La limpieza la mejor arma contra el virus AH1N1

La escuela primaria José Ortega y Gasset en Iztapalapa huele a cloro.

De los baños, pisos superiores y salones en la planta baja corre agua lodosa.

Decenas de padres de familia armados con escobas, franelas, cubetas, jabón y cloro limpiaron este plantel educativo para que sus hijos estudien en un ambiente más higiénico.

En la colonia Santiago Acahualtepec, dos o tres veces a la semana no tienen agua. Para limpiar la escuela solicitaron dos pipas de agua con lo que se llenó la cisterna.

Pero el cloro no alcanzó, por eso se pegó un cartel en la entrada para pedir a los padres que llevaran más ??ya que tenemos muy poco?.

Claudia Hernández Ballados, directora de la escuela, dijo que una pipa les alcanza para un día, y confió en que tengan suficiente reserva para el lunes cuando reinician las clases.

Ayer, el secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, visitó las primarias José Ortega y Gasset y Hermanos Serdán para revisar las acciones de limpieza.

En el filtro de revisión, le preguntaron si había tenido algún síntoma del virus de la influenza humana como fiebre, tos o dolor muscular, le entregaron gel antibatecterial y le pusieron una calcomanía con la leyenda ??Bienvenido a clases?

Sólo duró media hora su recorrido por los dos planteles. Platicó brevemente con los padres de familia y autoridades, que tuvieron que seguirlo, y hasta simuló que limpiaba el piso de un salón con un trapeador, momento que fue aprovechado por los fotógrafos.

Los padres de familia se alegraron de su visita. Doña Azucena aseguró que pronto se regularizará el suministro de agua potable. Pero también hubo reclamos de que falta mobiliario, como sillas.

Bernabé Negrete, uno de los supervisores escolares de zona, indicó que es preocupante la escasez de agua ya que tan sólo en 420 escuelas, 70 de nivel básico no tienen el líquido.

Aunque este reclamo lo hizo ante el secretario quien no detuvo su marcha, en entrevista posterior sólo reiteró su petición de que se regularice el servicio.

Los vecinos aseguran que no se vive mucha inseguridad en la zona y justificaron el enrejado en las ventanas y puertas, y la malla ciclónica con alambre de púas en las bardas ya que son medidas ??normales? para proteger a los alumnos.

Hernández Ballados explicó que si un alumno está enfermo se avisará a los padres, de lo contrario, será canalizado a un centro de salud.

Ya que en la primaria Ortega y Gasset asisten 600 alumnos, propuso que el recreo sea escalonado para que en media hora sólo salga la mitad de los estudiantes.

Dijo que el lunes citarán a los padres de familia para informarles de las medidas y que les manden a sus hijos un almuerzo higiénico. Descartó que existe temor porque se aplicarán las medidas para garantizar la salud de los pequeños.

??Yo no tengo ningún temor. Ayer me reuní con los maestros. No, no hay temor y el lunes que platiquemos con los papás espero que se entiendan todas las medidas y se tomen las precauciones?

Technorati Profile

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *