PRI y PAN empatados en Nuevo Leon

PRI y PAN se encuentran virtualmente empatados en intención de voto en Nuevo León, según revela la encuesta preelectoral de un importante diario de circulacion nacional realizada entre el 17 y el 19 de abril. La alianza PRI-PVEM-PD-Cruzada ciudadana, encabezada por Rodrigo Medina de la Cruz, hubiera obtenido 49% frente al 47% del candidato panista Fernando Elizondo Barragán.

Esta diferencia es menor al margen de error de la propia encuesta, razón por la cual es imposible establecer qué partido encabeza las preferencias. La cómoda ventaja que el PRI (56.6%) obtuvo sobre el PAN (33.8) en las elecciones para gobernador de 2003 parece haberse esfumado. El resto de los partidos juntos sumaría apenas 4%.

Si bien en Nuevo León hay más personas que simpatizan con el PRI (29%) que con el PAN (23%), lo que hace que la intención de voto empate se debe a los independientes (aquellos que no se sienten afines a ningún partido y votan por otros factores como el candidato), que se inclinan por el candidato panista (39%) con mayor frecuencia que por el priísta (28%).

Fernando Elizondo es más conocido entre la población (89%) que el priísta Rodrigo Medina (74%), lo cual ayuda a explicar la alta intención de voto por el panista, pero puede resultar ventajoso para el priísta, pues al aumentar el conocimiento suele incrementarse la intención de voto.

Sin embargo, quienes conocen a los candidatos evalúan mejor a Elizondo Barragán que a su contrincante particularmente al preguntar cuál se considera el más honesto, inteligente y con mayor capacidad para gobernar.

Pero además de la simpatía partidista, conocimiento y evaluación de los candidatos, existen otros factores que influyen en las personas al decidir cómo votar. Una de ellas es el desempeño de los gobernantes que les afectan: el presidente panista Felipe Calderón y el gobernante saliente Natividad González Parás, del PRI.

El gobernador obtiene buena aprobación a su desempeño (71%), aunque no tan alta como el presidente (84%). La calificación a sus respectivos gobiernos va en el mismo sentido, 7.4 al priísta y 8.1 al panista.

Los factores que afectaron negativamente la percepción sobre el gobernador Natividad González Parás fueron la inseguridad, desempleo y crisis económica y lo que la población consideró sus principales errores: no combatir la inseguridad, corrupción y narcotráfico. Estos factores parecen haber tenido más peso que los aciertos: la obra pública, obras viales y el Paseo Santa Lucía.

Por último hay que destacar que la intención de voto todavía puede variar dada la distancia a las elecciones y que 36% afirmó que todavía puede cambiar su voto a otro candidato. También es importante mencionar que si bien 69% consideró que los resultados proporcionados por la Comisión Estatal Electoral de Nuevo León serán confiables, aún existe un 25% que opinó lo contrario

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *