Un suicidio por la Influenza AH1N1

De la influenza sólo le quedaron las marcas en el cuello. La noche del 2 de mayo no aguantó más. Sin trabajo y ante la imposibilidad de salir a buscarlo porque pensaba que cualquier contacto con las personas podría infectarlo y provocar su muerte por influenza A H1N1, decidió ahorcarse.

Justo cuando iniciaba el ??vaivén? de sus pies porque su cuerpo se sostenía por la una cuerda, su padre apareció y corrió a para impedir que Juan Carlos, de 27 años, se suicidara.

Guillermina González Gómez, del Centro del Comportamiento Sociedad de Neuropsicología y terapista de Juan Carlos, explica que este caso se refiere a un estrés traumático o por amenaza.

Las personas que lo padecen, dice, traducen la vida en un fracaso y al presentarse un evento detonador como el de la influenza se genera una crisis. Es gente, señala, con baja tolerancia al estrés la que toma decisiones rápidas.

Subraya que los suicidios en este periodo de influenza seguramente se presentaron, pero será difícil identificar que hayan sido por este motivo

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *