Senadores mexicanos elevan reclamos

Desde sus ocho comisiones de Relaciones Exteriores, el Senado de la República refuerza desde el sábado la labor del gobierno de México para defender a los mexicanos sujetos de discriminación en el extranjero.

Presidentes e integrantes de estas comisiones se pusieron en contacto inmediato con sus pares en diferentes naciones para exigir respeto a los connacionales y pedir garantías de seguridad.

Carlos Jiménez Macías, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico, por ejemplo, habló con los chinos desde el sábado y les reclamó el maltrato y discriminación del que hicieron sujetos a los mexicanos; integrantes de la Comisión de Relaciones Exteriores América Latina y El Caribe también hablaron con sus pares en Argentina, Chile y Perú, para reprocharles la discriminación hacia los connacionales y recordarles que están obligados a garantizar el respeto a la integridad y derechos de los mexicanos.

Hoy mismo, los senadores promoverán un punto de acuerdo en la primera sesión de la Comisión Permanente para cerrar filas con la Cancillería mexicana y para pedir que juntos acudan a los organismos internacionales para denunciar el maltrato a los connacionales.

Constitucionalmente, el Senado es la instancia legislativa que respalda al gobierno federal en la política exterior, y en esta ocasión lo hizo de manera inmediata, según los mismos senadores, como Carlos Jiménez Macías, quien en entrevista confirmó que desde el primer momento de los reportes de discriminación se comunicó con los asiáticos.

El legislador priista destacó que si bien México ya llevó su inconformidad a las Naciones Unidas, resulta fundamental que el Senado respalde al Ejecutivo federal en este esfuerzo internacional y se lleve la protesta a absolutamente todos los foros multinacionales, porque dejar pasar estos abusos puede sentar precedentes indeseables en la relación con el resto de los países.

De acuerdo con la información a la cual tuvo acceso este diario, la misma presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, la priista Rosario Green, canciller durante la administración de Ernesto Zedillo, se puso en contacto con los dirigentes de organismos internacionales, así como con líderes de los parlamentos asiáticos, europeos y latinoamericanos para dejar en claro que México no tolerará vejaciones a las garantías individuales de sus connacionales.

Los perredistas Rosalinda López, Tomás Torres y Silvano Aureoles Conejo, como integrantes de las comisiones de Relaciones Exteriores, activaron sus relaciones con legisladores extranjeros para solicitar respeto a los mexicanos.

La preocupación por lo ocurrido a los compatriotas en el extranjero creció el fin de semana en el Senado, ante los constantes reportes que llegaron sobre la forma en que comenzaron a discriminarlos.

De hecho, hasta el Senado de la República llegó la información de que no dejaron entrar a restaurantes y hoteles a los connacionales en algunas ciudades latinoamericanas.

Ayer, Excélsior informó que la Secretaría de Relaciones Exteriores puso en operación una estrategia diplomática para proteger a los connacionales, la cual consiste en que los embaajadores y cónsules mexicanos buscarán encuentros con los secretarios y ministros de Comercio y de Salud de los países en los que se encuentren asignados, a fin de colocar en su justa dimensión la epidemia de influenza humana. Además, emprenderán una campaña informativa para evitar discriminación.

Hoy está previsto que los senadores y diputados hagan oficial su acompañamiento en este esfuerzo nacional para frenar las expresiones xenófobas contra los mexicanos

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *