Influenza tipo A catapulta las ventas de comida rapida

Durante esta temporada de crisis sanitaria, en la que 35 mil restaurantes de la ciudad de México permanecen cerrados, se abre una buena oportunidad de negocio para la comida rápida, de la cual, Grupo Alsea, tiene buena presencia de marcas.

De acuerdo con Marisol Huerta, analista de Actinver Casa de Bolsa, en el corto plazo, una parte del portafolio de negocios de Alsea (comida para llevar) se beneficia de la epidemia de influenza que atraviesa el país (Domino’s Pizza y el suministro asociado a Domino’s por parte de DIA); ambas unidades representan poco menos de 50% de sus ingresos.

Grupo Alsea, operador de Domino’s Pizza, California Pizza Kitchen, Burger King, Starbucks Coffee y Día, informó que al cierre del primer trimestre de 2009 sus ventas comparables, las que se miden en unidades con más de un año de operación, subieron 1.2%.

Selene González, gerente de relaciones públicas de Alsea, dijo que la empresa giró instrucciones para que en cada uno de sus restaurantes y cafeterías se apliquen de inmediato todas las medidas sanitarias establecidas por las autoridades federales y locales.

“Nuestros establecimientos permanecerán abiertos y únicamente ofrecerán alimentos y bebidas para llevar”, aseguró. De igual manera se mantendrá el servicio a domicilio en las marcas que originalmente lo ofrecen, añadió.

Enrique Alcázar, consultor de la firma Alcázar y Aranday, dijo que el impacto para los establecimientos dedicados a la venta de alimentos y bebidas será diferenciado.

Explicó que, por ejemplo, dentro del rubro de las franquicias existen negocios que son del tipo de restaurante tradicional, pero hay los negocios de comida rápida o de comida para llevar, que se verán menos afectados. No obstante, el especialista consideró que en una semana las franquicias dejarán de percibir 525 millones de pesos en la ciudad de México.

Al término del primer trimestre de 2009, Alsea informó que su utilidad neta consolidada reportó una disminución de 97.9 millones de pesos debido principalmente a la disminución de 109 millones de pesos en la utilidad de operación, al incremento de 29.7 millones de pesos en el costo integral de financiamiento y al incremento en la pérdida de operaciones discontinuadas de 16.8 millones de pesos.

Los analistas financieros consideran que aún existe potencial de alza en el precio de la empresa, pero pudiera existir volatilidad en el corto plazo. “El alza que ha presentado en las últimas sesiones el precio de las acciones obedeció a cotizaciones francamente bajas donde el mercado no reconocía ni el valor de franquicia del portafolio de negocios de Alsea”, de acuerdo con Marisol Huerta, de Actinver

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *