La OPINION de Jorge Javier Romero Vadillo

En la composición de la futura Cámara de Diputados, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se perfila como la primera fuerza electoral, en tanto que el de la Revolución Democrática (PRD) se ubicará en el tercer lugar. A pesar de estos cambios este ?rgano Legislativo continuará dividido, manifestó el doctor Jorge Javier Romero Vadillo, profesor-investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

El especialista de la Unidad Xochimilco indicó que de mantenerse las preferencias electorales como hasta ahora, este proceso electoral con seguridad marcará el resurgimiento del PRI, pero no habrá un partido político que tenga la mayoría en la Cámara. Con estas elecciones, dijo el académico del Departamento de Política y Cultura, el Jefe del Ejecutivo no gana autonomía ni capacidad legislativa, lo que generará cierto impacto en la debilidad de la actual gestión presidencial.

El investigador explicó que uno de los aspectos que le restan interés a la actual contienda electoral, es que sólo habrá cambios en la Cámara de Diputados, mientras que el Senado conservará su actual integración, y esto hace que la correlación de fuerzas en el Poder Legislativo no tenga un impacto importante.

También cuenta en este proceso electoral, señaló, el hecho de que los partidos están generando una campaña aburrida, carente de propuestas que competen a los potenciales electores; ello se suma a la tradicional falta de interés en las elecciones intermedias.

Sobre las descalificaciones a candidatos, el doctor Romero Vadillo adujo que este tipo de comentarios y críticas, como son “las campañas negativas”, son normales en todos los comicios. Sin embargo, aclaró que es distinto cuando se calumnia, se injuria o se inventan historias para desacreditar al oponente, estos asuntos constituyen delitos que deben ser castigados por la autoridad electoral.

Al referirse a la legislación que regula la presente contienda electoral, el doctor en ciencia política expuso que fue un acierto haber destinado los tiempos oficiales en radio y televisión para la campaña electoral, y de esta manera evitar que sea el dinero, mediante la compra de spots, lo que defina al ganador.

Asignar los tiempos oficiales por medio del Instituto Federal Electoral y evitar que los partidos contraten el tiempo de la televisión y la radio, así como prohibir que lo hagan los particulares, no limita ni lesiona la libertad de expresión.

El investigador sostuvo que “los solicitantes del amparo contra las reformas a la Ley Electoral, entre ellos Enrique Krauze y Jesús Reyes Heroles, están en la posibilidad de expresar libremente sus ideas. La enorme molestia que ha causado la reforma a la Ley Electoral, no es porque limite la libertad de expresión, sostuvo el doctor Romero Vadillo, se debe a que las televisoras dejaron de percibir dos mil millones de pesos por concepto de los contratos que suscribían con los partidos políticos, y en este caso algunos intelectuales actúan como empleados de las emisoras.

Con el esquema de reparto y difusión de los spots de los partidos políticos en la pantalla chica, hay una mejor distribución de los tiempos de la campaña, y con esta modalidad los partidos pequeños tienen una presencia más equilibrada en comparación con los grandes.

Acerca de que el Instituto Federal Electoral controle la propaganda en Internet, expuso que es una misión casi imposible, pues se tienen antecedentes de que las autoridades de la Unión Europea han tratado de regular la información en la Red sin haberlo conseguido

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *