Aún es alto el riesgo de contagio en Jalisco: SSa

Guadalajara.- Aunque otras autoridades del sector salud federal negaron ayer que hubiera un rebrote de la influenza A-H1N1 en estados como Jalisco, el secretario federal de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, estableció ayer, durante una visita sorpresa a Guadalajara, que sí lo hay. De hecho, advirtió que todavía hay alto riesgo de contagio de influenza A-H1N1 en la zona metropolitana de Guadalajara, y que la alerta podría durar ??varias semanas más?.

??Hay un brote, y particularmente en la zona metropolitana, en algunas zonas?, dijo, en una rueda de prensa junto al gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, y el secretario de Salud del estado, Alfonso Gutiérrez Carranza.

Ninguno de los dos funcionarios locales habló ni contestó preguntas de medios de comunicación; el funcionario federal encabezó la sesión, posterior al decreto estatal del viernes que volvió a suspender las actividades masivas en el estado. Córdova urgió a controlar mediante ??acciones estrictas? el brote en Jalisco, así como en otros estados. Para esto, explicó que es necesario reforzar la vigilancia en aquellos sitios en donde ??aparentemente no hay casos?. Esto hizo recordar las casi dos semanas en que, en contraste con lo que ocurría en el resto del país, el gobierno estatal insistió en que Jalisco estaba ??libre? de influenza.

El exhorto del secretario federal fue a ??no relajar las actividades de prevención, porque el problema es que cuando se dice: ??Bueno, ya todo se reanuda a lo normal??, la gente dice: ??¡Ya se acabó, ya se acabó!??. Y vámonos: eso no puede ser. Insisto: [la alerta] va a tener que durar varias semanas más?.

Durante la ronda de preguntas, Córdova mencionó que la Secretaría de Salud Jalisco cuenta con un mapa de las zonas dentro de la ciudad donde se han registrado el mayor número de casos sospechosos de influenza A-H1N1 (sólo en tres municipios de la zona metropolitana de Guadalajara se ha dado 60 por ciento de los casos sospechosos: ver página 8). No quiso darlas a conocer porque, dijo, Gutiérrez Carranza o el gobernador las informarían. Pero esto no fue así: al final de la rueda de prensa, todos los funcionarios se fueron sin detallar estos datos.

Sin embargo, Comunicación Social del gobierno de Jalisco aseguró que se les insistirá a las autoridades para informar sobre ese asunto en las próximas horas.

??No se ocultan datos?

Hasta ayer, ya son en Jalisco 31 casos comprobados de influenza A-H1N1; las tres muertes vinculadas al virus quedarán confirmadas o descartadas en 48 horas, según Córdova. El secretario subrayó que, a pesar de que la Organización Mundial y la Panamericana de la Salud no auditan los laboratorios, se certifican las pruebas, de manera que se garantiza que las cifras han sido verídicas: ??Aquí [en Jalisco], jamás se escondió ningún dato, como no se ha hecho en los estados?.

Lo anterior contradijo la información de otros funcionarios federales de salud, quienes aseguraron que las autoridades de Jalisco sí ocultaron datos (ver páginas 16 y 17).

Córdova hizo la distinción entre casos probables y confirmados. Para esto explicó que la solicitud hacia los estados ha sido que reporten todos los casos de neumonía atípica grave asociados a una probable influenza, de manera que se han revuelto los casos de A-H1N1 con la influenza A estacional: ??Siempre, en estas épocas del año, también muere la gente por influenza y por neumonía?. Puntualizó que sólo 30 por ciento de los probables han sido comprobados como A-H1N1.

Pico de contagio, sin determinar

Hasta el momento, los datos del Instituto Nacional de Diagnóstico y Referencia Epidemiológico (INDRE) se devuelven al estado para que elabore su curva de casos para determinar el punto máximo de contagio. Sobre esto, Córdova aseguró que Jalisco ya no está en etapa inicial, y con eso enmendó la plana al secretario de Salud estatal, quien el día anterior dijo que la epidemia ??no ha pasado, está iniciando? (Público, 9 de mayo).

Córdova reveló que los casos empezaron a darse ??después de cuando se comenzaron a presentar en el Valle de México, digamos, con una diferencia de menos de una semana?. Sin embargo, calculó que el pico más alto de casos sospechosos en Jalisco se dio el 30 de abril.

Antes, el secretario declaró que, al tiempo que la curva de contagio caía en el Valle de México, comenzó a elevarse en el resto del país porque la gente ??no se quedó en su casa?, sino que viajó a otros estados y propagó la enfermedad. Señaló que durante cuatro días (del 23 al 27 de abril) los casos probables de influenza A-H1N1 se multiplicaron.

Finalmente, advirtió que la erradicación del virus A-H1N1 no será fácil: ??Este virus llegó, y llegó para quedarse. En el momento en que lleguemos al control, que esto significa que tengamos quince días sin casos nuevos, no quiere decir que ya se murió para siempre. Es más: los investigadores no saben si en la próxima época invernal el virus predominante vaya a ser éste, y éste sea el que sustituya a los virus contra los cuales se vacunó el año pasado?.

Tratamiento para todos

Hay 1.5 millones de tratamientos antivirales aún disponibles para surtir a todo el país, además de los más de 400 mil que se han repartido hasta la fecha, aseguró ayer el secretario de Salud federal, José Ángel Córdova Villalobos.

Según dijo, es importante que haya el medicamento suficiente, pero agregó que ??no va a haber ninguna restricción más que la que el mercado nos imponga?. Incluso, en caso de desabasto se puede compartir la patente de manera temporal, lo cual no se ha necesitado hasta el momento.

El secretario explicó que los tratamientos se deben aplicar a todos los casos posibles, pues, en caso de que sean portadores de A-H1N1, la capacidad de contagio disminuye 40 por ciento.

Mil pruebas diarias
El laboratorio central del Instituto Nacional de Diagnóstico y Referencia Epidemiológico (INDRE), en la Ciudad de México, cuenta con nueve equipos que procesan 600 pruebas diarias

Ya hay laboratorios en Acapulco, Veracruz, Sonora, San Luis Potosí, Sonora y Morelos, todos aprobados por las organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud

En conjunto, todos los laboratorios del país pueden procesar mil pruebas diarias

Hasta la fecha se han procesado 6,500 pruebas de todo el país, cuyos resultados han ido remitiéndose a los estados que las enviaron

Del total de los casos probables, 12 por ciento han sido también de influenza tipo A, pero no H1N1, sino estacional

Con los equipos que hay, el tiempo de espera para que una prueba llegue a procesarse en el país es de dos días

Se espera que en los próximos meses haya laboratorios certificados en la mayor parte de los estados

El índice de contagio del virus A-H1N1 es de 1.4; es decir: diez personas pueden contagiar a catorce más

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *