PAN, PRI y PRD discuten frente a Universitarios, que oso

Los líderes nacionales del PRI, PAN y PRD, Beatriz Paredes, Germán Martínez y Jesús Ortega, respectivamente, se enfrascaron en una serie de descalificaciones ante miles de estudiantes universitarios de todo el país que, en cambio, les exigieron congruencia, concordia y credibilidad.

Durante la conferencia plenaria “Partidos Políticos y Políticas Públicas”, de ESPACIO 2009 que organiza Televisa, los dirigentes expusieron su forma de ver y hacer política y la necesidad de acuerdos tras las campañas políticas pero sus intervenciones fueron desacreditadas entre ellos mismos.

Los dirigentes usaron las posiciones que esgrimieron sus compañeros de panel en torno al empleo, a la crisis económica, el cobro de impuestos, el derechos de la mujer, la inseguridad y el narcotráfico para lanzar sus críticas, minimizar acciones y argumentar a favor.

La única coincidencia entre los dirigentes partidistas fue la disposición para que todos los partidos políticos nacionales sean sujetos obligados por el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública Gubernamental (IFAI) para transparentar el origen y destino de sus recursos.

Con la periodista Denise Maerker, como moderadora, el panista Martínez abrió la sesión.

Subrayó que no se debe temer al debate el cual empieza durante precampañas y sigue en campañas, que es necesario para contrastar los pareceres y el rumbo que quiere cada partido para el país.

“Hay momentos para el acuerdo, pero necesitamos debatir, hay momentos para el debate y lo que se decida el voto ciudadano en las urnas eso debe respetase y ahí termina el debate…”, argumentó.

Entonces la priista Paredes advirtió que el problema de los debates es que pueden convertirse en un instrumento retórico y asentó que es importante exponer ideas y que cuando se acusa a alguien se presenten pruebas y se acuda a las autoridades. Demandó no usar el tema del crimen organizado como “una cortina de humo para no discutir lo que verdaderamente afecta al país”.

“El tipo de argumentaciones y falacias se expresen en las campañas lo que genera es una enorme desconfianza de los ciudadanos…. No sólo tiene consecuencias durante la construcción de la gobernabilidad, sino sobre todo tiene una consecuencia más seria que es el enorme desencanto”, dijo.

En su primera intervención, el perredista Jesús Ortega subrayó que la política es una forma de evitar la guerra y exigió frente a sus homólogos reivindicar la política, evitar “confrontaciones estériles”.

Pero de inmediato Germán Martínez insistió en que los partidos son gobierno en algunos lugares y oposición en otros, por lo que se deben contrastar sus propuestas de cara a los ciudadanos y demandó a los políticos no simular.

“En el PAN podemos tener errores en nuestros gobiernos pero al final no simulamos a dónde queremos llevar al país, queremos un gobierno comprometido con la modernización del país”.

Enseguida Ortega subrayó que más allá del desprestigio los ciudadanos esperan de los partidos aportaciones para resolver sus problemas y que si hay partidos o políticos que no contribuyen a mejorar la calidd de vida de la sociedad entonces “no cumplen con su responsabilidad”.

Paredes aludió directo al panista. Dijo que “a Germán le encanta que haya contraste…”, pero aclaró que el foro era un espacio para que los partidos trataran de comunicarse con las nuevas generaciones y luego simplemente soltó:

“Tengo mi dosis de desprestigio, aunque no tengo cola que me pisen, ¿se fijan? No hay cola que me pisen, en ese sentido me parece es que digan las cosas y hagan otras. No sabemos comunicarnos. Usamos ideas abstractas”.

En la primera ronda de preguntas de los estudiantes Martínez Casares insistió en que la rivalidad termina en las urnas y que tras el resultado los partidos deben comenzar a construir acuerdos y subrayó que después del 2006 el PAN ha alcanzado acuerdos con PRI y PRD.

Habló del empleo y dijo que sin seguridad es difícil generar fuentes laborales. Destacó el proyecto de infraestructura del gobierno federal y las acciones para mitigar las acciones de la crisis económica; “quien diga que en México se resuelve la crisis miente y simula”.

De inmediato Paredes asentó que los jóvenes están preocupados por las estrategias de desarrollo regional, “porque habiendo tanto dinero en el gobierno de Fox por excedentes no se detonó el desarrollo social y se impulsaron empleos duraderos y no sólo de la obra pública y que no tiene que ver con ese segmento social… Este país cada vez que se ha polarizado ha perdido”.

“Ustedes no merecen que en un juego por ganar votos empecemos a jugar de nuevo a la polarización. No vengo a sacar votos de ustedes, pido que escuchen a los candidatos y propuestas y tomen decisiones. Después de la contienda con campañas de odio construir acuerdos de gobernabilidad es más difícil”, subrayó.

Luego indicó que como mujer y feminista, de pensamientos liberales y a favor de la pluralidad, “ojalá los moralistas de ultraderecha que inciden en decisiones de algunos partidos políticos no hagan que se olvide que somos un México plural donde tiene que haber derecho de que las mujeres decidan sobre sus cuerpos, que los homosexuales tengan espacios políticos y todo el respeto a la libertad de expresión”.

Pero entonces Jesús Ortega demandó congruencia en lo que se dice y se hace. Citó que en Jalisco el congreso local puso a debate un proyecto de ley para permitir a las mujeres decidir sobre su cuerpo, no solo por ser violadas o ultrajadas, pero que al final PRI y PAN la rechazaron.

“No se trata de venir a hacerse simpático sino de venir a demostrar congruencia entre lo que se dice y lo que se hace. Congruencia, esa es la palabra clave para reivindicar a la política”, dijo y advirtió después que en México los ricos no pagan impuestos.

Censuró el cobro del IETU, del ISAN, del Impuesto al Salario, y la falta de cobro del Impuesto Sobre la Renta a los grandes empresarios y destacó que en México hay 44 millones de pobres y que 14 millones viven con un dólar diario.

“¿Esa situación de nuestro país viene el exterior, de Marte, de Europa o de EU?, claro que hay circunstancias externas pero también hay circunstancias endógenas que hacen que la crisis de EU se convierta en pulmonía en México y que haya desempleo principalmente en los universitarios”, dijo.

Germán Martínez advirtió que el político “que viene a hablar mal de los impuestos está simulando… para acortar la brecha de desigualdad se necesitan impuestos, de los impuestos vive la UNAM, el IPN, las enfermeras, el seguir social, todos los maestros que tienen y dan educación pública, gratuita, laica y obligatoria en México”, argumentó.

Luego sostuvo que el PRD aprobó el IETU. De inmediato Ortega respondió que no era verdad. Los estudiantes gritaron “concordia, concordia” y la sesión concluyó

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *