Francia apoya a Mexico pero… ¿Mexico apoyara al Mundo?

El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, afirmó que el mundo espera más de México y, tras refrendar su apoyo para que México tenga más relevancia en organismos internacionales, advirtió que además de derechos, ello también incluye deberes: el precio de la sangre de los soldados, que deben ser enviados a otros países cuando se necesite para preservar la paz.

El mandatario francés planteó en el Senado una nueva alianza entre México y su país, basada en cinco grandes ejes.

Recordó el debate por la participación de México en operaciones de mantenimiento de la paz.

Dijo respetar la soberanía, pero alentó a seguir la reflexión sobre el tema, “porque el mundo necesita a México cuya contribución puede revestir diferentes formas”.

Rememoró que Francia tiene una plaza en el Consejo de Seguridad de la ONU, pero además de derechos, también se tienen deberes: la sangre de los soldados; consideró que una gran nación debe enviar a sus soldados a otros lugares para garantizar la paz en los rincones del mundo.

Más allá, consideró que su país y México deben adoptar una actitud “reformista” y unirse para construir una nueva gobernabilidad internacional.

Durante su discurso en la tribuna del Senado, como parte de la sesión solemne organizada para recibirlo, Sarkozy hizo alusión a los cinco “soles”, metáfora utilizada para referirse a “la nueva alianza” que desea instaurar entre ambos países, es decir los vínculos entre México y su país, símbolo utilizado -dijo- también por el escritor mexicano Carlos Fuentes.

Desde su punto de vista, dijo que no se pueden resolver los problemas actuales con instituciones del siglo 20.

Nadie puede poner una sola visión del mundo, dijo.

Recordó el apoyo que ha brindado a México, como cuando propuso hacerlo socio estratégico de la Unión Europea, cuando fue presidente de ese conjunto de países en el Viejo Continente, e integrante del G-8 como parte de los países emergentes.

Reconoció que México tiene sus decisiones soberanas y dijo compartir avance en su camino.

Al referirse a la crisis económica, mencionó que se tiene que regresar a los valores de la economía de mercado; estos valores se han abandonado -dijo- por la codicia de un pequeño grupo, lo que genera desempleo, por lo que propuso a México trabajar junto con Francia por estos cambios.

El mandatario francés arribó en punto de las 12:45 a la sede del Senado junto con su esposa Carla Bruni, y su comitiva, como invitado especial para la sesión solemne de este lunes.

Su esposa y comitiva ocuparon lugares en el pleno del Senado, mientras él compartió el escaño a un lado del presidente del Senado, Gustavo Madero (PAN).

Desde ahí, en su mensaje reconoció el papel de México contra el calentamiento global -en materia de medio ambiente, el “segundo sol”- y al recordar que somos el único país del mundo con mar propio, el mar de Cortés, afectado por el cambio climático, propuso crear un observador en esas costas.

El presidente francés se refirió al “tercer sol de la alianza” como la migración. Al igual que en Europa dijo estar a favor de favorecer la migración legal, pero luchar contra la “clandestina”.

En ese sentido, propuso que México y Francia intercambien sus experiencias, con participación de académicos.

En el “cuarto sol” dedicado a la seguridad, brindó un homenaje al presidente Felipe Calderón, quien ha emprendido una lucha contra el narcotráfico.

Le externó su apoyo y dijo que ceder sería rendirse.

La criminalidad se combate, aseveró, aunque se necesita tiempo y paciencia. La espera, reconoció, podría mandar señales de que no se hace lo adecuado.

En este capítulo, el mandatario francés lamentó la muerte en México de dos de sus compatriotas, entre ellos el científico Christopher Augur, quien fue asaltado luego de abandonar el aeropuerto capitalino y privado de la vida.

Aseguró que estos crímenes no los alejan de México.

“Nos comprometen a su lado para luchar juntos contra los criminales”.

Como “quinto sol”, el presidente francés hizo alusión a la fuerza de la cultura entre ambas naciones.

Antes, visiblemente nervioso, el presidente del Senado, Gustavo Madero, destacó en su tuno al micrófono la relación entre ambos países.

El legislador panista hizo una ligera pausa durante la lectura de su mensaje, para después continuar su alocución.

Dijo que la presencia de Sarkozy es muestra de aumentar el vínculo entre Europa y América Latina.

Agradeció que los países del G-8 vean a México como un actor activo y con peso propio para tomar decisiones.

Al final de la sesión, el mandatario francés abandonó la vieja casona de Xicoténcatl, con su comitiva, para continuar con su agenda de actividades como parte de la visita de Estado

Technorati Profile

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *