Comunidad teatral SE QUEJA por ordenamientos sanitarios

La comunidad teatral manifestó su inconformidad ante los lineamientos decretados por la Secretaría de Salud para retomar las actividades en la Ciudad de México, pues con esas circunstancias es imposible trabajar y existe el riesgo de quiebra.

“Los productores de teatro y la comunidad teatral nos unimos en torno a la emergencia sanitaria, sin embargo, las medidas dispuestas por la Secretaría de Salud nos impiden regresar en esas condiciones”, declaró la productora Tina Galindo.

Además de las medidas preventivas como lavarse las manos de manera constante, utilizar cubrebocas, conversar con otras personas a una distancia de 2.25 metros, así como evitar el contacto físico, la Secretaria de Salud dio a conocer nuevos cánones.

Para evitar el contagio y propagación del virus de la Influenza AH1N1, previo a cada función en cines y teatros, se deberá desinfectar el inmueble con cloro.

Entre otras normas, deberá haber dos butacas vacías como mínimo entre cada usuario, así como dos filas desocupadas al frente y atrás procurando cumplir con la distancia requerida.

“Proponemos unirnos a la propuesta del ejecutivo federal y regresar a operar con normalidad el día sábado 9 de mayo y no con lineamientos de discriminación en el acomodo del público en las butacas, como lo realizarán otras instituciones, incluyendo escuelas”, añadió Galindo.

A nombre del resto de la planilla teatral, consideró que “México, después de una emergencia como la que vivimos, necesita más que nunca de la cultura, el entretenimiento, calma y por supuesto fuentes de trabajo”.

Subrayó que del teatro “dependen al menos cinco mil familias (tramoyistas, artistas, utileros, taquilleros, entre otros) así como empleos indirectos que se han visto afectados por estas medidas que perjudican a una de las industrias más importantes del mundo”.

En conferencia de prensa, en el Teatro de los Insurgentes y a la que asistieron aproximadamente 30 personalidades, entre directores, actores y productores del arte, Morris Gilbert aseguró que todos están claros de que existe una emergencia sanitaria “Nos parece que es el momento de regresar a la normalidad lo más pronto posible y dejar que la gente aprenda a cuidarse y a distinguir un brote de virus del que no lo es. Después de lo que hemos vivido creo que todos estaremos mucho más conscientes”, comentó el productor de la empresa Ocesa Teatro.

Indicó que levantar una temporada de teatro “cuesta muchísimo trabajo, no se gana de la noche a la mañana, por lo que estas disposiciones nos perjudican enormemente, sobre todo porque ahora que regresemos a trabajar partiremos de cero, se volverá a hacer promoción para que la gente asista a ver las obras.

“Ya es hora de hacerlo porque está en peligro la fuente de trabajo de muchas personas y con eso no se puede jugar. Nuestra propuesta es que a partir de este sábado 9 de mayo todo vuelva a la normalidad porque ya es hora y las circunstancias nos lo permiten”, aseveró.

Luego de durante dos semanas la industria del entretenimiento, escuelas, museos, restaurantes y otras empresas hicieron un paro de actividades a causa del brote de virus, Galindo señaló que el público desea divertirse y distraerse, pues los teléfonos no paran de sonar solicitado la reapertura de los foros.

“Para abrir tendríamos que hacer lo que nos solicitan (pedir que la gente se lave las manos, medir su temperatura corporal y otorgar cubrebocas) porque es una obligación y lo haríamos con gusto, pero siempre y cuando las butacas estén completas, de lo contrario, preferimos cerrar”, insistió Tina Galindo, quien produce el música “La novicia rebelde”.

En su opinión, el teatro “siempre ha sido discriminado por las autoridades de gobierno. Además, (la prensa) siempre habla de los artistas cuando hay un escándalo o cuando quieren saber si ya se embarazó, si tiene amante o no, pero nunca les importa lo que hacemos, piensan que los productores somos muy ricos y podemos levantar solos una obra”.

El productor y actor Jorge Ortiz de Pinedo, quien junto a su hijo Pedro está cargo de la puesta en escena “12 hombres en pugna”, criticó que en los museos, que abrirán sus instalaciones este jueves, también se exija a los visitantes mantenerse a más de dos metros de distancia.

“Yo creo que la gente ha tomado una gran conciencia, lo que nos ha pasado es algo único, nunca había sucedido en este país. El gobierno tomó cartas en el asunto, dio sus órdenes y funcionó; sin embargo, la economía de México se reactivará parcialmente porque industrias como la del teatro y el cine, no han sido tomadas en cuenta.

“Con estas restricciones la gente no irá al cine. Quién asistirá para sentarse con dos butacas de distancia, es absurdo también llevar así a los niños, por eso pedimos que los medios de comunicación nos ayuden a decirle a la gente que vayan a ver los grandes espectáculos”, anotó.

Tina Galindo, Morris Gilbert, Federico González Compeán, Guillermo Wiechers, Juan Torres, Silvia Pinal, Fela Fábregas, Lupita Sandoval, Fred Roldán, Pedro y Jorge Ortiz de Pinedo, Bruno Bichir, Gerardo Quiroz, Patricia Perrín, Antonio Calvo, Alejandro Gou, Darío de León y Víctor Carpinteiro, son algunas de las personalidades que estuvieron presentes.

A diferencia de anteriores cuando se lleva a cabo una conferencia, esta vez la prensa se colocó en el escenario y la comunidad teatral sentada en las butacas, de acuerdo con las medidas decretadas por la Secretaría de Salud con una distancia de 2.25 metros

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *