Cartel del Golfo – Los zetas (SE BUSCAN)

La presente investigaci√≥n es con la finalidad de darle conocer a lector, una s√≠ntesis sobre la organizaci√≥n criminal de los “Zetas” denominada as√≠ por los miembros de esta organizaci√≥n, dicho “apodo” les fue puesto en relaci√≥n a como este grupo organizado se comunica entre si, esto es mediante claves, que por obvias razones lo hacen para no dar a conocer sus nombres.

Empero cuanto conocemos de este grupo de sicarios, que es lo que se sabe, en esta investigaci√≥n tratamos de dar a conocer a al lector lo referente de esta poderosa organizaci√≥n y hasta donde llega su poder. Los “Zetas” que pertenecen al un grupo de sicarios que trabaja para el Cartel de Golfo, es muy poco conocido, nadie hasta hoy sabe cuantos miembros integra, en esta s√≠ntesis de investigaci√≥n tratamos de dar a conocer como esta banda de la delincuencia organizada inicia y como llego a tener tanto poder en la actualidad. Los “Zetas es una organizaci√≥n que se encuentra integrada principalmente por ex ‚??militares de alta capacidad en armamento y entrenados por soldados extranjeros, quines le instruyeron en el conocimiento de log√≠stica, armamento, artes marciales, seguridad, asalto y toma de edificios etc

Asimismo tratamos tambi√©n en una parte de la investigaci√≥n el como se planeaba el rescate de Osiel C√°rdenas Guillen jefe del Cartel del Golfo, y otros integrantes del penal de m√°xima seguridad de Almoloya de Ju√°rez, de alta peligrosidad, esto mediante helic√≥pteros de alta tecnolog√≠a, y en cual se pensaba tomar por asalto el penal con la finalidad tratando de liberar como se dijo antes a los mas peligrosos delincuentes recluidos en ese penal de Almoloya de Ju√°rez, entre estos a Daniel Arizmendi alias “El mochaorejas”, a uno de los Hermanos Arellano F√©lix, entre otros. Dicho plan fue frustrado tras la detenci√≥n del presunto l√≠der los “Zetas” a quien se le conoce como el mote del “Kelin”. Sin esto suceso hubiese llevado a cabo plan de asalto.

2. EL PODER DE LOS “ZETAS”

Los “Zetas”; muchos de nosotros o al menos lo que radicamos en M√©xico, cuantas veces hemos o√≠do hablar de los “Zetas”, que los “Zetas” est√°n de tras, que los “Zetas” fueron probablemente los responsables, que los “Zetas” atacaron de nuevo, etc. pero en realidad ¬Ņquienes son los “Zetas”?, ¬ŅC√≥mo inician?, ¬ŅCu√°les son sus actividades principales?, probablemente la gente com√ļn como nosotros los hemos escuchado por televisi√≥n, visto en noticias a trav√©s de los peri√≥dicos a nivel nacional, y muy poco se sabe de ellos o casi nada.

Para dar un punto de partida, a lo anterior empezaremos por decir que los “Zetas” son un grupo criminal, de sicarios , bajo la direcci√≥n del Cartel de Golfo, y pagados por Osiel C√°rdenas Guillen actualmente preso en la prisi√≥n de M√°xima Seguridad de Almoloya de Ju√°rez, dicho grupo es el encargado de ejecutar los trabajos designados por el Cartel del Golfo, brindando desde protecci√≥n hasta la ejecuci√≥n de asesinatos y desapariciones de los enemigos del Cartel, y el cual representan los “Zetas”. Este grupo criminal se distinguen por algo que los hace muy peligroso y especiales, y esto es as√≠ ya que no suelen ser delincuentes que surgieron de las calles, o fueron reclutados por el Cartel de la noche a la ma√Īana. Es por ello que nuestra investigaci√≥n trataremos de analizar el porque hace de este grupo es unos de los mas peligrosos de M√©xico.

Empero, cuando inicia realmente este grupo radical y violento de criminales, es muy poco lo que se conoce de ellos cuando sale en televisi√≥n o peri√≥dicos, este grupo, por lo general, act√ļa a trav√©s de la violencia, como su etiqueta de presentaci√≥n, este grupo es el encargado de ejecutar los trabajos que le son encomendados, y que notoriamente lo hace de forma muy violenta. Este grupo entre sus m√ļltiples operaciones tiene las siguientes:

a). Protección y Extorsión. (principal lucro que percibe)

b). Ejecución de Asesinatos de personas (Enemigos y políticos)

c). Custodia y traslado de drogas.

d). Operaciones de seguridad para sus miembros.

En realidad los “Zetas” se iniciaron cuando el Cartel del Golfo les triplico lo que les pagaban en su empleo anterior, un ejemplo de ello si percib√≠an ingresos anuales por 50,000 cincuenta mil d√≥lares al a√Īo, el Cartel les triplico la cantidad no en forma anual sino mensual, o hasta diariamente. Tienen una vida mejor que en la de su empleo anterior, y lo mejor en gran parte son due√Īos de su propia industria del crimen y solo prestando sus servicios al Cartel de Osiel C√°rdenas Guillen. Lo m√°s sorprendente de esto, es que anteriormente eran enemigos y combat√≠an a los que hoy son sus jefes y sus organizaciones. Si, estamos hablando de que los “Zetas” son un grupo de criminales conformado en su mayor√≠a por ex-militares, no solo de rangos superiores y unos medios sino de un grupo alta capacidad de entrenamiento militar, en operaciones de log√≠stica, armamento sofisticado, tecnolog√≠a, quienes recibieron entrenamiento de gobiernos extranjeros como en Estados Unidos, Isarael, Egipto entre otros. Para conocerlos un poco m√°s eh aqu√≠ un ejemplo de lo que este grupo de sicarios y ex militares sabe y fue entrenado:

“son capaces de despliegues r√°pidos por tierra, mar y aire, de hacer operaciones de emboscada, de realizar incursiones, de organizar patrullas. Son francotiradores especializados. Pueden asaltar edificios y realizar operaciones aerom√≥viles y de b√ļsqueda y rescate de rehenes, poseen armas del uso exclusivo de las fuerzas especiales, que ninguna otra unidad militar posee, como las pistolas HKP-7 y los fusiles G-3, a los que se les puede incorporar lanzagranadas .203, poseen ametralladoras M-16, el fusil MGL, la ametralladora 5-A calibre 5.56, la cual fue usada por primera vez por elementos de la GAFE en 1994 en Chiapas en contra del EZLN. Cada uno de ellos lleva una mini-ametralladora SAW 5.5 con capacidad de 700 tiros, con un fusil R√©mington 700 para francotirador y una bazuca LAW sudafricana que usa el tubo antitanque”.

Esto solo es el inicio de nuestra investigaci√≥n, en cuanto a este grupo de los “Zetas”. Los entrenamientos de este grupo de ex militares fueron realizados en el extranjero en donde aprendieron todos estos conocimientos y que como se dijo antes ante la mala vida de los militares en M√©xico, deciden vender sus conocimientos y servicios al Grupo del Cartel del Golfo.

Para darnos una idea de lo anterior este grupo de ex militares pertenec√≠a al Grupo Aerom√≥viles de Fuerzas Especiales del Ej√©rcito Mexicano (Gafes), una unidad de √©lite entrenada en la Escuela de las Am√©ricas. Nadie sabe cu√°ntos cambiaron de bando, pero seg√ļn un informe del Ej√©rcito estadounidense fueron al menos un centenar. El Gobierno de M√©xico ha reconocido que s√≥lo en el Distrito Federal “los Zetas”, cuentan con 200 hombres con entrenamiento militar.

Seg√ļn se cuenta en hechos ver√≠dicos, en los Estados Unidos de Am√©rica se ubica una Escuela llamada “Las Am√©rica” donde entrenaban y se manten√≠an reuniones de ex alumnos, los dictadores y torturadores m√°s notorios de la historia compartir√≠an sus an√©cdotas con narcotraficantes. Esta academia militar estadounidense fue fundada en 1946 en Panam√° para entrenar a los mejores oficiales latinoamericanos con el objetivo de “ayudar a la democratizaci√≥n” de la zona. Nada m√°s lejos de la realidad.

Entre los graduados m√°s famosos de esta escuela de golpistas est√°n el dictador de Panam√° Manuel Antonio Noriega, el dictador boliviano Hugo Banzer, el creador de los escuadrones de la muerte de El Salvador, Roberto d’Aubuisson, o el dictador argentino Leopoldo Galtieri.

En 1984, la Escuela de las Américas fue trasladada a Estados Unidos, a Fort Benning (Georgia), donde hoy sigue en funcionamiento a pesar de las numerosas críticas que piden su cierre. En sus casi seis décadas de historia, más de 60.000 militares latinoamericanos han pasado por esta universidad de la contraguerrilla.

All√≠ tambi√©n estudiaron “los Zetas”, el grupo de sicarios m√°s violento y peligroso de la historia del narcotr√°fico: un comando de operaciones especiales del Ej√©rcito mexicano que pas√≥ de combatir a los narcos en la frontera a trabajar para ellos. Era mucho m√°s rentable.

Estos ex -militares y ahora miembros de una peligrosa banda de la delincuencia organizada pertenecían anteriormente al Grupo Aeromóviles de Fuerzas Especiales del Ejército Mexicano (Gafes), una unidad de élite entrenada en la Escuela de las Américas. Y que a la postre se convertirían en sicarios del Cartel del Golfo. Vieron pues que era un negocio más rentable que los ingresos y la poca comodidad que les ofrecía el ejército mexicano en sus filas.

Son pues estos desertores quienes integran la organizaci√≥n criminal de los “Zetas”, y que como observamos, no son delincuentes reclutados de las calles, ni mucho menos preparados por los Carteles, los “Zetas” son por ello considerados lo mas violentos criminales y mas astutos que han existido en M√©xico, y si observamos del porque, son por la capacidad de burlar la seguridad y combatir al Gobierno de manera mas astuta e inteligente.

Dentro de la historia de esta banda se le conoce como los “Zetas” y esto de a que por razones logicas las comunicaci√≥n que se ejerce entre ellos es con al finalidad de mantener oculto sus nombres (no por algo son ex militares estudiados por ej√©rcitos extranjeros). Seg√ļn el grado corresponde la letra “Z”, seguida de un n√ļmero del 1 al 10 para los grados superior y mando medio del numero 11 once en delante y para los mandos inferiores. Un ejemplo de esto seria lo siguiente: “Zeta-uno” (Comandante), “Zeta-cinco” (Sub-Oficial), “Zeta-dos” (Sub-comandante)”. Y as√≠ sucesivamente de acorde al grado que tengan dentro de la organizaci√≥n del grado con que se identifiquen como ex ‚??militares. Cabe ser menci√≥n de que solo los mandos superiores se comunican entre si, los mandos inferiores no conocen a los superiores y sus operaciones de menos importancia las delegan a terceros.

.

3, LA TRANSICI√?N DE LOS “ZETAS”

La de Los “Zetas” no es la historia cl√°sica de una privatizaci√≥n de la industria de la protecci√≥n. Los “Zetas” no pasaron de ejercer la protecci√≥n desde instancias p√ļblicas a hacerlo de manera privada. Su trayectoria vital ha sido bastante m√°s compleja. Tampoco puede decirse que Los “Zetas” hayan sido unos narcos en sentido estricto. Aunque realizaron algunas transacciones con drogas por cuenta propia, su funci√≥n dentro de una organizaci√≥n empresarial de drogas no era la de comprar y vender sustancias ilegales. S√≥lo su acceso f√°cil a la mercanc√≠a les permit√≠a realizar operaciones de escala menor. Pero su desconocimiento de grandes clientes y proveedores, de la infraestructura en general, les impidi√≥ convertirse en una empresa aut√≥noma de drogas, unos narcos en toda regla.

Los “Zetas” fueron, sobre todo, una cooperativa de la violencia. En principio prestaban sus servicios al estado. Formaron parte de los grupos especializados del ej√©rcito. Entre 1999 y 2000, en diversas tandas, cambiaron de cliente y pasaron a vender sus servicios a un empresario privado de drogas, Osiel C√°rdenas Guill√©n.

En otras palabras, privatizaron su clientela. No había muchas diferencias entre el tipo de servicios que prestaron primero para el estado y más tarde para Cárdenas Guillén.

En lo que se refiere al n√ļcleo principal del negocio de la empresa de C√°rdenas Guill√©n, su tarea se limita a intimidar, y en su caso asesinar, a deudores y minimizar las deserciones dentro de la propia organizaci√≥n. Pero los l√≠mites de la violencia nunca son tan estrictos y tambi√©n ejecutaban su violencia en √°mbitos no puramente empresariales, aunque siempre a cuenta de C√°rdenas Guill√©n.

4. INTEGRANTES DE LOS “ZETAS”

Una de las interrogantes que hacemos es saber, como se integra esta organizaci√≥n criminal. Un estudio llevado a cabo por las autoridades federales e inteligencia militar se√Īala que los “Zetas” operan y se integran en tres grupos siendo estos los siguientes:

Los Halcones, cuyos integrantes se dedican a dar pitazos, a vigilar las zonas de distribución, son grupos de inteligencia primaria dentro de la estructura, de los que tan sólo en Matamoros se detectaron 80, con radiotransmisores.

Las Ventanas, menores de 14 a 16 a√Īos, que operan en las zonas donde se ubican las narcotiendas, que se trasladan en bicicleta y que “con sus chiflidos indican la presencia de autoridades o de personas sospechosas”.

Direcci√≥n, integrado por alrededor de 20 sujetos expertos en comunicaciones, “se encargan de interceptar llamadas, de dar seguimiento, de identificar veh√≠culos” e incluso cuando es necesario operan como un “comando negro” que realizan secuestros y ejecuciones”.

Grupo que se encuentra como lo vemos conformado por no solo cuenta con la experiencia de expertos ex ‚??militares sino tambi√©n con gente externa que les ayuda a realizar sus operaciones y cuidado de sus negocios sobre todo de los Cartel para el cual trabajan.

De acuerdo a investigaciones hechas por inteligencia militar y la Sub-Procuradur√≠a de la Delincuencia Organizada originalmente los “Zetas” se integraban con los siguientes nombres y ex militares todos ellos:

Arturo Guzm√°n Decena, soldado de infanter√≠a, experto militar en combate y entrenado por militares y paramilitares israel√≠es; como todo soldado era mal pagado, sin incentivos, sobreexplotado con jornadas muy largas y sin remuneraciones. A los 41 a√Īos decide darse de baja en el Ej√©rcito en 1998. Testigo fiel de la corrupci√≥n de los mandos militares ante el poderoso capo.

Libre ya, la misión de Guzmán Decena era reclutar a otros expertos militares para formar el brazo fuerte y armado del Cártel del Golfo y con un primer encargo, acabar con Los Chachos, grupo que busca posicionarse en Ciudad Miguel Alemán, Nuevo Laredo, Matamoros y Reynosa. Guzmán Decena se llevó con él a integrantes de los Batallones de Infantería 15, 70, del 15 Regimiento de Caballería Motorizado, de los Fusileros Paracaidistas.

As√≠ quedo integrado el grupo de Los Zetas: Arturo Guzm√°n Decena, Heriberto Lazcano, alias Lazca o Verdugo, ex polic√≠a, y ha sido se√Īalado como el responsable del asesinato del periodista Francisco Ortiz Franco, coeditor del semanario Zeta, por el mismo rotativo. Efra√≠n Teodoro Torres, alias “El Efra”; √?scar Guerrero Silva, alias “El Winnie Pooh”, quien cay√≥ muerto tras un enfrentamiento con militares; Lu√≠s Alberto Guerrero Reyes, experto del 70 Batall√≥n de Infanter√≠a; Jes√ļs Enrique Rej√≥n, alias “El Mamito”, ex gafe experto en el manejo de explosivos y reconocido francotirador; Mateo D√≠az L√≥pez, experto en operaciones en la Sierra; Jorge L√≥pez, alias “El Chuta”, especializado en artes marciales, explosivos y t√°cticas de emboscada; Sergio Enrique Ruiz Tlapanco, alias “El Tlapa”, especializado en operaciones en la Sierra; Ernesto Zatar√≠n Beliz, alias “El Traca”, especializado en interceptar telecomunicaciones y frecuencias de radio; Eduardo Estrada Gonz√°lez; Flavio M√©ndez Santiago, alias “El Amarillo”; Prisciliano Ibarra Yepis; Rogelio Guerra Ram√≠rez, alias “El Guerra”; Miguel √Āngel Soto Parra; Galindo Mellado Cruz, alias “Mellado”; Gonzalo Ceresano Escribano, alias “El Cuije”; Daniel Enrique M√°rquez Aguilar, alias “El Chocotorro”.

Todos ellos integrantes de los “Zetas” y que como tal tienen su clave propia de “Z” y como observamos cada uno especializado en alguna rama militar y entrenados por fuerzas castrenses extranjeras, de ah√≠ la peligrosidad de los “Zetas”. Y como lo hab√≠amos anticipado no so gente del √°mbito com√ļn o delincuentes formados en la calle. Son m√°s que un delincuente com√ļn.

5. LAS OPERACIONES MAS IMPORTANTES DE LOS “ZETAS”

La operaciones de la cuales hablaremos son un resumen de las importantes y que llevaron a los “Zetas” a ser la organizaci√≥n criminal mas poderosa de sicarios al servicio del Cartel de Osiel C√°rdenas Guillen. El √©xito y prestigio de los “Zetas” se da a conocer con las actividades como prestadores de servicios de violencia y que les abri√≥ muchas puertas.

Un ejemplo de ello fue el asesinato de siete miembros de una banda rival en abril de 2003 fue el anuncio más espectacular en el sentido comercial de expandir su mensaje de protección, su imagen de protectores de gran alcance capaces de ejercer la violencia de la cual se afirman protectores.

Otro ejemplo fue con los clientes, de algunos negocios o bandas rivales del narcotr√°fico que no respetaron su celebridad, fueron secuestrados e incluso asesinados.

En febrero de 2003, una discusión entre miembros de Los Zetas y Los Texas sin relación con sus respectivas actividades económicas termina en un tiroteo. Los Zetas abandonan el lugar de los hechos protegidos por elementos de la Policía Municipal.

Comenzaron por vender protecci√≥n en actividades notoriamente ilegales, como la venta de drogas o el contrabando, y continuaron en rubros cuya catalogaci√≥n legal es cuanto menos difusa, como las salas de masajes y los bares, sometidos a cuantiosos y jugosos controles. El √ļltimo paso ha sido el m√°s reciente la venta de protecci√≥n a negocios legales, en especial los vendedores de autos. La inmovilidad f√≠sica de los negocios facilita su trabajo. Los hace presas f√°ciles para las represalias.

Uno de los datos importantes y lo mas curioso de ello, si es aqu√≠ se le puede decir es que un d√≠a los “Zetas” pretend√≠an suceder a Osiel C√°rdenas Guillen cuando este fue encarcelado en la prisi√≥n federal de m√°xima seguridad de Almoloya de Ju√°rez, el problema que se dio es que no pudieron suceder a C√°rdenas Guill√©n en la empresa simplemente porque desconoc√≠an los mecanismos b√°sicos de su operaci√≥n. El trono de C√°rdenas Guill√©n en la industria de las drogas, y es curioso porque a pesar de ser una organizaci√≥n disciplinada y compuesta en su mayor√≠a por ex ‚??militares con capacidades que ya observamos, no hayan logrado el trono del Capo mas peligroso de la Organizaci√≥n del Cartel.

Los “Zetas” pueden asimilarse a primera vista a la extorsi√≥n, pero va m√°s all√° y representa un servicio en toda regla para sus clientes. Los libera del acoso de los peque√Īos delincuentes, y tambi√©n de los polic√≠as, en un mundo en el que los derechos de propiedad est√°n muy d√©bilmente protegidos por las autoridades p√ļblicas.

Los “Zetas” hab√≠an estado al servicio de C√°rdenas Guill√©n hab√≠an operado en muchas localidades de dicho estado y con particular intensidad en Matamoros. Matamoros era considera la sede central de la empresa de C√°rdenas Guill√©n. Y fue la ciudad que dio carta de naturaleza al nacimiento de Los “Zetas” con ese nombre.

Pero no pasar√≠a tiempo en todo en el que l√≠der principal de los “Zetas” en un lujoso restaurante fue asesinado Guzm√°n Decena en noviembre de 2002, ante ellos y despu√©s de tal suceso los “Zetas” se fortalecieron mas y como dato hist√≥rico los “Zetas” despu√©s de tres meses apostaron una corona f√ļnebre y cuatro arreglos florales con la leyenda “Te llevaremos siempre en el coraz√≥n: de tu familia de Los Zetas”. En su momento, las ofrendas fueron retiradas por militares y polic√≠as federales, no precisamente con respeto sino pate√°ndolas.

Por cierto el apelativo deriva del propio Guzm√°n Decena, identificado como “Z-1”, en una derivaci√≥n de la jerga policial en la que la letra “zeta” asociada a un n√ļmero se traduce por el comandante.

Los “Zetas” no son personas ajenas a los medios de comunicaci√≥n al ser noticia cuando trabajan, para los “Zetas” los medios de comunicaci√≥n tiene una ventaja sustancial para una empresa privada de la protecci√≥n. Ayuda a expandir su prestigio como organismo encargado de la protecci√≥n.

Los medios de comunicaci√≥n, en la persecuci√≥n de la noticia, act√ļan como veh√≠culos para la emisi√≥n de su propaganda empresarial, y adem√°s de manera gratuita. Agrandan su imagen de protectores eficaces de los cuales ning√ļn potencial cliente puede sustraerse. Despu√©s de leer en la prensa o de o√≠r en la radio la aplicaci√≥n masiva de la violencia que ejecutan Los Zetas, es dif√≠cil que alg√ļn cliente visitado por √©stos tenga la intenci√≥n de plantarles cara y negarse a pagar las cuotas requeridas.

6. FORMA DE TRABAJAR DE LOS “ZETAS”

A continuaci√≥n observaremos la forma del como los “Zetas” llevan a cabo sus trabajos y la forma en que estos se organizan para su mejor cumplimiento siendo pues estas la formas de operar:

1.- Normalmente usan ametralladora AK-47 (cuerno de chivo). Disparan numerosas ocasiones y a veces sólo logran de un solo tiro asesinar a sus victimas sin necesidad de realizar varios disparos;

2.- Nunca lo hacen tan cerca;

3.- El hombre que empu√Ī√≥ el arma es de mucha experiencia para disparar. No cualquier puede controlar con eficacia el retroceso de una pistola calibre 3.80. Su sangre fr√≠a le impidi√≥ el nerviosismo y dio oportunidad a disparar lo que consider√≥ esencial. A pesar de que el cargador del arma es, m√≠nimo de ocho cartuchos, simplemente utilizan los que consideran necesarios. Por eso se les considera inteligentes;

4.- También está la forma de ejecución. Normalmente éstas se realizan alcanzando a la víctima en auto, atravesándole el carro por enfrente y se bajan para disparar con ametralladora;

5.- Otras veces lo hacen de carro a carro;

6.- En algunas ocasiones cuando la víctima sale de su casa o negocio. También al entrar o en camino;

7.- Se acostumbra igualmente a secuestrar. El llamado levantón. Lo llevan a cierto lugar. Le torturan y matan, para después terminar tirado en un despoblado paraje;

8.- Para no dejar huella, tal y como lo hicieron los pistoleros de los Arellano Félix en varios casos, deshicieron a sus víctimas en ácido;

Este método tan preciso quiere decir que son personas muy organizadas las que realizaron la ejecución.

Dentro de nuestra investigaci√≥n que realice sobre este grupo criminal muy bien organizado, un periodista tuvo a bien enviarme por correo el mensaje que le dejo un miembro de los “Zetas” y que a continuaci√≥n detallo para esta investigaci√≥n, esto con la finalidad de observar hasta donde llega el poder de esta banda criminal

7. Asunto: La rebanada del pastel

Hace dos semanas lleg√≥ al buz√≥n de La Voz del Soldado una amplia misiva firmada por “zetadiez2001”, en la que detallaba los porqu√©s miembros de los Grupos Aerom√≥viles de Fuerzas Especiales del Ej√©rcito se hab√≠an pasado al otro lado de la ley para vender sus conocimientos y aptitudes a las diversas organizaciones del narcotr√°fico en M√©xico.

Precisamente a pasar de 2001, estos miembros del Ej√©rcito, conocidos como GAFES, se presentaron en sociedad haci√©ndose llamar “Los Zetas”. Ahora, una nueva comunicaci√≥n de la misma fuente es recibida por esta columna el pasado d√≠a 20, en la que “zetadiez2001” dice que,

“como siempre le escribo con el m√≠nimo de tiempo. Hace unos d√≠as se llev√≥ a cabo un acontecimiento de regular importancia en la ciudad de Matamoros, digo de regular importancia, ya que conociendo nosotros m√°s de cerca el tema, le dir√© que El Kel√≠n si bien significaba un escal√≥n importante, no es determinante que para que nosotros no sigamos trabajando”.

A principios del presente mes, la Procuradur√≠a General de la Rep√ļblica arrest√≥ en Matamoros, Tamaulipas a 15 presuntos integrantes del c√°rtel del Golfo, entre ellos a El Kel√≠n, de quien se dijo entonces era el principal jefe de Los Zetas que intent√≥ rescatar del penal de La Palma a Osiel C√°rdenas Guill√©n y fuera identificado como Rogelio Gonz√°lez Piza√Īa.

“El Secretario de la Defensa hace pronunciamientos como si hubiera destruido nuestro grupo, pero no hay nada m√°s falso, como falso es que el ya mencionado Kel√≠n sea el que nos comanda. Ahora ya est√° un miembro m√°s al mando de tan descuidado lugar”.

Un juez federal decret√≥ el pasado d√≠a 7 auto de formal prisi√≥n en contra de Gonz√°lez Piza√Īa, despu√©s que la PGR lo consignara por los delitos de delincuencia organizada, delitos contra la salud y evasi√≥n de presos agravado.

De acuerdo con la dependencia, El Kelín tenía el control del penal de Santa Adelaida, en Matamoros, Tamaulipas, por lo que presuntamente propició la evasión de cuatro miembros del cártel del Golfo.

El Kel√≠n era considerado por la polic√≠a y el Ej√©rcito como el brazo ejecutor de Osiel C√°rdenas. Su detenci√≥n es considerada por ambas instancias como un “fuerte golpe”, al igual que el arresto en Michoac√°n de Carlos Rosales Mendoza, detenido por el Ej√©rcito el 24 de octubre.

“Que tenga en cuenta la Secretar√≠a de la Defensa, que √ļnicamente prob√≥ una rebanada muy peque√Īa del pastel, y que recuerde que todos ans√≠an la cereza del mismo y que para que √©l sobre todo la pueda disfrutar, le puede costar la vida. Me despido de usted, agradeci√©ndole nuevamente su atenci√≥n”.

No se sabe si puede ser cierto o no lo dicho, pero independientemente de esto, es factible considerar que esta organizaci√≥n criminal no es un grupo del “mont√≥n” de los delincuentes del cual es presa M√©xico y otro pa√≠ses, el estado como tal debe brindar la seguridad que se requiere y no seguir siendo victima de estas organizaciones criminales.

8. EL PODERIO DE LOS “ZETAS”

“Los Zetas” visten de negro, conducen coches blindados y disparan con MP5, unos fusiles de asalto alemanes m√°s dif√≠ciles de encontrar en el mercado negro que los habituales “cuernos de chivo” AK-47. “Los Zetas” tienen lanzagranadas, metralladoras de 50 mil√≠metros, misiles tierra-aire e incluso han llegado a utilizar helic√≥pteros en algunos de sus golpes m√°s sonados. En los √ļltimos dos a√Īos, han matado a m√°s de 100 personas. Los desertores originales han ampliado su ej√©rcito. Reclutan a j√≥venes de entre 15 y 18 a√Īos, “los Zetitas”, y les adiestran en las t√°cticas militares.

“Los Zetas” est√°n a sueldo de Osiel C√°rdenas, el jefe del c√°rtel del Golfo. Esta organizaci√≥n, la segunda m√°s importante del narcotr√°fico mexicano, no pasa por su mejor momento.

Al igual que sus enemigos del c√°rtel de Ju√°rez, los narcos del Golfo est√°n en plena guerra interna. Hace dos a√Īos, la justicia mexicana consigui√≥ detener a Osiel C√°rdenas, que hoy cumple una larga condena en el penal de La Palma, en M√©xico DF. Desde esta c√°rcel de m√°xima seguridad, C√°rdenas sigue al frente de la organizaci√≥n, aunque algunos de sus lugartenientes hoy van por libre.

La Palma pasa por ser la c√°rcel m√°s segura de M√©xico, lo que no es decir mucho. All√≠ cumplen condena los narcos m√°s peligrosos “el Mochaorejas”, el l√≠der de una temida banda de secuestradores entre otros delincuentes de alta peligrosidad.

Hace unos meses, a mediados de enero, el ej√©rcito tuvo que tomar al asalto el penal para recuperar el control de una prisi√≥n donde son los prisioneros los que mandan. C√°rdenas junto con sus socios ‚??los jefes del c√°rtel de Tijuana, los hermanos Francisco y Benjam√≠n Arellano F√©lix hab√≠an puesto en marcha una huelga de hambre que deriv√≥ en un mot√≠n.

El ej√©rcito despleg√≥ 18 tanques en el per√≠metro de la prisi√≥n. Tem√≠an que “los Zetas” asaltasen el penal para liberar a su general. Despu√©s se supo que Osiel C√°rdenas, gracias a generosos sobornos, despachaba hasta doce horas al d√≠a con sus “abogados” y se mov√≠a con total libertad por la prisi√≥n, a pesar de que deber√≠a estar recluido en la zona de m√°xima seguridad. Ten√≠a un televisor de plasma en su celda y un tel√©fono m√≥vil. Tampoco le faltaban mujeres, alcohol o coca√≠na.

9. EL COMANDO NEGRO Y EL PLAN P√ĀRA LIBERAR A OSIEL CARDENAS GUIELLEN

Desde que Osiel C√°rdenas est√° en la c√°rcel, “los Zetas” han ideado mil planes para rescatarle. El m√°s atrevido de ellos, que inclu√≠a el uso de dos helic√≥pteros y varios lanzagranadas, para tomar por asalto el penal de M√°xima de Seguridad de Almoloya de Ju√°rez, dicho plan inclu√≠a la liberaci√≥n de Osiel C√°rdenas Guillen, Daniel Arizmendi alias “El Mocha Orejas”, uno de los hermanos Arrellano F√©lix entre peligrosos delincuentes, empero a unos dos d√≠as de que sucediera, la misi√≥n fue abortada con la detenci√≥n del jefe de este ej√©rcito narco. Rogelio Gonz√°lez Piza√Īa, “el Kel√≠n”, fue atrapado a finales del pasado mes de octubre en el table-dance “La Covacha”, un prost√≠bulo en Nuevo Laredo. Ante ellos los “Zetas” desistieron del plan de rescate. Una vez enterado el Gobierno Federal de esto, implemento y tomo el control nuevamente del penal federal, donde iban a ser rescatados estos delincuentes de alta peligrosidad

Ante la detenci√≥n del l√≠der los “Zetas” el “Kelin”, no se llevo a cabo el plan, que por cierto hablando de este √ļltimo dicen que su detenci√≥n fue gracias a que alguien le traicion√≥, la versi√≥n oficial cuenta que “El Kel√≠n” tuvo la mala suerte de encontrarse con una patrulla de la polic√≠a a la salida del antro. En la balacera, muri√≥ un agente federal. Los narcos iban armados con ametralladoras y granadas de mano. Empero no fue obst√°culo para la detenci√≥n de tan peligroso “Zeta”.

Adem√°s de detener a “el Kel√≠n” y varios de sus hombres, la polic√≠a encarcel√≥ a 22 teiboleras ‚??bailarinas de strip tease. Al d√≠a siguiente, tras una manifestaci√≥n popular, las liberaron. Desde que pararon los pies a su l√≠der, “los Zetas” est√°n dirigidos por un grupo de √©lite al que llaman “el comando negro”, a√ļn m√°s sanguinario. En los √ļltimos meses, han asesinado a narcos rivales, periodistas, pol√≠ticos, polic√≠as y militares en decenas de asaltos.

La atomizaci√≥n de los grandes c√°rteles mexicanos y sus guerras internas ha tra√≠do a√ļn m√°s violencia a la frontera m√°s caliente del planeta, la l√≠nea que separa Estados Unidos de M√©xico. Antes, en tiempos de “El se√Īor de los cielos”, Amado Carrillo, los narcos segu√≠an un c√≥digo de honor. Se respetaba a las mujeres o ni√Īos y no se asesinaba a la familia del rival. Pero hoy se muere y se mata por un simple mal gesto.

Pero para mala fortuna de nuestro pa√≠s “Los Zetas”, aun con su jefe en la c√°rcel, han diversificado el negocio y ahora tambi√©n se dedican a los secuestros.

Tanto es el, poder de esta organizaci√≥n criminal que el fiscal general en Houston, Texas, dijo que Los “Zetas”, con su disciplina militar, potente arsenal y amplia capacidad de vigilancia, son hoy el grupo m√°s peligroso que opera dentro y fuera del territorio de los EE.UU.

No cabe duda que los “Zetas”, aprovecharon al m√°ximo su entrenamiento militar y para la mala fortuna de M√©xico su Gobierno no los supo aprovechar en su beneficio para combatir a los Carteles del narcotr√°fico. En cambio estos √ļltimos si aprovecharon la oportunidad de brindarles una vida mejor pagando sus servicios como mejor los convengan a este grupo de sicarios.

“Las fuerzas armadas est√°n obligadas por la Constituci√≥n a defender la integridad, la independencia y la soberan√≠a de la naci√≥n; a garantizar la seguridad interior, y a auxiliar a la poblaci√≥n civil en caso de desastre”

Technorati Profile

7 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *