Narcotrafico ¿poder electoral?

Ya no sorprende escuchar a los políticos negarse a ??meter las manos al fuego? por sus colegas. Todos admiten que el narcotráfico influye en las elecciones y el próximo 5 de julio no será la excepción. Pero el riesgo va más allá del desvío de algunas ??ovejas negras?; implica el apropiamiento del poder público en manos del más peligroso de los poderes fácticos: el crimen organizado.

¿Qué hacer? Igual que pasa con el arresto de los grandes capos, detener a políticos involucrados servirá poco en la medida en que las estructuras que permiten a éstos operar sigan intactas. Sea como sea que termine el proceso penal contra los alcaldes arrestados el martes en Michoacán, los cárteles continuarán financiando campañas, acarreando electores, comprando votos y hostigando a los candidatos que no les sean afines, como consta en los informes de inteligencia gubernamentales que difunde hoy este diario.

Con tal revelación, la peor pesadilla antidemocrática queda frente a nosotros. Demostraría una conspiración contra el poder del pueblo cuyo éxito sería posible ??paradójicamente?? a través de las vías del voto universal.

Al igual que la estructura electoral paralela del magisterio que dirige Elba Esther Gordillo, cómplice del PAN, las clientelas de presupuestos asistenciales del PRD o los sindicatos vetustos del PRI, el cártel de La Familia se propone a sí mismo como un actor corrupto más que puede acceder al poder público.

Todo lo anterior, ante la ingenuidad de los líderes políticos que piensan que firmando acuerdos ante las cámaras nos convencen de que esta tragedia no será posible. Mientras, del otro lado, las autoridades electorales aseguran que los mecanismos considerados en las normas existentes son más que suficientes para evitar que esa tragedia ocurra.

Los narcotraficantes confían en su éxito político porque las otras clientelas han tenido éxito también. Nada se los impedirá mientras ganar elecciones sea lo único que importe

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *