimos al aire y no tuvimos comunicación con la gente, y entonces tenemos que hacer una estrategia para este último mes.

??Segundo, vamos a usar medios alternativos: llamados en vía pública, en transporte urbano, en actos a escala nacional?, entre otras estrategias.

En cuanto al llamado de organizaciones y ciudadanos a anular el sufragio o a votar en blanco, el consejero explicó que estos exhortos están dentro de la libertad de expresión, aunque no los comparte.

Ante el crecimiento de estos llamados, Arturo Sánchez comentó que el IFE se plantea la organización de foros y mesas de discusión sobre el tema.

??Sí vamos a hacer estos foros especiales para lo del voto blanco; sí vamos a hacer llamados específicos que no estaban previstos. Como cambió la estructura de difusión que teníamos establecida por la influenza, vamos a generar otros spots que no estaba previsto producir, pero creo que todo cabe dentro del presupuesto original para el proceso electoral y no habrá un gasto extraordinario que no puede ser absorbido?, agregó Sánchez Gutiérrez.

A la emergencia sanitaria y el llamado a anular el voto o dejar en blanco la papeleta, se suma la preocupación de que la participación ciudadana no rebase el 41.8% registrado en 2003.

??Lo que me preocupa sobre manera es que la participación en la elección de 2009 sea superior a la que tuvimos en 2003, que es nuestro récord histórico más bajo, que fue de 41.8% de participación

El IFE prepara un cambio de estrategia de difusión para invitar a la ciudadanía a las urnas

La influenza, el abstencionismo y el llamado a anular el voto han obligado al Instituto Federal Electoral (IFE) a replantear su estrategia de comunicación previa a la jornada electoral del 5 de julio.

La Junta General Ejecutiva se reunió con seis de los ocho consejeros electorales para conocer los detalles de la jornada electoral y las adiciones a la estrategia del llamado para acudir a votar.

El consejero Arturo Sánchez explicó que durante la reunión con la Junta se diseñaría ??el conjunto de estrategias que debemos seguir en esta última etapa para promover el voto. Primero, debido a la influenza, se nos cayó la mitad de la campaña del llamado al voto, pues durante mayo no estuvimos al aire y no tuvimos comunicación con la gente, y entonces tenemos que hacer una estrategia para este último mes.

??Segundo, vamos a usar medios alternativos: llamados en vía pública, en transporte urbano, en actos a escala nacional?, entre otras estrategias.

En cuanto al llamado de organizaciones y ciudadanos a anular el sufragio o a votar en blanco, el consejero explicó que estos exhortos están dentro de la libertad de expresión, aunque no los comparte.

Ante el crecimiento de estos llamados, Arturo Sánchez comentó que el IFE se plantea la organización de foros y mesas de discusión sobre el tema.

??Sí vamos a hacer estos foros especiales para lo del voto blanco; sí vamos a hacer llamados específicos que no estaban previstos. Como cambió la estructura de difusión que teníamos establecida por la influenza, vamos a generar otros spots que no estaba previsto producir, pero creo que todo cabe dentro del presupuesto original para el proceso electoral y no habrá un gasto extraordinario que no puede ser absorbido?, agregó Sánchez Gutiérrez.

A la emergencia sanitaria y el llamado a anular el voto o dejar en blanco la papeleta, se suma la preocupación de que la participación ciudadana no rebase el 41.8% registrado en 2003.

??Lo que me preocupa sobre manera es que la participación en la elección de 2009 sea superior a la que tuvimos en 2003, que es nuestro récord histórico más bajo, que fue de 41.8% de participación.

??Lo que sea arriba de esa cifra, indicaría que, al menos, no estamos en una situación peor de la que ya hemos estado en otra elección federal, como en 2003, pero eso dependerá de los esfuerzos que podamos hacer de aquí al 5 de julio?, consideró el consejero

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *