Se alerta en EU por gen porcino

El gen porcino que se encuentra integrado al virus que provoca la influenza A (H1N1) ha estado circulando imperceptiblemente desde 1998 en cerdos de Estados Unidos, Asia y Europa, por lo que todos los animales del mundo deberán ser monitoreados muy cercanamente anunció el Centro de Control Epidemiológico (CCE).

En conferencia de prensa desde Atlanta, Nancy Cox, directora de la División de Influenza del CCE detalló que este descubrimiento fue publicado este viernes en la revista Science y revela que anteriormente este gen porcino no había sido detectado y ahora es necesario vigilar a la población porcina en el mundo para establecer futuros brotes de influenza.

Sin embargo, Cox explicó que se analizarán más muestras de animales para determinar el lugar y el momento en que este gen porcino pasó a un portador y de éste a los humanos para convertirse en el virus actual de influenza A (H1N1).

El nuevo reporte detalla que el predecesor del actual virus H1N1 se ubicó en granjas de puercos de Estados Unidos en 1998, y en otros puercos de Europa y Asia, pero no se ha podido determinar cómo es que el virus mutó a los humanos.

Los ocho genes del actual virus H1N1 son una combinación de genes de los virus de influenza de cerdos, aves y humanos, y desde hace 10 años se conocía parcialmente como parte de la familia del virus H1N1, explicó.

Este descubrimiento, agregó, permitió determinar que el nuevo virus tiene cierta homogeneidad y eso permitirá desarrollar la nueva vacuna de una manera más rápida.

Al respecto, Anne Schuchat, subdirectora interina del Programa de Ciencias y Salud Publica del CCE señaló que este viernes el Centro de Control Epidemiológico recibió una vacuna modelo por parte de un centro de investigación, la cual será entregada a fines de mayo a las empresas productoras que harán la nueva vacuna.

Con el fin de semana feriado en Estados Unidos, Schuchat pidió que los estadounidenses no relajen las medidas de prevención especialmente los que realicen viajes.

Schuchat agregó que se proyecta que el rebote del virus H1N1 en otoño será más virulento, por lo cual se pide a los gobiernos establecer vigilancias más estrictas en los próximos meses.

Por su parte, John Andrus, encargado de la oficina regional para las Américas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), indicó que se ha comprobado que el virus de la influenza A puede vivir al aire libre por algunas horas por lo que las medidas adoptadas continúan siendo vigentes en la medida en que el virus se transmite fácilmente de humano a humano.

En conferencia de prensa en Washing- ton D. C, Andrus informó que la OPS está trabajando cercanamente con los países de la región para proporcionales material, equipo médico y vacunas necesarias, incluyendo la estacional y la nueva cuando esté lista.

Países deben estar preparados: OMS

Entre tanto, la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Margaret Chan, advirtió en Ginebra que los países deberían estar preparados para más infecciones severas de la influenza A y también para más muertes debido a la enfermedad recientemente descubierta.

La OMS está bajo presión para declarar la propagación del virus en una pandemia total, que ha infectado a más de 11 mil personas en 42 países y causó la muerte de 86, según cifras de la agencia sanitaria de la ONU.

La cepa altamente infecciosa debe ser vigilada de cerca en partes de Asia, África y Sudamérica donde está comenzando la temporada de invierno, ya que podría mezclarse con la influenza estacional y mutar de ??formas impredecibles?, dijo Chan al cierre de la reunión anual de la OMS, realizada en Ginebra.

??Es un virus sutil y solapado?, agregó Chan

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *