PAN no queria certidumbre en el campo

El presidente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Cruz López Aguilar, acusó al Partido Acción Nacional (PAN) de usar el poder para poner obstáculos al ejercicio de los programas y presupuestos del campo.

“Los funcionarios han desaprovechado su oportunidad de gobernar y ha prevalecido la ignorancia, su falta de compromiso social, sus prejuicios históricos y su ánimo de venganza por el reparto agrario”, sostuvo el dirigente en el marco de una ceremonia para conmemorar el 90 aniversario luctuoso de Emiliano Zapata.

“Como descendientes de los hacendados que son, piensan que fueron despojados, pues jamás van a reconocer que los indígenas y los campesinos fueron los dueños originales de las tierras y que el reparto fue un acto de justicia elemental”.

En el acto efectuado en la exhacienda de Chinameca, Morelos, donde en 1919 fue asesinado Zapata, Cruz López se pronunció por una alianza de los representantes populares en la próxima legislatura de la Cámara de Diputados, a fin de reivindicar las causas populares.

Luego de participar en una cabalgata junto con legisladores y líderes de otras centrales agraristas, el cenecista aseguró que la vigencia de Emiliano Zapata pone en evidencia los errores actuales y obliga a combatir al modelo neoliberal por depredador e injusto.

Pidió trabajar juntos para impulsar la Ley Reglamentaria del Artículo 25 Constitucional, por rescatar la Ley de Planeación para la Seguridad y la Soberanía Alimentaria y Nutricional, además de construir una agenda del campo que corrija, complete y estructure la legislación de los campesinos y los trabajadores del país.

Porque, dijo, “quienes gobiernan consideran a los campesinos, a los trabajadores y a las organizaciones sociales como enemigos. Prefieren el individualismo. En su ideología, los esfuerzos comunitarios se contraponen al éxito, la concentración de tierras la exhiben como requisito indispensable para logar la rentabilidad, ven a los sectores sociales únicamente como proveedores de materia prima y mano de obra barata”.

Esta visión, agregó, condena a los pobres al destino manifiesto de la indigencia, pues “en esencia, los que gobiernan, recogen las ideas porfiristas y suspiran por las grandes extensiones de las haciendas.

Cruz López Aguilar denunció la concentración del ingreso, la depredación; la competencia desleal, el apropiamiento por parte de empresas comercializadoras trasnacionales del acopio, venta y transformación de las cosechas del campo.

Manifestó que a las organizaciones campesinas se les tacha de “catastrofistas” sólo por resaltar la importancia de voltear los ojos a los productores rurales y campesinos ante la inminencia de poner en riesgo la alimentación del pueblo.

El líder de la CNC explicó que desarrollar las capacidades de las familias rurales y de los trabajadores fue una de las preocupaciones obsesivas del general Emiliano Zapata, por lo que convertirlas en realidad sería una forma genuina de honrar su memoria.

Por eso, afirmó, las organizaciones campesinas y de trabajadores deben ser capaces de operar servicios financieros y de administración de riesgos, promover el aprovechamiento cabal de los recursos naturales, establecer fundaciones promotoras del bienestar y el mejoramiento de la calidad de vida y generar una red empresarial con millones de empresas para darle sustancia a la economía social

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *